sábado, enero 06, 2018

Las alfombras rojas se tiñen de negro contra el acoso sexual “Esta vez la industria no puede esperar que vayamos y posemos”, advierte Eva Longoria, en vísperas de los Globos de Oro



Jessica Chastain, en el festival de cine de Palm Springs.
Jessica Chastain, en el festival de cine de Palm Springs. WireImage
El primer día de 2018 culminaba un proceso que llevaba meses gestándose más o menos en secreto entre las bambalinas de Hollywood. Una llamada a la unión y a la acción entre actrices, productoras y directoras empezó a generarse desde que el artículo de The New York Times a principios de octubre dejara al descubierto los abusos sexuales perpetrados durante años por Harvey Weinstein. Una comunidad de mujeres de la industria se fue formando y el 1 de enero salió a la luz bajo el nombre y el eslogan Time's Up, con cuatro ejes centrales e iniciales: crear un fondo económico (que lleva ya más de 14 millones de dólares recaudados, 11,63 millones de euros) para ayudar a todas las víctimas de abusos, legislar para proteger a las víctimas, alcanzar la igualdad en los puestos de mando antes de 2020 y una petición de que las mujeres vistan de negro en los Globos de Oro.
Esta última iniciativa se conoció días antes y recibió críticas incluso desde dentro de la industria, encabezadas por Rose McGowan que acabó borrando su tuit. Pero esas voces discordantes están ahora silenciadas tras la unión de más de 300 mujeres de la industria. El mensaje que buscan transmitir desde Time’s Upes tan fuerte que los estilistas de Hollywood han adelantado que el “todo al negro” en la alfombra roja lo secundarán la mayoría de hombres y mujeres en el pistoletazo de salida de la temporada de premios. “Es primordial que se siga la etiqueta del negro”, dice Andrew Gelwicks, estilista de estrellas. “Estamos en un momento histórico. No se me ocurre un mejor lugar que los Globos de Oro”, añade. Jessica Chastain, por ejemplo, ya lo ha usado en el Festival de Palm Springs.
“Una muestra de solidaridad en una gala de premios es una pequeña parte”, dice Reese Witherspoon, una de las mujeres que puso en marcha esta iniciativa. Esta actriz también fue de las primeras en quejarse en 2015 de la mani cam —mostrar la manicura a las cámaras— y exigir que los periodistas le preguntaran algo más allá del diseñador de su traje en las alfombras rojas. “Esto es en realidad una muestra de que las mujeres estamos muy unidas, siempre lo hemos estado, y de que defendemos a aquellos que no pueden decir lo que piensan”, agrega Witherspoon. “Este es un momento de solidaridad, no un momento de moda”, explicó Eva Longoria, otra de las actrices parte de Time's Up, sobre el dress code en los Globos de Oro en la madrugada de mañana. “Durante años hemos vendido estos premios como mujeres, con nuestros vestidos y colores, con glamour. Esta vez la industria no puede esperar que vayamos y posemos”, afirma Longoria. Desde el movimiento #AskHerMore, lanzado por The Representation Project en 2015, las alfombras rojas demostraron que podían ser lugares de protesta con un gran eco mediático. Ahora esta nueva revolución nace al calor de otro movimiento online, el #MeToo, y los dos estarán unidos por primera vez mañana en los Globo de Oro. “En lugar de preguntarnos de quién vamos vestidas, nos preguntarán por qué vamos de negro. Estamos usando la plataforma y nuestras voces para decir que podemos cambiar esta ideología y destruir el sexismo que enseña a los hombres que las mujeres son inferiores”, sentencia Longoria.
Reese Witherspoon, Jennifer Aniston y Shonda Rhimes, que se han sumado a la iniciativa de vestir de negro.
Reese Witherspoon, Jennifer Aniston y Shonda Rhimes, que se han sumado a la iniciativa de vestir de negro. AP
Pero el #AskHerMore no significa “no le preguntes”, como explica Jennifer Siebel Newsom, fundadora de The Representation Project. Se puede seguir hablando de moda en estos eventos que no dejan de ser también una pasarela para las grandes firmas. “La moda no desprecia a las mujeres, nuestra cultura lo hace. Pero no podemos centrarnos solo en la moda”, asegura. En la alfombra de los Globos, dicen que habrá más espacio para desplegar la creatividad en accesorios. Una firma que quizá no se vea será la de Marchesa, de Georgina Chapman, la exmujer de Harvey Weinstein, tocada tras el escándalo al descubrirse que el productor obligaba a sus actrices a usarla.

2 Comments:

At 2:32 p.m., Blogger lourdes uranga said...

Me visto de negro

 
At 3:34 p.m., Blogger Marta Raquel Zabaleta said...

BRAVO!!!

 

Publicar un comentario

<< Home