viernes, abril 20, 2018

ARGENTINA:: por el aborto legal, seguro y gratuito




Image may contain: text
Desde la Red de Psicólogxs Feministas, por más que tal vez se pueda deducir al leerse nuestro nombre, queremos hacer explícita nuestra postura en torno al debate sobre el aborto legal:

En primera instancia, consideramos de una perversidad poco inocente el buscar correr el foco del debate, acá no se está debatiendo "aborto sí/aborto no". Ésta es una falsa disyuntiva que busca tornar un debate político en una cuestión de opiniones personales y morales. No, se trata de Salud Pública, soberanía sobre nuestros cuerpos y rol del Estado.

La única persona que debe tomar la decisión sobre la continuidad o interrupción del embarazo, es aquella gestante, lo que se debate es si el Estado va a garantizar las mejores condiciones humana, administrativa y hospitalariamente posibles para respetar esa decisión o si, como hasta ahora, la misma puede transformarse en una sentencia de muerte debido a la clandestinidad del procedimiento. Querer crear dos bandos en torno a vida/muerte, consideramos que no es casual y al buscar desviar el foco se fomenta la toma de decisiones desde una emocionalidad que poco tiene que ver con lo que realmente se debate.

Obligar a las personas gestantes que desean interrumpir su embarazo, a continuar con el mismo, considerando todo (lo bueno y lo malo) que rodea el proceso de embarazo, es violencia. No cabe a tercerxs decidir cómo se continúa ese proceso, si se decide criar a la persona que nazca, darla en adopción, proponer una crianza colectiva o por el contrario interrumpir el embarazo. Las justificaciones para la continuidad de la clandestinidad que tienen como base contrapropuestas como un fomento para la adopción no sólo corren el eje sino que parecen profundamente desarraigadas de la realidad social nacional en torno a estos procesos.

Por otro lado, consideramos que si bien es un punto fundamental el atravesamiento de las realidades socioeconómicas en torno a este tema, donde las diversas posibilidades monetarias hacen una gran diferencia en cuanto a la salubridad del procedimiento de interrupción clandestina, nos parece que la prioridad es la soberanía de nuestros cuerpos. Una persona gestante pobre no debe tener garantizado el derecho al aborto POR ser pobre, sino porque es autónoma, soberana y dueña de su cuerpo.

Contemplar las condiciones socioeconómicas, así como otras, por supuesto complejiza y enriquece el debate. Desenmascarar las hipocresías de quienes votan en contra de la ILE o se denominan objetores de conciencia, pero luego realizan abortos en la clandestinidad es también fundamental. Pero no podemos pensar que aquellxs con menores posibilidades económicas tienen derechos sólo por esto, sino como dijimos anteriormente porque ante todo esa persona merece ser libre y decidir sobre su vida y su cuerpo.

Aquí no se le está pidiendo opinión al Estado, se está exigiendo que ante las decisiones personales como seres autónomxs y soberanxs, éste garantice las condiciones necesarias para que mujeres e identidades diversas dejemos de ser ciudadanxs de segunda.

Queremos rescatar ante todo, el valor incalculable que tiene el hecho de que este debate se haya instalado en la sociedad. Nos encontramos en nuestros consultorios con personas que por primera vez pueden compartir experiencias de interrupción voluntaria del embarazo, vivirlo de otra manera, saber que no están solxs. Esto tiene valor en cuanto posibilita resignificar una experiencia pasada, muchas veces vivida en soledad, en cuanto entabla nuevos diálogos y permite elaborar distintos sentimientos asociados a decisiones que se tomaron bajo determinadas circunstancias que hoy van cambiando, destrabar secretos familiares y releer historias pasadas.

Vaya nuestro reconocimiento a activistas, socorristas y toda aquella persona que hasta la fecha viene luchando por el aborto legal, viviendo en primera persona las consecuencias de la clandestinidad y garantizando de manera colectiva el derecho a decidir de las personas gestantes.

Consideramos que es de vital importancia que se fomente, financie y actualice la ESI, la existencia de métodos anticonceptivos diversos en todos los hospitales y la capacitación y sensibilización del personal de Salud. Invitamos a otrxs profesionales de la Salud Mental en tanto entendemos la importancia de nuestros roles, a sumarse a la campaña y manifiesto por el #abortolegalseguroygratuito.

Hoy y siempre, Educación Sexual, anticonceptivos y aborto legal para decidir y ser profundamente libres.

Red de Psicólogxs Feministas
Abril 2018

#RPF #ILE #IVE #Aborto #Abortolegal #Abortolegalseguroygratuito #Pañuelazo #Vivasnosqueremos #Sinabortolegalnohayniunamenos

- Agradecemos a Lucila Perini por nuestro hermoso logo apañuelado -
Image may contain: text

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home