lunes, abril 30, 2018

EL FUTBOL Y LOS MILITARES EN ARGENTINA:el cáncer de la corrupcion

El Pato Fillol develó que durante la dictadura Lacoste lo amenazó de muerte
"Los militares usaron nuestro triunfo para seguir secuestrando" ( y recien vino  a dasre cuenta????)
 
 
El campeón del Mundial 1978 contó en un programa de televisión que "cuando cayeron los militares y empezamos a enterarnos del horror, comencé a tener miedo". También reveló que Carlos Lacoste lo amenazó para que firmara contrato con River: "Te hago desaparecer en 30 segundos y no te van a encontrar nunca más". La pase mal, recordó el ex arquero.
El ex arquero de la Selección Argentina campeona del Mundial 78, Ubaldo Matildo "Pato" Fillol, relató anoche una estremecedora historia personal que vivió en los años posteriores a la obtención de ese título, que ilustra sobre la amplia injerencia que los militares tenían en el fútbol en esa época. "Era mi mejor momento. Ya eramos campeones del mundo, la gente te pregunta por el penal, la vuelta olímpica, el gol y yo la pasé mal", comenzó a contar anoche el campeón del mundo de Argentina 1978 y mundialista en Alemania 1974 y España 1982.

Fillol contó que fue amenazado de muerte en la oficina de un amigo del genocida Emilio Massera. "Había un militar que hacía y deshacía dentro de su ámbito y se metió en el tema del contrato mío con River. Yo iba a cerrar contrato, estábamos hablando y se metió él. Me cito un día, primero sacó la pistola, la puso arriba de la mesa y me dice: 'firmá el contrato porque yo si quiero, vos desapareces en 30 segundos y no te encuentran nunca más`", reconstruyó el ex arquero, al borde del llanto durante el programa Podemos Hablar.

Se refería al vicealmirante Carlos Alberto Lacoste, el hombre que ejercía el poder en la AFA, y que se desempeñaba como director del Ente Autártico Mundial en 1978 y manejaba los fondos a pedido de Massera.
Fillol contó que se había tomado las cosas con incredulidad. "Yo era pibe, me reía, no le tenía miedo a nada. Pero tiempo más tarde, cuando cayeron los militares y empezamos a enterarnos del horror, comencé a tener miedo", repasó. Pero la historia no terminó ahí.​ "Un día viene mi viejo a casa... Lo habían golpeado. Era obviamente esa banda de hijos de puta que me estaba presionando", dijo.

En ese sentido, envió un mensaje a los organismos de Derechos Humanos que por esa época luchaban para encontrar a sus hijos y nietos, mientras la Argentina entera celebraba obtención de la copa del mundo. "Le queremos pedir perdón a las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayo porque los militares usaron nuestro triunfo para seguir secuestrando", subrayó a casi 40 años del mundial.

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home