lunes, diciembre 09, 2013

GLOBAL: MUTILACION GENITAL FEMENIA




Mutilación genital femenina, una forma extrema de violencia
Desde la Redacción de SEMIAC

Unos 140 millones de mujeres y niñas sufren en la actualidad las consecuencias de la mutilación genital femenina, según informes del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)
Aunque no es el único lugar del mundo donde se practica, África es el continente donde más ocurre: se calcula que allí hay 92 millones de mujeres y niñas de más de 10 años que han sido objeto de ese tipo de violencia. Cada año, unos tres millones de niñas en esa región corren el riesgo de sufrirla.
En la mayoría de los casos se practica en la infancia, en algún momento entre la lactancia y los 15 años.
Considerada una forma extrema de discriminación y de violación de los derechos humanos de mujeres y niñas, esta práctica comprende todos los procedimientos que, de forma intencional y por motivos no médicos, alteran o lesionan los órganos genitales femeninos.
Además de constituir una violación de los derechos de las niñas, sus mayores víctimas, la mutilación genital femenina viola los derechos a la salud, la seguridad y la integridad física, a no ser sometida a torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes, y el derecho a la vida, en los casos en que el procedimiento acaba produciendo la muerte.
Estos procedimientos pueden resultar muy dañinos, producir hemorragias graves y problemas urinarios, y también pueden ocasionar la formación de quistes, infecciones, infertilidad, complicaciones del parto y aumento del riesgo de muerte del recién nacido, alertan especialistas.
Una serie de factores culturales, religiosos y sociales, a nivel familiar y comunitario, sostienen este proceder, amparado en la tradición. Sin embargo, en 1997, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó una declaración conjunta con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) contra la práctica de la mutilación genital femenina.
A esa le han seguido otras declaraciones en 2006 y 2008, ante la recurrencia de esa práctica y la tendencia creciente a la participación en su ejecución de personal con formación médica.
Ello ha llevado a que la OMS inste repetidamente a profesionales sanitarios a que se abstengan de realizar esos procedimientos.
De acuerdo con encuestas realizadas en los 29 países de África y Oriente Medio donde persiste la mutilación, actualmente las niñas tienen menos probabilidades de sufrir esta violación de los derechos humanos que 30 años atrás.
Igualmente se reporta que el apoyo a la mutilación genital femenina está disminuyendo incluso en países donde su incidencia se considera casi universal, como Egipto y Sudán. No obstante, más de 125 millones de niñas y mujeres vivas hoy día han sido sometidas a dicha práctica y 30 millones de niñas corren el riesgo de padecerla.
 
NOTA BENE: en este artículo faltó decir que esta práctica también existe en Europa (por ejemplo, en el Reino Unido), y también en America Latina( como por ejemplo, en Brasil).
 Dra. Marta R. Zabaleta
Londres

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home