viernes, agosto 15, 2008

Trauma e identidad: Macarena Gelman.

Una esperanza en el caso Gelman

La Justicia uruguaya desarchivó la investigación sobre la desaparición de María Claudia García de Gelman en función de nuevos elementos aportados por Macarena, la hija que recuperó su identidad tras más de veinte años de búsqueda de sus abuelos.

Para más detalles, ver Pág 12, Argentina
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-109734-2008-08-15.html


Los padres biológicos de Macarena Gelman, Claudia García de Gelman y su esposo, Marcelo Gelman, secuestrados y desaparecidos

Su hija macarena aun convive con su madre adoptiva, viuda del comisario que la adoptó.



Foto de TELAM

2 Comments:

At 1:42 a.m., Anonymous Anónimo said...

Martita,

Tu no para...? Como puedes trabajar tanto y mantener gente y redes informadas... ? Hay un Profesor de la UNEB, Bahia, que esta encantado con el volumen de noticias, informes acerca de América Latina.... Te escribirá pronto.
Besos

 
At 9:52 a.m., Blogger Marta R. Zabaleta said...

Querida, mi muy querida Vanessa:
No puedes imaginarte, tal vez, como se siente una, saltando de la cama para atender a las noticias de la recreación de la Guerra Fría-según The Guardian-, y encontrarse con tus cuatro mensajes.
Pequeñas lágrimas luchan por salir en mis ojos. GRACIAS!!!!
En especial esto es significativo, para mi, porque fuiste la creadora de toda esta nueva actividad mía en el Internet,te acuerdas?, y a tu entusiasmo y apoyo en gran aprte se la debo.
Es como que la 'globalizacion' ha superado en mi casa las fronteras de mi exilio en este país, y siento que cada pequeño esfuerzo que hemos hecho juntas, con personas como tú, tu madre y tu esposo, queridos colegas los tres, no ha sido en vano.
Bienvenido pues, será tu colega de la Universidad de Bahia, y, como complemento a tus bellas palabras, irá en cuanto me desayune, un regalo extra para tí, con mis mejores deseos para tu pronta y total recuperación.
Muchos abrazos, amiga, colega, hermana, Dra Vanessa Cavalcanti.
Tú traes la luz.
Siempre contigo,Marta.

 

Publicar un comentario

<< Home