viernes, junio 19, 2015

Poema de Silvia Cuevas-Morales



A veces,
se desmoronan las paredes,
se derrumba el techo,
los grifos no paran de gotear.
Las puertas se atrancan,...
las ventanas se sellan,
te cortan la luz,
el teléfono,
el gas.

Pero a veces
-si abres bien los ojos-
vislumbras por una rendija
un fino rayo de sol.
Escuchas una voz amiga,
coges una mano extendida,
y te das cuenta
que todavía falta tiempo,
para tu hora final.

Silvia Cuevas-Morales

 

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home