El vicepresidente electo de Estados Unidos, Mike Pence, fue a ver Hamilton, un exitoso espectáculo neoyorquino de Broadway, que celebra la diversidad y la contribución de los inmigrantes a la sociedad. Cuando finalizó, los actores señalaron la presencia del político y leyeron un comunicado a toda la audiencia.
El protagonista de la obra, Brandon Victor Dixon, agradeció la presencia de Pence y luego agregó: "Señor, nosotros somos los Estados Unidos de la diversidad, alarmados y ansiosos porque vuestra próxima administración no nos proteja, ni a nuestro planeta, ni a nuestros hijos ni a nuestros padres o defienda nuestros derechos inalienables".
Acto seguido, el teatro se convulsionó. Abucheos y gritos contra las políticas de Donald Trump se mezclaron con las consignas de sus simpatizantes. 
"Esperamos que este espectáculo le haya inspirado a mantener nuestros valores estadounidenses y a trabajar en la representación de todos", añadió el actor.
Hamilton, una obra que cosecha 11 premios Tony, cuenta la historia del nacimiento de Estados Unidos y hace énfasis en la idea de que es un “país de migrantes”, con actores blancos e hispanos que dan vida a Alexander Hamilton, George Washington y otros próceres estadounidenses.
Mike Pence, ex gobernador de Indiana, ya había generado polémica cuando fue elegido por Trump como compañero de fórmula por tratarse de una figura ultraconservadora, que abiertamente critica el matrimonio igualitario. Como gobernador, aprobó una ley que permitía que los dueños de negocios actuaran conforme a sus principios religiosos, por lo que tendrían la libertad de negar atención o servicios a gays y lesbianas.
El presidente electo condenó los hechos desde su tuiter: “Nuestro magnífico vicepresidente Mike Pence fue acosado anoche en el teatro por el elenco de Hamilton, delante de las cámaras. íEso no debería suceder!".