lunes, diciembre 31, 2018

ARGENTINA-Le prohíben a una familia nombrar al hombre que mató a su hija porque "dañan su imagen" Se llama JOSE MANUEL ZERDA.



Mercedes mantiene viva la historia de su hermana y trabaja contra la violencia de género. Izq.: el asesino al que no se puede mencionar. Foto: familia Zambrano

Se llama JOSE MANUEL ZERDA.
Una medida insolita sábado 29 diciembre, 2018
Le prohíben a una familia nombrar al hombre que mató a su hija porque "dañan su imagen" 

El femicida fue condenado en el año 2009 por el crimen de Marisel Zambrano, asesinada a golpes delante de su hija de 9 meses en Jujuy. Como cumplió la pena a cinco años de cárcel, una jueza aceptó su reclamo. Nadia Galan / Leonardo Nieva Memoria. 
 Noticias Relacionadas Todas somos Lucía: miles de mujeres marcharon pidiendo justicia Registraron un femicidio cada 29 horas en los últimos tres años en Argentina Se registraron 3.000 femicidios en un año en toda Latinoamérica Fue condenado en 2009 a cinco años de prisión por el crimen de su ex pareja Adriana Marisel Zambrano. 
A los dos años y medio recuperó la libertad. Los Zambrano lucharon para lograr la tenencia de la hija que tuvo la víctima con su ex, que solo tenía 9 meses cuando se produjo el homicidio, pero J.Z. fue más allá y accionó legalmente contra la familia de la víctima para que no lo nombren más bajo el argumento de que “dañan su imagen”. Y lo insólito es que la Justicia jujeña se lo otorgó. Hoy está prófugo porque su actual pareja lo denunció por violencia de género. Mercedes levanta la imagen de su hermana en cada movilización donde se visibilice la violencia contra la mujer. Es una de las caras visibles del largo camino de lucha que tuvieron que atravesar tras el crimen de Marisel, tanto por la causa en sí misma como para lograr la tenencia de su sobrina, que recién obtuvieron definitivamente en septiembre de 2017. Sin embargo, la lucha continúa porque el homicida de Marisel les puso una medida cautelar para que no lo mencionen, por eso en esta nota se lo identificará con sus iniciales. “Con esta resolución sentí impotencia y bronca porque el tipo nunca cumplió la condena efectiva, y ahora todavía tiene el tupé de hacerse la víctima. De todas maneras en todas las actividades se nombra el caso de mi hermana, sé que su muerte no fue en vano”, asegura Mercedes. Morir por ser mujer: por qué no bajan las cifras de femicidios Según explica a PERFIL el abogado de la familia de la víctima, Luis Ugarte, el femicida presentó una cautelar tras distintas publicaciones en medios que “él consideraba ofensivas para su persona”. “Sorpresivamente la jueza hace lugar a la medida. 

Pido el levantamiento de la cautelar y hago el descargo diciendo que no hay nada de ofensivo si nos basamos en lo objetivo de que hubo una condena. Estaremos de acuerdo o no en que sea homicidio preterintecional, pero en definitiva este hombre cometió este delito, fue condenado y hay una sentencia firme que así lo dispone”. 

 La jueza del Tribunal de Familia Sala 2 Vocalía 4, Estrella Eliazarian, hizo lugar al pedido del condenado y, a pesar de que el abogado de la familia Zambrano pidió que fuera revocada, la respuesta no fue positiva sino que, por lo contrario, fue ratificada en noviembre del año pasado y hoy está vigente. 

Es una resolución inédita. “No es normal que un homicida aplique una cautelar a la familia de la víctima. Es la primera vez, según tengo entendido, que se da un caso así. Por eso le dije a la jueza que estaba creando un antecedente peligroso, porque en definitiva lo que está haciendo es colocar en una situación complicada a la propia familia de la víctima”, explica Ugarte. 

(Fuente www.perfil.com). El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de "share" o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com
 Se llama JOSE MANUEL ZERDA.

domingo, diciembre 30, 2018

Messi es el máximo goleador del mundo. VIVA EL ROSARINO!...

 Messi estuvo imparable como goleador en 2018, pese al fracaso en el Mundial.


51 goles en 2018 para el astro del Barcelona
Messi es el máximo goleador del mundo
 "Messi estuvo imparable como goleador en 2018, pese al fracaso en el Mundial."

El año calendario terminó en Europa y marca que el goleador de 2018 fue Lionel Messi. El argentino del Barcelona hizo 51 goles y supero por dos a su eterno rival, Cristiano Ronaldo, quien hoy anotó dos tantos para la Juventus. Más atrás quedó el polaco Robert Lewandowski (Bayern Munich), quien celebró 42 goles.
Messi hizo 47 goles con el Barcelona y los restantes cuatro con la camiseta de la Selección, y así se impuso tras la definición del año pasado, cuando marcó 54 goles y fue superado en el último partido por Harry Kane. El inglés, máximo goleador del mundial Rusia 2018, llegó entonces a los 56 goles.

A los 31 años, Messi hizo más de 50 goles en ocho de los últimos nueve años. Sólo quedó por debajo de esa marca en 2013, con 45 goles en 47 encuentros. Su mejor año fue 2012, con cifras astronómicas: 91 goles, divididos en 79 con el Barcelona y 12 con la Selección. Ha marcado 58 goles en 2014, 52 en 2015, 58 en 2016, 54 en 2017 y 51 en 2018.

Mientras tanto, Cristiano Ronaldo apenas pudo recortar dos goles de diferencia con Messi merced a su doblete de hoy con la Juventus. En el año hizo 29 con el Real Madrid, 14 con la Juve y seis con la selección de Portugal. El portugués quedó por abajo de los 50 goles por primera vez desde 2013. Ese año totalizó 69 conquistas. Luego hizo 61 en 2014, 57 en 2015, 55 en 2015 y 53 en 2017.

Messi terminó por encima de Cristiano Ronaldo en cinco de los últimos nueve años. "No necesito ningún cambio. Estoy en el mejor equipo del mundo. Mis retos se renuevan año a año. No necesito cambiar de equipo o de Liga para fijarme nuevos objetivos. Estoy en mi casa, en el mejor club del mundo y no tengo necesidad de cambiar", afirmó el argentino en una entrevista de los últimos días al diario deportivo Marca.  

En el ranking de 2018, detrás de Messi, Cristiano Ronaldo y Lewandowski, quedaron el egipcio Mohamed Salah (Liverpool) está cuarto con 36 (puede subir si marca ante Arsenal en la jornada de hoy) y el francés Antoine Griezmann (Atlético de Madrid) quinto con 33

El peronismo feminista es todavía un oxímoron.






La posverdad del peronismo feminista, por María del Carmen Feijoó
Artículo publicado en el número 1 de la revista Movimiento: http://www.revistamovimiento.com/
“Ni una menos”, “me too”, “vivas nos queremos”… Ahora es fácil –y casi obligatorio– el besamanos más o menos convincente a la causa de las mujeres con una fuerte interpelación de contenido feminista. Hemos llegado a ver en las redes sociales una foto de la Evita militante –que las mujeres peronistas de mi edad tuvimos en nuestras casas– con el pañuelo verde de la campaña nacional por el aborto legal, seguro y gratuito. Pero esto estuvo lejos de ser siempre así. Por el contrario, fue muy difícil ser peronista y feminista. Más bien ha sido un problema sin resolución. Instalar el ícono de un peronismo feminista no ayuda a entender nuestro pasado y la deuda que el peronismo –al igual que otros partidos políticos, pero la deuda que me importa es la del peronismo– tiene con la causa de las mujeres.
Se trata de un cruce sin resolución entre dos identidades: la de peronista y la de feminista. Es un cruce en el sentido literal, casi una colisión, porque una identidad se cruza con la otra no como articulación, sino como dilema. Esto no implica desconocer el hecho de que la acción del peronismo significó un fuerte empoderamiento de las mujeres: son hitos incuestionables el sufragio femenino, la primera aplicación del cupo –con frecuencia olvidada– en las elecciones de 1951, la vice presidencia primera de la Cámara de Diputados en 1953 en cabeza de una mujer (Delia Degliuomini de Parodi), la legislación de protección a las mujeres en el mundo del trabajo o el mejoramiento de las condiciones de vida para el conjunto de la clase trabajadora. Así como son hitos la incomprensión que muchas mujeres feministas de clase alta tuvieron acerca de lo que implicaba el peronismo. Baste recordar a Victoria Ocampo cuestionando el proyecto de ley de sufragio femenino, al plantear que las mujeres argentinas se negaban a recibir esa ley de manos que llevaran armas…. las del general Perón.
Pero todos esos avances se encuentran lejos de configurar un pensamiento feminista, tal y como lo entendemos ahora. El peronismo originario no puso en cuestión el papel de la mujer en el interior del hogar. Formuló un discurso de carácter ambiguo que no se centraba en la subordinación de la mujer en la familia, mientras la presentaba como garante de su dinámica cotidiana y generacional. Por supuesto, podría entablarse una guerra de citas, seguramente empezando por La Razón de mi Vida y siguiendo con producciones de carácter conservador dentro del peronismo.
Las mujeres peronistas y feministas manejamos estas contradicciones como pudimos, según el grado de maduración de nuestra sociedad en cada momento histórico y en nuestras fuerzas políticas. Hoy tal vez estemos en el momento más innovador. Estamos en mejores condiciones para discutir en este proceso de avance colectivo con el conjunto de las mujeres. Pero antes que realizar generalizaciones banales sobre cómo se desarrolló, vale la pena revisar su desarrollo en el tiempo largo de la historia.
El punto de mayor condensación de los límites del peronismo histórico para entender el rol de la mujer en la sociedad y sus probabilidades de romper los confines de ese tradicionalismo opresor se expresa en la política demográfica del peronismo: su alineación con posturas natalistas que sacrificaban sin ningún tipo de debate los derechos de las mujeres que iban más allá de la participación política y la mejora de sus condiciones de vida, y dejaban fuera el personalísimo derecho de las mujeres a tomar decisiones sobre su propio cuerpo. Hay una amplia tradición en los movimientos populares anticolonialistas del Tercer Mundo que considera que el potencial demográfico es un arma de lucha contra el imperio. Por ejemplo, en la actualidad, el caso de Palestina en el marco de la resistencia al dominio del Estado de Israel. Otro ejemplo es el debate de los décadas del 50 y el 60 alrededor de las políticas de control de la natalidad en la región: se las consideraba inextricablemente asociadas con el modelo desarrollista modernizador. Aunque también vale recordar que, tal como fueron aplicadas en algunos países de América Latina y el Caribe, estaba ausente el derecho al cuerpo, que era intervenido por acciones sin consentimiento, como el caso de las ligaduras de trompas, o la difusión indiscriminada de anticonceptivos, o el establecimiento de tamaños de familia “ideal” para promover el cambio social. Frente a estas acciones violatorias de los derechos humanos, hay un coro monocorde que señala que cualquier intervención de esas características es sólo una estrategia imperialista, e igualando los derechos con las violaciones de los derechos, cuestiona también la lucha actual por el aborto voluntario. En algunas de las redes sociales virtuales peronistas de las que formo parte en la actualidad, esta lucha aparece anatemizada desde la doctrina con viejos argumentos, que postulan por ejemplo que el derecho al cuerpo es sólo parte de las estrategias de penetración imperialista.
Pero además de esto, está el desconocimiento de los deseos y las prácticas de las mujeres y las parejas en una sociedad como la argentina, en la cual se venía registrando una sistemática disminución del número de hijos. Como en tantos lugares, el aborto habrá sido una estrategia sistemática de reducción de la fecundidad. Pero además de esa hipótesis, poco es lo que sabemos de esas mujeres peronistas de las décadas del 40 al 60, entre otras cosas, porque nunca les fue preguntado qué pensaban sobre su posición en la sociedad, y porque Evita habló por todas. Lo que pasaba en el interior del hogar era considerado parte de una vida “privada” que se resolvía dentro de la pareja. El canon seguía planteando: “siempre al lado del hombre, nunca adelante”. No estaban dadas las condiciones para la implantación de un feminismo que hablara a la mujer como un sujeto social con problemas e intereses propios, además de los de su pertenencia al conjunto de la clase trabajadora. De ahí proviene seguramente el intento actual de utopía reparadora de una Evita con el pañuelo verde.
Por supuesto que estas restricciones no fueron suficientes para que las mujeres no se embarcaran activamente en la resistencia barrial tras el golpe militar del 55 y mantuvieran su accionar en distintos gremios y organizaciones de base, o fueran a la cárcel por haber votado leyes, las que eran legisladoras. Pero vistas desde la perspectiva actual, eran mujeres incompletas, porque la dimensión de su vida privada –habría mucho que investigar al respecto– no estaba presente o estaba silenciada. Más probablemente, pasaban las dos cosas.
Pero los 60 fueron cambiando el escenario, tanto para las mujeres de las capas medias como para las de sectores populares. En esos 60, que fueron un laboratorio de lo que pasaría en las décadas siguientes, se fue produciendo un deslizamiento hacia la individuación, también a partir de procesos que la facilitaron: cambios en la moral social, o avances científicos como la pastilla anticonceptiva, piedra filosofal que ponía por primera vez el derecho a su cuerpo en sus propias manos. Los 70 fueron un estallido notable de militancia, y con ella de protagonismo femenino y de organizaciones de mujeres más disruptivas que la vieja rama femenina. Aún en ese activismo más consciente, estábamos lejos de pensar en una unidad sobre la base del género. “Mujeres, mujeres, / mujeres son las nuestras, / mujeres peronistas / las demás están de muestra”, era una forma de expresar esas fracturas.
El cambio más radical, como se ha dicho tantas veces, se produjo durante y después de la dictadura del Terrorismo de Estado. Las que estábamos en el país fuimos testigos de un modelo represivo ensañado con las mujeres, especialmente en su condición de madres. El movimiento de las Madres de Plaza de Mayo resistió con un accionar antiautoritario centrado en la condición de madres, quintaesencia de la condición femenina. Las que se exilaron entraron en contacto con la realidad que encontraron en sus países de destino y vivieron un corrimiento del velo sobre la condición de género. Cuando volvieron eran otras, porque habían incorporado a sus prácticas el reconocimiento de su condición de mujeres a partir de la lectura de sus problemas de género, habían superado esa contradicción entre clase y género, entendiendo que una dimensión retroalimentaba a la otra en la forma de configurar nuestros problemas. Las que nos quedamos también habíamos hecho procesos similares, acorraladas en la vida privada ante un espacio público denegado e inexistente. En mi caso particular, me dediqué a la investigación histórica y en ella fui encontrando respuestas a cosas que me pasaban y que no podía nombrar más que como malestares, sin saber todavía que se trataba de cuestiones de género. No me pasaban a mí sola: no eran personales, eran colectivas. Es imposible enumerar a todas las que hicieron diferencias en cada grupo.
A continuación, a riesgo de ser injusta, mencionaré solamente a unas pocas.
En ese contexto de la transición democrática volvimos activas al peronismo, del que nunca nos habíamos ido. Volvieron las viejas mujeres de la resistencia peronista, las de la estructura formal del partido, las de historias de militancia incuestionables. Y con ellas aparecieron otras, como Olga Martín de Hammar, regresada de su exilio en Suecia, quien empezó sin temores a difundir la necesidad de la organización feminista de las mujeres, sin cortar sus vínculos con el partido y acercándose al sindicalismo. En los 80 vino la Renovación Peronista, de la mano de Antonio Cafiero, un dirigente tradicional pero con una visión y una apertura al cambio extraordinarias, que promovió un proceso de acercamiento de las mujeres que culminó con el triunfo de la Renovación y la apertura del primer organismo provincial que fue el Consejo de la Mujer de la Provincia de Buenos Aires, creado en parte a partir de los aprendizajes de sus similares de Brasil. Ese consejo también estuvo dividido por las tensiones internas entre las que eran sólo mujeres peronistas y las que éramos feministas y peronistas, pero en todo caso esas rispideces no bloquearon iniciativas tan revulsivas como la creación de las Comisarías de la Mujer que se ocupaban de la violencia, tema que Monzón puso en el foco de la atención pública con el asesinato de Alicia Muñiz. Cafiero siempre acompañó, ayudándonos a mover los miles de obstáculos para lograr ese objetivo, en una policía bonaerense que era todavía la de Camps. Ya con Menem en el gobierno se creó el Consejo Nacional de la Mujer, parte de cuya acción estuvo garantizada por Virginia Franganillo en su dirección. También se aprobó la Ley de cupo en 1991, fogoneada por las numerosas mujeres del PJ Capital.
Mientras tanto, en el ámbito de las ideas, la revista Unidos entre 1983 y 1991 daba cuenta de la intervención de una nueva oleada generacional en el viejo peronismo. Esa revista, innovadora desde muchos puntos de vista, era totalmente masculina, y en ese sentido era fiel al silencio impuesto a las mujeres en el movimiento. Al punto tal que tardíamente dio lugar al tímido nacimiento de Unidas, en cuya creación tuvo mucho que ver Liliana Chiernajowsky, entre otras muchas compañeras. También, la revista Mujeres del PJ Metropolitano de fines de la década de los 80 colaboró en la construcción de este campo. La visión feminista y peronista surgía como apéndice de los medios masculinos. Aún hoy, y aunque la Biblioteca Nacional reeditó la revista Unidos, encontrar Unidas ha sido –al menos para mí– una difícil misión, y esa ausencia marca el silencio que hay que superar para constituir una historia coral del peronismo que involucre a todas y a todos los participantes.
Mientras tanto, el mundo académico y de investigación realizaba una auténtica recorrida sobre los problemas de las mujeres, e iba poniendo a disposición de la opinión pública muchos de esos hallazgos. Se produjo también un desarrollo organizativo de grupos feministas, como la Asociación de Trabajo y Estudio de la Mujer (ATEM), Lugar de Mujer, o la orientación de género del Servicio Universitario Mundial (SUM). Se producía así un circuito francamente virtuoso que iba dando lugar al nacimiento de un feminismo latinoamericano y transversal, uno de cuyos hitos más importantes fue la creación del Encuentro Nacional de Mujeres en 1985. Después vinieron los Encuentros Nacionales de Mujeres, que hoy van por el número 32, los que, con la asunción del tema de parte de la izquierda y sus organizaciones y las colectivas de disidencia sexual, constituyen eventos masivos. Al de 2017 asistieron 60.000 mujeres, con una agenda que se profundiza día a día y no teme ser parte de una estrategia de penetración imperialista. Mucho más recientemente y en el marco del Instituto Juan Perón, debe consignarse la aparición de la revista Género y Peronismo, dirigida por Ana Zeliz, que a partir de 2008 realizó una contribución relevante para suturar la brecha a la que se refiere esta nota.
Todo ello no impidió la orientación conservadora del gobierno de Menem, que –en la paradójica forma en que el peronismo consolida su agenda– se movió desde la ley de cuotas parlamentarias hasta las reservas realizadas por el país en la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo de El Cairo, en 1994. En ella, la Argentina realizó reservas frente a conceptos tales como el de salud reproductiva, lo que nos colocó junto con regímenes políticos teocráticos y el propio Vaticano. Estas reservas fueron levantadas en la reunión de la Comisión de Población y Desarrollo de CEPAL, en Puerto Rico en 2004, en el marco de una batalla que enfrentaba internamente a sectores del gobierno kirchnerista.
Ahora, un feminismo propio se expande en el mundo de los sectores populares, especialmente fogoneado por las chicas jóvenes, estas chicas que pudieron verse liberadas de las batallas que nos tocó dar a las que no somos jóvenes. Es una experiencia vivificante, una forma de sufrir y gozar los problemas de las mujeres, sin ningún complejo de que esas luchas las estén apartando de algún canon político. Es una manera de vivir el mundo en el entrecruzamiento entre género y clase, entre ideología feminista y pensamiento peronista. Como intentamos argumentar en este artículo, este objetivo es una deuda pendiente. Esa fusión no está hecha todavía, está en construcción. No es sencilla, ya que el peronismo ha sido centralmente un partido de hombres, y su transformación en uno de iguales es otra expresión más de la lucha contra el patriarcado. El peronismo feminista es todavía un oxímoron. Pero lo que es una realidad tangible son los cientos de miles de compañeras feministas y peronistas que no tienen temor a ninguneos, ni a dedos acusadores de la ortodoxia.

sábado, diciembre 29, 2018

CABA: procesados más criminales de la dictadura cívico militar 1976-1984


Procesaron a los acusados de la masacre del pabellón séptimo
Un paso contra la impunidad
A 40 años del incendio que terminó con 65 presos muertos, el juez federal Daniel Rafecas definió la prisión preventiva para el ex jefe del penal y otros tres agentes. Además, dictó una medida de no innovar que impide el traslado de la cárcel.
La cárcel de Devoto, donde ocurrió la masacre de 1978.
La cárcel de Devoto, donde ocurrió la masacre de 1978. 

Imagen: Guadalupe Lombardo
El 14 de mayo de 1978 agentes del Servicio Penitenciario Federal gasearon y ametrallaron a presos del penal de Villa Devoto, a los que luego dejaron morir quemados y asfixiados. A 40 años de la “Masacre del Pabellón Séptimo”, que terminó con 65 muertos y otras 89 víctimas de brutales torturas, el juez federal Daniel Rafecas procesó ayer con prisión preventiva al ex jefe del penal y a otros tres penitenciarios por tormentos seguidos de muerte. El magistrado dictó además la orden de no innovar sobre el lugar donde ocurrieron los hechos, medida que reclamaba el colectivo “No al traslado de la cárcel de Devoto” y que frustra al menos por el momento los negocios inmobiliarios proyectados por los gobiernos de Mauricio Macri y de Horacio Rodríguez Larreta.

A las 8.15 de aquel 14 de mayo, en represalia a un episodio de la noche anterior, los penitenciarios dispusieron una violenta requisa en el pabellón que alojaba a más de 160 personas, reconstruye el juez en un escrito de casi 300 fojas. Miembros de la Sección Requisa castigaron indiscriminadamente a los internos para amedrentarlos y disciplinarlos. Los presos se defendieron, lograron expulsar a la requisa y amontonaron camas contra la reja. Esa reacción “resultó intolerable” para los penitenciarios, que “se aseguraron que no quedaba ningún efectivo en el recinto” y entonces respondieron apelando a “gran cantidad de gases lacrimógenos y disparos de armas de grueso calibre”. Esa represión sumió “en el más absoluto desconcierto a los internos, que sólo atinaban a cubrirse de los disparos y a procurar respirar”, continúa el juez.

En medio del caos, intentando  impedir la visión de los verdugos, los presos amontonaron colchones sobre las camas. “En ese contexto se desató el incendio de los colchones, que convirtió al pabellón en un verdadero infierno”, relata Rafecas. Al ambiente irrespirable y los disparos “se sumó un humor negro y espeso y un calor extremo” que no impidió a los agentes seguir reprimiendo, “actitud que recién cesó cuando su permanencia se hizo imposible por el intenso calor del fuego”. De los testimonios queda claro que “no hubo ninguna maniobra encaminada a extinguir el fuego, todo lo contrario, continuaron amedrentando a los internos”, destacó. “Lo único que hizo el SPF fue dejarnos morir cocinados, asfixiados, y cuando quisimos respirar asomándonos por las ventanas nos bajaban a balazos. Nos decían ‘hijos de puta, muéranse, cachivaches’”, declaró el sobreviviente Hugo Cardozo. Al mismo tiempo “desde los patios exteriores y los muros del penal”, personal de la División Seguridad Externa “disparaba contra las ventanas del pabellón” para que no pudieran respirar.

El fuego se extinguió solo cuando se consumió el material combustible. 57 presos murieron en el pabellón y ocho en distintos hospitales. Los sobrevivientes, obligados a salir del pabellón, recibieron otra brutal golpiza. Los procesados por tormentos seguidos de muerte con 40 años de demora son el ex jefe del penal, Juan Carlos Ruiz; el ex jefe de seguridad interna, Horacio Martín Galíndez; el jefe de la requisa, Carlos Aníbal Sauvage, y el ex celador Gregorio Bernardo Zerda, alias “Kung Fu”.

“Esperábamos los procesamientos hace rato. Estaban los elementos para avanzar pero era un caso que nadie veía como de lesa humanidad, por lo que todo el equipo jurídico trabajó para demostrarlo”, recuerda Claudia Cesaroni, la abogada del Centro de Estudios en Política Criminal y Derechos Humanos (CEPOC) que en 2013 patrocinó a Cardozo para pedir la reapertura de la causa. “Al comienzo juez y fiscal consideraron que no eran delitos de lesa humanidad porque las víctimas no eran militantes políticos. Nuestra construcción jurídico-política consistió en demostrar que la aplicación del terrorismo estatal se dio de manera particular en cada ámbito, que en la cárcel no se limitó a los presos políticos y que la respuesta brutal del SPF obedecía a que la dictadura no podía tolerar ninguna desobediencia”, explica.

 El trabajo de los abogados rindió frutos en agosto de 2014, cuando los camaristas Eduardo Freiler y Jorge Ballestero caratularon los delitos como de lesa humanidad y encomendaron la investigación a Rafecas. Cesaroni celebró además la declaración no innovar, aunque limitada al Pabellón Séptimo y no a todo el penal como habían pedido. “Somos parte del colectivo ‘No al traslado de Devoto”, al que nos oponemos por múltiples razones. En nuestro caso porque no queremos que los presos sean tirados en algún lugar lejos de sus familias y de los jueces, y para que no se anule una experiencia tan vital como el Centro Universitario de Devoto”, destacó.
NOTA BENE: aqui aparecio preso mi ex mamrido  cuando apaarecio luegod e su secuestro y desapapricion , en abril del 1976, y nates d euqe lo trasladaran a la Unidad 9 de La Plata.
Aquí también mi padre vino varias veces, sin poder verlo, a dejarle comida, ropa y utensilios de tocador; yo lo visité regularmente cuando me lo permitieron, inlcuso hasta para ponerle dinero en al cuenta del banco que funcionaba allí dentro. Y una vez lo hizo nuestra hijita de tres años, Yanina Andrea Hinrichsen Zabaleta, a quien llevé para que comprobara que estaba vivo su padre (dado que cuando desapareció se le dijo que estaba muerto). 
Mucho peor que el hacinamiento  que muestra la foto - más de 150 presos politicos- pero en esencia lo mismo-es lo que ella vió ese día. Las visitas estábamos hacinadas alli en unos pocos metros cuadrados, y  hasta faltaba el aire.
Dra. Marta R. Zabaleta






viernes, diciembre 28, 2018

UK-Awesome Old Lady of the Week: Dr Marta Raquel Zabaleta

Written by Joanne Lau

Awesome Old Lady of the Week: Dr Marta Raquel Zabaleta

Joanne Lau talks to the 78-year-old political refugee who was imprisoned in both Argentina and Chile and continues to inspire through her work as a writer, poet and essayist.
Marta ZabaletaMarta was granted asylum in the UK in 1976. She went on to earn a D. Phil. from the Institute of Development Studies at Sussex University and became a senior lecturer and researcher at Middlesex University. Though now retired, Marta is still an ardent social activist and cultural promoter.
You arrived to the UK as a political refugee in 1976. Can you tell me more about the events that led up to this?
I was born in Argentina in 1937. I’d studied to be an accountant, but when I finished, I decided I didn’t like the practice, so in 1963 I moved to Chile to do postgraduate studies in socio-economic development. During my time there, I became interested in the society of Chile and how different it was from Argentina, even though we’re right next door. The people were more politicised and it really opened my eyes.
After my degree, I worked for the UN in Chile on women’s issues. Chile was changing dramatically. It went from a very conservative government to a Christian democracy in 1964 and the left was forced to reorganise.
I joined a new left-wing political party. I stayed in Chile, got married, became a lecturer/professor of economics and had a child. I thought I was going to be there forever.
Then there was a coup in Chile in 1973. I lost my job, was put in prison, and then, eventually, expelled from Chile.
What happened then?
The Chilean regime wanted to have me killed, but Argentina asked for my life. I was released from the concentration camp in which I was being held and taken to Argentina across the Andes in an old bus, with my husband and baby daughter, and another 15 adults of various nationalities and 18 children.
I found it very hard to get a new job, but we lived there for three years. We were still recovering from the trauma of what had happened in Chile, when there was a coup in Argentina as well. It was horrendous – the worst dictatorship in Latin American history. They imprisoned my husband and I was interrogated repeatedly in the house of government over a period of months.
“I respect my neighbours and I love some of them, but I can’t talk to them about what I’ve been through and what I’m passionate about. I guess that’s the price of being a rebel in your home country – you are condemned to be exiled to a country where you are a novelty.”
Finally they expelled us from the country. We count ourselves lucky that all three of us – my husband, my daughter, and I – made it out, though we lost everything. We were given asylum in the UK.

http://standardissuemagazine.com/misc/awesome-old-lady-of-the-week-dr-marta-raquel-zabaleta/ 

El Bauchi


La imagen puede contener: una persona

"Queridas amigas, amigos, muy querida familia,
Desde el litoral del noroeste de México les mando unas palabras para rendir homenaje a Bautista van Schouwen Vasey, mi padre, y a Patricio Munita.
En mis recuerdos intermitentes de niño, veo a mi padre con su mirada tierna y su sonrisa dulce como diciéndome 'Aquí estoy, no me he separado ni un segundo de tu lado', y es así como lo siento, en cada cosa que emprendo, en las decisiones importantes que tomo, él está de alguna manera presente, pero su ausencia también ha dejado irremediablemente un gran vacío en mi vida.
Bauchi nació en un hogar de padres abnegados y amorosos, Carlota y Bautista, mis abuelos, quienes iniciaron su vida matrimonial en el norte de Chile, en un pueblito llamado Peña Chica (que no sé si todavía existe), y es ahí donde nació Bauchi, el primer hijo, y más tarde llegaron sus hermanos Carlos y Jorge. Después de la detención de Bauchi por agentes de la DINA en diciembre de 1973, sus padres dedicaron años de sus vidas a participar en campañas en distintos países donde se reclamaba a la junta militar chilena que mantuviera con vida a Bautista van Schouwen y lo liberara.
Por todo lo que he leído y escuchado sobre Bautista, me doy cuenta que fue un hombre excepcional, valiente, talentoso, entregado totalmente a la causa del movimiento revolucionario en el que participó desde su fundación, y también en un segundo plano a la medicina, específicamente a la neurología. No creía en la exaltación del martirologio ni en el culto a los muertos ni a los personajes.
Además de su esencia como revolucionario y su activismo político, Bautista tenía espíritu de investigador, de científico, de conocer y entender los procesos sociales de su época. Si él hubiera sobrevivido al golpismo de hace más de 40 años, se hubiera dedicado a estudiar e investigar en profundidad las causas que llevaron a la derrota a su organización, al gobierno de Salvador Allende y al movimiento popular en su conjunto. A conocer y entender la cadena de factores que llevaron a semejante tragedia, que fue particularmente sangrienta en Chile. No podemos olvidar que más de 600 miembros del Movimiento de Izquierda Revolucionaria están entre los miles de desaparecidos y asesinados durante la dictadura.
Bautista estaría hoy sumergido en la búsqueda de información, de testimonios, para dar respuesta a interrogantes cruciales y necesarias, como por ejemplo: ¿Qué no vimos? ¿Qué fue lo que no percibimos a tiempo? ¿Qué nos llevó a mantener nuestro discurso y políticas internas como organización clandestina? o a querer cambiarlos cuando quizás ya era tarde? ¿Qué opciones tuvimos? ¿Por qué el costo en vidas fue tan alto? ¿Cuáles decisiones fueron erróneas? ¿En qué nos equivocamos al evaluar al enemigo? Y seguiría un largo etcétera de cuestionamientos y de visualizar las posibles acciones a tomar.
Seguramente él estaría pensando en cómo promover la discusión sobre estrategias de lucha ajustadas al contexto actual, invitando particularmente a representantes de las nuevas generaciones para que asumieran el relevo en aras de construir una sociedad más justa e igualitaria.
Bauchi, padre querido, aquí somos muchos los que te recordamos y añoramos. Estamos en la lucha diaria por vivir y sobrevivir, criar hijos, vivir el amor en pareja, cuidar los trabajos, apoyar las causas justas, defender los derechos propios y ajenos, construir el presente. Pero también estamos y estaremos siempre viviendo la muy dolorosa y controversial paradoja de tu vida, que marcó la mía y la de muchos: Con tu muerte pasaste a ser inmortal.
Muchas gracias." (Pablo van Schouwen Enriquez)
Foto: Pablo y su padre. (Gentileza de una amiga)
Fuente: Internet. (Diciembre2014.)
— con Luz Sanchez.

2019


No hay texto alternativo automático disponible.


jueves, diciembre 27, 2018

La última entrevsta a Bayer

La última entrevista a Bayer de PáginaI12
“Me he propuesto no tener piedad con los despiadados”
Al reeditarse parte de su obra, Páginai12 publicó el 14 de agosto de 2016 una charla con el escritor. Aquí, algunos extractos: la dictadura, el exilio, sus investigaciones, el gobierno de Macri y, por supuesto, el anarquismo.
Imagen: Pablo Piovano
 
“El Tugurio” –así se llama la casa de Osvaldo Bayer sobre la calle Arcos, casi esquina Monroe– es un hogar de puertas abiertas, como corresponde a los ideales de un entrañable anarquista que recibe a escritores, periodistas, estudiantes, amigos y artistas. Hay que atravesar un exiguo pasillo para llegar a un patio cubierto, donde se despliega un festín óptico de potus que cubren de punta a punta una de las paredes. Su mesa de trabajo y lectura es un gran caos de pilas de diarios que no se derrumban por milagros libertarios, hileras de libros entre los que se destacan los cuentos completos de Haroldo Conti y papeles manuscritos. A los 89 años, el escritor, historiador y periodista continúa viajando y dando conferencias por todo el país. Nunca rechaza una invitación. “La salud me responde –dice mientras toma su primer vaso de Campari con hielo—. Hay que vivir profundamente la vida, el amor, los hijos, el estudio, las lecturas... hay que actuar siempre, no encerrarse, mostrar la cara en la sociedad”. Osvaldo sonríe y enumera con orgullo que tiene 4 hijos, 10 nietos, 6 bisnietos y 11 libros publicados; cuatro se acaban de reeditar por la editorial Planeta en la colección Biblioteca Bayer: Rebeldía y esperanza, En camino al paraíso, Ventana a Plaza de Mayo y Fútbol argentino. Hace casi un año, en septiembre del año pasado, murió Marlies Joos, su inseparable compañera durante 67 años. El espíritu combativo de Bayer se prepara para viejas-nuevas batallas. Si antes denunció la explotación y muerte de peones rurales en la Patagonia y acompañó a las Madres de Plaza de Mayo, ahora sabe que hay que poner el cuerpo en las calles para protestar contra el avasallamiento neoliberal de los derechos humanos y sociales. “El gobierno de (Mauricio) Macri es como volver a la Edad Media”, afirma el escritor en la entrevista con Páginai12.
“Estuve preso, me quemaron mis libros, me persiguieron, pero aquí estamos. No me arrepiento de nada, repetiría mi vida tal cual la viví. Me acuerdo que en Ezeiza el militar que me dejó salir al exilio, me dijo: ‘usted nunca más va a pisar el suelo de la patria’. Y sin embargo volví a pisar el suelo de la patria. Y cómo, con toda actividad. Hay que tener fe en el futuro. Voy a vivir hasta los 100 años, me quedan 11 años de vida para escribir mis memorias y recibir todos los días a la gente que viene a visitarme. No me quejo, pienso en todos aquellos escritores que fueron desaparecidos y no pudieron ver el renacimiento de la democracia, como Rodolfo Walsh, mi gran amigo”.
De repente, la mirada de Osvaldo se eclipsa, como si volviera el dolor por una vieja herida que nunca cicatrizó. “La dictadura fue el momento más duro de mi vida, tuve que abandonar el país después de tantos años de trabajo, tuve que abandonar todas mis posiciones, mis lugares de enseñanza, y empezar de nuevo en Alemania. Fue muy duro. Me llevé a toda mi familia porque tenía miedo de que secuestraran a alguno de mis cuatro hijos. La dictadura fue el período más triste de mi vida”, repite el escritor. “La Patagonia rebelde es mi obra fundamental, tardé casi diez años en escribir esos cuatro tomos y quedó para siempre en la historia de Santa Cruz. Por primera vez se escribió sobre esos hechos y se ha tomado como libro de lectura en las escuelas. Me gustó mucho escribir Severino Di Giovanni, el idealista de la violencia, la historia de un bandido absolutamente simpático que repartía el dinero entre los pobres. Nunca se pudo filmar porque no lo permitió ningún gobierno”, aclara el escritor.

–¿Qué opina de lo que dijo el presidente Mauricio Macri, que no sabe si fueron 30.000 los desaparecidos?
–No saber que hubo 30.000 desaparecidos, que es uno de los hechos fundamentales de la política de derechos humanos del país, es de una ignorancia que no se puede perdonar, no se puede disculpar. No saber eso es como no saber qué pasó el 9 de julio de 1816 porque es fundamental para la historia. Los 30.000 desaparecidos va ser siempre la vergüenza más grande de la historia argentina.

–¿Qué explicación encuentra a esa supuesta ignorancia de Macri?
–Macri desprecia la lucha por los derechos humanos. Él nunca intervino en la lucha contra la dictadura. Al contrario, ellos hicieron buenos negocios con la dictadura, así que tiene el mejor recuerdo. En ningún momento se les tocó nada, ni él hizo absolutamente nada por los derechos humanos; es un hombre nulo políticamente. Y sin embargo fue electo... cosas de los argentinos. 

–¿Qué piensa hacer Osvaldo Bayer como luchador y anarquista?
–Hay que seguir luchando por más democracia, denunciando los errores y los pasos atrás que el gobierno va a dar con respecto a la verdadera democracia. Voy a luchar para no perder ninguna de las ventajas democráticas que hemos obtenido durante tantos años de lucha. Tengo 89 años y nunca pensé que volvería a ver un gobierno de derecha. No hemos aprendido absolutamente nada, hemos tenido gobiernos de derecha hasta el hartazgo. Ahora volvimos a la década del 30 con un candidato de la llamada aristocracia de Recoleta, como teníamos antes del 45.

La voz de Osvaldo se levanta contra el olvido y la impunidad. En la contratapa de uno de los libros reeditados, En camino al paraíso, el propio historiador “que tira la piedra y nunca esconde la mano” explica su ideario. “Me he propuesto no tener piedad con los despiadados. Mi falta de piedad con los asesinos, con los verdugos que actúan desde el poder, se reduce a descubrirlos, dejarlos desnudos ante la historia y la sociedad y reivindicar de alguna manera a los de abajo, a los que en todas las épocas salieron a la calle a dar sus gritos de protesta y fueron masacrados, tratados como delincuentes, torturados, robados, tirados en alguna fosa común”. Bayer está escribiendo sus memorias en esta misma casa a la que llegó en 1935, cuando tenía 8 años. Antes vivió en Bernal, en Tucumán, en Concepción del Uruguay y Santa Fe, la ciudad donde nació en 1927. Aún no tienen título sus memorias, de las que lleva escritas unas 120 páginas, pero cree que podría ser algo así como: “En un país difícil”...

–¿Cuál es el ideal de un gobierno anarquista? ¿Cómo lo imagina?
–El gobierno por asamblea, todo el pueblo tiene que intervenir. Pude comprobar lo positivo que eran las asambleas en la asamblea de Belgrano. Con cuánta sabiduría se habló; hasta las viejitas que nunca habían hablado en toda su vida hablaban. Era un espectáculo hermoso escuchar a los vecinos que nunca en su vida habían hablado y decían lo que pensaban. Qué lindo período fue esa democracia de barrio.

–¿Es posible recuperar ese tipo de experiencias democráticas?
–Este es un momento difícil y complicado, la gente votó nada menos que a Macri, un ultraconservador, un hombre que actuó con las dictaduras. Increíble... vamos a ver qué pasa, antes de abandonar el poder por la reacción popular. Si Macri sigue gobernando nada más que para barrio Norte, no va a durar mucho.

Jujuy-ARGENTINA: EN DEFENSA DEL CERRO de los Siete Colores

27 de diciembre de 2018
Tras el escándalo, reabrieron el cerro de los Siete Colores
Camino desalambrado
La presión social forzó la intervención del gobierno jujeño, que ayer anunció la rehabilitación del paseo peatonal cerrado por un empresario y ex funcionario radical. Las críticas de los vecinos.
Edgardo “Memo” Vilte asegura que compró el terreno que rodea el cerro.
 Edgardo “Memo” Vilte asegura que compró el terreno que rodea el cerro. 
A partir de la presión que generaron los propios vecinos autoconvocados y la repercusión mediática que adquirió el tema, el Gobierno de Jujuy comunicó ayer por la tarde que “el acceso peatonal al circuito del cerro de los Siete Colores, en el pueblo de Purmamarca, fue habilitado plenamente luego de una serie de reuniones entre el Ministerio de Cultura y Turismo de Jujuy y el propietario del terreno, Edgardo César Memo Vilte”. Confirmó además oficialmente que aún analizan el proyecto que presentó el artista para construir un anfiteatro natural y un área de servicios al pie del cerro. Sin embargo los vecinos rechazan que consideren al músico como el propietario de las tierras y presentaron una demanda ante el Poder Judicial al que le solicitaron una medida cautelar.
En su comunicado, el Gobierno además indicó que el secretario de Turismo, Diego Valdecantos, confirmó que “el cierre del terreno se originó en la necesidad para el propietario, de hacer una limpieza profunda y juntar la basura para su retiro, lo que realizará la Comisión Municipal para que el terreno tenga liberado su acceso libre y gratuito, como siempre”.
En diálogo con PáginaI12, Martín Vilte, en nombre de los integrantes de la Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Purmamarca, reclamó: “El gobierno convalida el argumento de que el cercado de las tierras se debió a la necesidad de limpiar la zona. Durante todos estos años organizamos cuadrillas de vecinos que hacían la limpieza de forma desinteresada. Ahora el Ministerio de Ambiente pasa a colocar cestos en el paseo. Los vecinos no podemos dejar de ver que esto es pura y llanamente un apoyo político a quien dice ser el propietario de las tierras. Repudiamos enormemente la postura del gobierno y que mencionen a Memo Vilte como el propietario. Esas tierras no tienen dueño. En todo caso, el pueblo de Purmamarca es el dueño y va a pelear para que se sigan conservando como durante todos estos años”, aseguró. 
Para Claudia González, Presidenta de la Asociación de Abogados de Jujuy (AAJ), el cerro de los Siete Colores es un bien de dominio público del Estado, por tanto se encuentra fuera del tráfico jurídico. Es decir no pueden ser enajenados, embargados, subastados ni vendidos ni total ni parcialmente. Por eso resulta inaceptable que la Secretaría de Turismo asuma públicamente que Memo Vilte es el propietario, sin especificar de qué forma lo habría adquirido y cómo un bien de dominio público del Estado provincial está en manos de un ex funcionario radical”. En efecto, Edgardo “Memo” Vilte fue director general de Cultura del gobierno del intendente radical de San Salvador de Jujuy, Raúl “Chuli” Jorge hasta febrero de 2017.
Ayer por la mañana un grupo de vecinos patrocinados por la abogada Alicia Chalabe presentó un Amparo Preventivo Ambiental con Medida Cautelar ante la Cámara Civil y Comercial contra Edgardo Vilte. “La causa recayó ante la Vocalía 4, de la Sala 2 a cargo del doctor Mateo. Lo que pedimos es que se dicte una medida cautelar que impida que realice cualquier actividad, obra o proyecto sobre el cerro de los Siete Colores y zonas aledañas en virtud del articulo 14 y 240 del Código Civil que regula los derechos individuales cuando pueden afectar el ambiente o derechos de incidencia colectiva”, explicó la abogada.
Lautaro Patagua, uno de los demandantes, explicó: “Vimos la presentación de este recurso como la única instancia posible para hacer cesar el accionar de Memo Vilte. Porque pese a que aún no tiene los permisos y habilitaciones correspondientes de parte del municipio, él sigue arremetiendo como si los tuviera. En sus pedidos de habilitación él reitera que no va a utilizar máquinas, pero el otro día lo vimos hablando con otra persona viendo por donde iban a entrar las máquinas. Entonces, depende con quien hable, cambia lo que dice. Se expresa muy bien y convence, pero sus intenciones son otras”. En ese contexto aclaró: “No tenemos nada personal contra Memo Vilte. Lo que queremos es proteger el paisaje que es de un disfrute colectivo y más allá de las inquietudes personales que alguien pueda tener nosotros queremos cuidar el cerro. El alambrado se levantó porque el pueblo se puso de pie. Ahora la lucha es contra Memo, pero hay otras personas que están tramitando los papeles de los terrenos y la idea nuestra es que se apruebe a una ordenanza para proteger todo el circuito del Paseo de los Colorados y las zonas aledañas al cerro porque cualquier movimiento de tierra va a generar que se siga cayendo el cerro que de por sí es muy arcilloso y delicado”. 
Patagua también aseguró: “Memo Vilte tiene programados eventos a partir del 5 al 7 de enero, por eso tanto atropello. Por eso también la necesidad de esta medida cautelar. Memo está haciendo acuerdos con empresas muy grandes, multinacionales, se comentaba Sony y MTV así que es mucho el movimiento de dinero del que se habla”. Por su parte, Vanesa Condorí, referente de la Asamblea de Autoconvocados y demandante en la causa contra Vilte señaló: “Pedimos la prevalencia del bien comunitario, del paisaje que es de todos por sobre el derecho individual y exigimos a la justicia la preservación del patrimonio cultural”.

Chile :Fallo histórico: forestal Arauco debe devolver 97 hectáreas a comunidad mapuche

La imagen puede contener: una o varias personas, cielo, exterior, texto y naturaleza
Mie. 26 diciembre, 2018 21:10

Fallo histórico: forestal Arauco debe devolver 97 hectáreas a comunidad mapuche


Forestal Arauco desistió de la apelación presentada y acató el fallo que hace dos meses ordenó a la empresa la devolución de 97 hectáreas de terreno en Contulmo a la comunidad mapuche Ignacio Huilipán.
Esto luego que el abogado Andrés Durán presentara en el Juzgado Civil de Cañete un título de merced del año 1904, que acreditaba la propiedad del paño para la comunidad indígena y el tribunal acreditara que la forestal del grupo Angelini -mediante actos calificados como de mala fe- intentara cambiar los límites del terreno, condenando ademas a Arauco a pagar las costas del juicio. Consignó Radio Bío Bío.
Tras la sentencia, la forestal apeló a la Corte de Concepción el fallo, aunque solo respecto justamente la parte que cuestionaba desde el punto de vista ético a la empresa.
Sin embargo, a través de un escrito ingresado al tribunal de alzada, Arauco desiste de la apelación y acata en su integridad la sentencia, que se traduce en la devolución de las 97 hectáreas y el pago de las costas del juicio, incluido el manejo de las plantaciones de pino que se entregaría a la comunidad Ignacio Huilipán.
Esto último involucra, según fuentes consultadas, recursos por no menos de mil millones de pesos.

miércoles, diciembre 26, 2018

YO te deseo coraje para decir basta en 2019!

No hay texto alternativo automático disponible.

Anticonceptivo masculino pasó la prueba: es seguro y eficaz

Anticonceptivo masculino pasó la prueba: es seguro y eficaz

Los anticonceptivos por décadas han sido tema sólo de mujeres, sin embargo tras varios estudios a nivel mundial, la idea de que los hombres puedan evitar embarazos cada vez toma fuerza, de hecho se han diseñado y desarrollado varias pastillas anticonceptivas masculinas.
De todos los prototipos creados existe uno que es más real de lo que creemos, de hecho la Universidad de Washington dio a conocer un estudio que demostró que la DMAU, una de las píldoras en desarrollo es totalmente segura y eficaz.
Esta pastilla anticonceptiva que se debe tomar diariamente está diseñada para impedir la generación de espermios a través de sus componentes que no sólo son hormonas sintéticas sino que contienen en gran cantidad undecanoato dimendrolona.
La dosis desarrollada fue probada en 100 hombres y alli se pudo comprobar la disminución de los niveles de testosterona y de las hormonas necesarias para la producción de espermatozoides, por lo que cumpliría con la primera condición para ser un anticonceptivo.
La DMAU también tiene su versión en gel, ambas serán probadas en siete países del mundo, incluido el nuestro.(Chile)

martes, diciembre 25, 2018

Celebrando que se alargan los días!!! O a lo mejor, vieron al Viejo Pascuero-Father Christmas....


La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie y exterior

domingo, diciembre 23, 2018

ARGENTINA- lideresa mapuche pide desesperadamente que aparezca su hija Llanka

La lideresa mapuche pide desesperadamente que aparezca Llanka
Moira Millán busca a su hija de 19 años
La hija de la  lideresa mapuche Moira Millán está desaparecida hace 48 horas. El último contacto de Llanka Millán, de 19 años, con su madre fue el último jueves. “A las 19 horas de ese día fue la última vez que la vieron en la terminal de micros de la Ciudad de Córdoba”, precisó la activista mapuche. 
Moira Millán pidió la solidaridad de toda la comunidad para dar con el paradero de su hija y adelantó que interpondrá un hábeas corpus en Córdoba porque ella “venía recibiendo amenazas de muerte a mi vida y de mis hijas”. En un mensaje de audio en el que pide ayuda explicó: “Tiene 19 años, mide poco más de 1.50 metros, es muy delgadita, tiene un piercing en la nariz y algunos tatuajes. Tiene un rostro indígena”, describió la dirigente mapuche de la comunidad Pillán Mahuiza de Chubut. Llanka vestía un short de jean, zapatillas oscuras, musculosa clarita, buzo violeta y una camperita pilotín negra la última vez que la vieron en el barrio San Martín de la capital cordobesa. 

Millán fue blanco de amenazas luego de que realizara una toma pacífica del juzgado federal de Esquel por los violentos allanamientos ordenados por el juez federal Guido Otranto a las comunidades de Cushamen, donde desapareció Santiago Maldonado el 1 de agosto, y Vuelta del Río. 
En octubre del año pasado, mientras las amenazas telefónicas se reiteraban, encontró en la puerta de su casa una zorra muerta, con un alambre atravesado en el corazón. El mensaje llegó luego de varias llamadas desde un celular anónimo en los que amenazaban de muerte a la referente mapuche, la calificaban de "zorra" y "puta", y le describían cómo la torturarían. Frente a esa situación, hizo una presentación de hábeas corpus en el juzgado de Esquel en favor de toda la comunidad, ubicada en la localidad de Corcovado,   el juez federal Hernán Dal Verme no le concedió el recurso. 
"Cuando el enemigo tortura y mata un animal y lo deja en la puerta de tu casa diciéndote que el próximo cadáver será el tuyo. Te habita la certeza de que tenes los días contados, y me pregunto con quienes cuento", alertó por entonces la referente mapuche. 

Chile- territorio mapuche recuperado

20 de diciembre a las 14:14

TIRUA: oficial todas las comunidades de Tirua se tomarán predios forestales sin que no quede ninguno de ser recuperado es ahora o nunca que se vallan todas las forestales de la comuna Tirua. que por tantos años han saqueado y han tenido a la gente sin agua, sin donde vivir, empobreciendo


La imagen puede contener: nubes, cielo, exterior y naturaleza







ARGENTINAL masacre en el Pabellón Séptimo de DEVOTO 1978

23 de diciembre de 2018,Pag 12
Lo que consta en el expediente original
El relato de los sobrevivientes
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
Claudia Cesaroni afirmó que en el expediente original está “prácticamente explicado todo lo que pasó” ese 14 de marzo de 1978. En el Pabellón Séptimo había 160 personas, pero a la hora de los sucesos estaban sólo 145, porque 15 habían sido llevados a tribunales o a trabajar. Todos los sobrevivientes declararon en la causa, desde la cama del hospital, con quemaduras en el cuerpo y custodiados por los penitenciarios. “Muchos contaron cosas terribles y con esa información se pudo reconstruir la escena del crimen”, con la ayuda de lo que aportaron luego Hugo Cardozo y las ex presas políticas, puntualizó la abogada querellante. 
El episodio que derivó en la represión se produjo el lunes 13 de marzo de 1978, cuando los internos estaban viendo televisión. El que manejaba el aparato era un hombre de apellido Tolosa. Se pudo establecer que estaban viendo la película El cañonero Yang-Tsé, por el Canal 13. El film trata sobre un motín en un barco. Como el film terminaba más allá del horario nocturno permitido, llegó un penitenciario al que le decían “Karateka” o “Kung Fu”, que de mala manera les ordenó que apagaran el televisor. Se presume que Tolosa le respondió en el mismo tono, ante lo cual el guardia resolvió cortar la luz. 
A la madrugada del martes 14, unos guardias quisieron sacar a Tolosa, pero no pudieron hacerlo. El informe de los penitenciarios dice: “3 AM lo fuimos a notificar de la sanción a Tolosa”, pero éste se resistió y todo indica que como respuesta recibió una amenaza. En la presentación de la denuncia, la querella sostuvo que los que fueron a buscar a Tolosa formaban parte de “una patota que actuaba de la misma forma que cuando iban a secuestrar a alguien a su casa durante la dictadura”, con la única diferencia de que se trataba de un pabellón en la cárcel. 
A las 7 de la mañana, los guardia volvieron con doble formación de cuerpo de requisa, algo que llaman “la volanta”, un cuerpo especial que actúa “en momentos especiales”. Ingresaron al pabellón “con brutalidad, algunos presos intentaron una especie de resistencia interponiendo camas para que no avanzaran, pero ninguno de los penitenciarios resultó herido ni corrió riesgo alguno, porque sólo los empujaron”. Cesaroni afirmó que ni siquiera se produjo un motín porque los de la requisa pudieron salir, no fueron tomados como rehenes, pero igual la retirada fue cubierta con disparos desde la pasarela. En ese momento, los presos pusieron los colchones contra las rejas para que los disparos no pasaran. De allí en más, hay varias versiones sobre el incendio. 
Hugo Cardozo recordó “algo que vuela, como un calentador”, y que había bidones de kerosene, “porque ellos hacían todo con kerosene”. El fuego lo puede haber producido el contacto del combustible con las granadas de gas lacrimógeno, con las balas o todo junto. Lo cierto es que se produjo el incendio, pero en todo caso “lo más importante es que nadie intentó apagarlo, a pesar de que a los pocos minutos llegaron los bomberos, pero no los dejaron entrar”. Ese dato fue ratificado en la causa por el jefe del cuerpo de bomberos. Lo que figura en el expediente es que no podían intervenir “por razones de seguridad”. 
La mayoría murió por incineración o por asfixia, pero los que lograban salir eran golpeados o baleados. El testimonio de un preso, de nacionalidad chilena, puede incorporar a la causa la certeza de cómo fue asesinado Tolosa y cómo fue que corrió la misma suerte el testigo de ese crimen, “para que no quedaran testigos”.

Los archivos del terror y el plan Cóndor, una de las etapas más oscuras de la historia Latinoamericana

  Este 22 de diciembre se cumplen 26 años del hallazgo en Paraguay de los llamados 'Archivos del Terror', documentos que contienen las diversas comunicaciones entre fuerzas de seguridad de Paraguay junto con los de otros países como Argentina, Brasil, Chile y Uruguay. La 'Operación Cóndor', planificación del terrorismo de Estado en estos países desde Estados Unidos, también se contempla en estos valiosos informes. 


Los archivos del terror y el plan Cóndor, una de las etapas más oscuras de la historia Latinoamericana






Estos archivos proceden de la década de 1970 a 1980, cuando Latinoamérica sufría diversas dictaduras militares. El objetivo de la coordinación de los diferentes regímenes era sencillo: controlar a sus sociedades y erradicar de forma violenta cualquier tipo de manifestación de disconformidad para con el régimen, bajo el amparo y la coordinación de Estados Unidos. 
El objetivo de la participación estadounidense en favor de estas dictaduras era la eliminación de cualquier posible corriente comunista que pudiese existir en el continente. Aún a pesar de encontrarse en plena Guerra Fría, el escándalo internacional al conocer que una democracia consolidada como la estadounidense colaboraba con diversas dictaduras militares fue notable. 
Más propio de una novela de Orwell que de finales del siglo XX, en estos documentos se detallan torturas, intercambios y traslados de presos políticos, diversas técnicas de espionaje y un control extremo de la sociedad civil. 
PARAGUAY
La documentación en la que se pone de manifiesto de formas explícita las forma de actuar de las dictaduras militares iberoamericanas fue redactada durante la dictadura de Alfredo Stroessner en Paraguay y hallados en ese mismo país. 
En 1992, un antiguo prisionero del régimen paraguayo de Stroessner solicitó acogerse al principio de 'habeas data', --un derecho recogido en la constitución del país por el que la ciudadanía puede a acceder a la documentación pública-- para consultar los diferentes archivos oficiales durante la dictadura. 

Los altos cargos policiales, que no habían sido cambiados con el advenimiento de la democracia, ordenaron ocultar el archivo de Investigaciones de la Policía de la Capital con el fin de destruirlo. Gracias a un soplo, el doctor Martín Almada, auxiliado por el juez José Agustín Fernández, consiguió sacar a la luz pública estos archivos a través del allanamiento del local de la Dirección de Producción de la Policía de la Capital. 

La documentación que posteriormente sería denominada 'Archivos del Terror', se encontraba apilada en una habitación cerrada por varios candados, donde había toneladas de papeles, así como enterrada en el patio interior. Fueron hallados el 22 de diciembre de 1992. 
LOS ARCHIVOS DEL TERROR
La documentación incautada de forma judicial en Paraguay contiene todo tipo de prácticas habituales durante las dictaduras iberoamericanas de la década de 1970, desde el control de la sociedad civil hasta las torturas más cruentas, con un denominador común: la represión de la cualquier posible oposición al régimen. 
Fueron halladas fichas de detenidos con fotografías en las que se evidenciaban las diversas mentiras de los documentos oficiales, en los que se justificaban las diversas heridas derivadas de torturas practicadas a los prisioneros en que estos se habían resistido de forma violenta al arresto. 
Existen también volúmenes sobre declaraciones de los detenidos coaccionados por torturas. Estas personas privadas de libertad por los diferentes regímenes podían pasarse años en prisión sin pasar en ningún momento a disposición judicial. 

En estos documentos se observa también la cooperación internacional entre las diferentes dictaduras militares que coincidieron en el tiempo en Iberoamérica, auspiciados por Estados Unidos bajo el marco de la 'Operación Cóndor'. Se llevaban a cabo traslados, intercambios y programas de captura conjunta entre Argentina, Brasil, Chile y Uruguay, así como diferentes operaciones de espionaje.

Las diversas técnicas de tortura que se aplicaban también se encuentran detalladas, en algunos casos de forma explícita. Se utilizaban varios sistemas, como infringir un dolor cada vez más intenso al torturado apara conseguir minarle moralmente o torturas delante de otros presos. Para ello se utilizaban instrumentos inquisitoriales como látigos, grilletes, varillas, sofocar a la víctima en agua con excrementos y el aislamiento en espacios tremendamente estrechos en los que los prisioneros no eran capaces de ponerse de pie.

'Los Archivos del Terror' constituyen en la actualidad una prueba fehaciente de la cara más dura de las dictaduras. Su aportación histórica y jurídica fue muy relevante y suponen un tratado de la impunidad con la que es capaz de actuar un Gobierno sobre su propia población. 


sábado, diciembre 22, 2018

CHILE: la matanza de la escuela Santa María- un caso de genocidio olvidado?


Escuela-Santa-María-1

La guerra preventiva: Matanza de la escuela Santa María de Iquique, las razones del poder

Sergio Grez T.
  Viernes 21 de diciembre 2018 11:00 hrs.