sábado, marzo 21, 2009

AMERICA LATINA: solidaridad directa con Nicaragua



Mujeres en la resistencia

Jacinto Suárez, el papelón del Patriara.

Solidaridad directa con el 'enemigo' en Nicaragua: las mujeres qua mujeres.

Por Sara Lovera y Lidia Vilalta

México, marzo (SEMlac).- Las feministas de América Latina y el Caribe hicieron en este XI Encuentro Feminista, un reconocimiento público a la lucha de sus colegas nicaragüenses, por la campaña de hostigamiento y persecución política que están enfrentando en su país.
Este posicionamiento público, realizado en la capital mexicana, pretende contribuir, además, a la protección de las compañeras que están siendo atacadas, perseguidas y sometidas a procesos penales, campañas de difamación, linchamiento e intentos de clausurar sus organizaciones.
El comunicado, firmado por representantes de mujeres y grupos feministas de Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Puerto Rico, México, Perú, Bolivia y Brasil, señala su "rechazo enérgico a que se negocie con los derechos de las mujeres" y hace un "llamamiento a las izquierdas del continente a que sean congruentes y respetuosas con las luchas por la justicia y la igualdad, que se ha cobrado la vida de millones de personas", entre ellas muchas luchadoras feministas.
Antes de comenzar la plenaria del segundo día, la enorme delegación de mujeres nicaragüenses, presentes en el evento, tomó el estrado para plantear su lucha y anunciar su mesa de debate para la tarde. Pero, además, consiguió generar otras discusiones intensas en mesas que no estaban planificadas en el programa. Una de ellas ha durado dos días y se ha dedicado a analizar qué papel deben jugar las feministas ante los partidos de izquierda que gobiernan en Latinoamérica.
Lo ocurrido en Nicaragua, por tanto, no sólo ha impactado a las feministas de ese país, sino que ha generado otros debates en este encuentro sobre el significado de lo que es la izquierda gobernante, sobre los pactos que los partidos de izquierda están haciendo con los grupos más conservadores en varios países y sobre las prácticas autoritarias al interior de los movimientos que se consideran progresistas.

La solidaridad con Nicaragua llegó hasta el punto de constituirse también una comisión de seis delegadas -cuatro nicaragüenses, una guatemalteca y una uruguaya- para presentar una dura carta de denuncia ante los delegados del Foro de Saô Paulo, que agrupa a los partidos de la izquierda latinoamericana y están reunidos por estos días en la capital mexicana, para preparar su encuentro de finales de marzo.

Marusia López, del Espacio feminista mexicano, facilitó el contacto. El delegado del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Jacinto Suárez, consideró inadmisible atender a la delegación de feministas, pues para él era como recibir a la contra. Rompió la carta y salió de la sala.
Carlos Fonseca, el otro delegado nicaragüense, no se encontraba presente. Las representantes de la Comisión, cuando nos informaron de la situación, no indicaron cuál fue el debate que se había generado con el resto de los delegados, casi todos hombres, pues se fueron.
Sí manifestaron que "los partidos de izquierda llegan al poder por el empuje y los deseos de transformación de los movimientos sociales y de las feministas" y, por tanto, "podemos estar ahí para hacer críticas, porque tenemos mucho que decir".


0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home