lunes, marzo 30, 2015

Cuba: Estereotipos sexistas también alcanzan a las personas mayores





Cuba: Estereotipos sexistas también alcanzan a las personas mayores
Por Dixie Edith
(dixiedith@gmail.com)
La Habana, agosto (SEMlac).- Tristeza, discapacidad, enfermedad y soledad suelen estar presentes, en alguna medida, en las múltiples representaciones de las personas mayores que muestran los medios de comunicación cubanos, coincidieron especialistas en el tema reunidos esta semana en La Habana.
Igualmente, "abunda la imagen del abuelo con la bolsa para hacer mandados y la abuela redondita, de espejuelos, meciéndose en un sillón, cosiendo, o preparando algún postre para nietos o nietas", comentó la psicóloga Teresa Orosa, presidenta de la Cátedra del Adulto Mayor, de la Universidad de La Habana, en el taller Imagen de la vejez en los medios de comunicación, desarrollado en ese centro de estudios.
Para Orosa, múltiples estereotipos están presentes en la representación social de las personas que suman más de 60 años en la isla.
Se les suele personificar como ancianas o ancianos conservadores, desfasados de las tecnologías, con mal humor o tendencia a la tristeza, completaron en un ejercicio de construcción colectiva especialistas participantes de la cita, convocada Cátedra del Adulto Mayor y la Unidad de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades del Ministerio de Salud Pública (Minsap).
"En los casos en que se les muestra como personas activas, casi siempre están en función de otros integrantes del núcleo familiar y no desarrollando intereses propios", precisó Orosa.
"Esa imagen tiene mucho que ver con elementos presentes en nuestra cultura y no ayuda que el discurso público de diversas instituciones de país hable sistemáticamente de la necesidad de 'enfrentar' el envejecimiento de la población, como si esa coyuntura demográfica fuera el enemigo", reflexionó con SEMlac la doctora Alina Alfonso León, del Centro de Estudios Demográficos (Cedem), también presente en el encuentro.
Sin dudas, el tema exige un análisis urgente en una sociedad con 18,3 por ciento de habitantes que rebasan las seis décadas de vida, según datos de último Censo Nacional de Población y Viviendas levantado en 2012.
En apenas dos décadas, Cuba será el país más encanecido de América Latina. El grupo de población que más crecerá es el de los adultos mayores y, entre ellos, el de las mujeres de más 75 años, alertó en el taller Juan Carlos Alfonso Fraga, director del Centro de Estudios de Población y Desarrollo (CEPDE), de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).
Asistentes al encuentro reconocieron que, más allá de la edad, las imágenes siguen siendo muy sexistas: los hombres asociados al espacio público, en roles de proveedores o reuniéndose con amigos también varones; mientras las mujeres en actividades asociadas al cuidado y el trabajo doméstico.
"Igualmente se representa la vejez desde posiciones muy homogéneas, sin reconocer la diversidad que puede haber en esas generaciones. Las imágenes de los medios de comunicación, sobre todo de la televisión, suelen ser además muy urbanas, incluso muy capitalinas", apuntó la doctora Alfonso.
"La sexualidad también está sujeta a representaciones encasilladas cuando se trata de las personas mayores. La mayoría de las veces nos representan como absolutamente asexuados", agregó el doctor Antonio Martínez Fuentes, antropólogo recientemente jubilado de sus actividades como profesor de la Facultad de Biología de la Universidad de La Habana.
En otros casos, "a los hombres se les identifica con los 'viejitos verdes' de los chistes sexuales, con esposas a las que no les interesa para nada el sexo", apuntó Orosa.
"Necesitamos una estrategia de comunicación para contribuir a transformar la imagen de las personas adultas mayores en Cuba, pero también una de promoción de salud que enseñe cómo envejecer con calidad de vida", opinó la doctora Beatriz Rodríguez, del Minsap.
"Estamos abogando por la formación de políticas públicas que respondan a un entorno activo y a la inclusión de las personas mayores en las redes sociales, en aras de una estrategia comunicacional más eficaz sobre el envejecimiento y la vejez, y para que los medios de comunicación aborden el tema como una etapa de la vida que puede ser activa y saludable", agregó Rodríguez.
"Para aprender a envejecer, el adulto mayor debe aprender a ser mujer y hombre mayor de esta época y no solamente abuelo y abuela. Reconocer que ser mayor es mucho más que ser abuelo y aprender a construir y defender espacios y proyectos propios", precisó Orosa.

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home