jueves, febrero 07, 2013

PINTURA de Violeta Parra y POESIA de Maria Rosa Serdio





INSTANTES

Tenía un minuto, tal vez dos. Y pensó en alargarlos lo más posible, en echarles calor, en esperar a que se elevasen sobre el silencio de la tarde.
Se ajustó los ojos de ver lejos y se asomó a sí misma.
La certeza estalló justo en la calle.
Y no tardó en ver cada milagro.
En la espesura de la ausencia, tras los cristales empañados, reconoció que era cierto.
Entonces se volvió y abrió la noche.
Solo era un minuto y era todo.

María Rosa Serdio

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home