jueves, diciembre 21, 2006

Homenaje a Judy McInnis coordinado por P. Bessó





EL MÓN HISPANISTA HA PERDUT JUDY McINNIS


JUDY McINNIS

GLADYS ILARREGUI AMB MARTA ZABALETA


AR se suma a l’homenatge que el món de les llengües romàniques deuen a Judy McInnis, hispanista reconeguda i professora de la Universitat de Delaware, recentment traspassada, víctima d’un càncer de pulmó. Nosaltres només la coneixíem indirectament, però ens dol que ens haja deixats. Judy arribà a AR mitjançant la ma amiga de Marta Zabaleta i les seues versions de la seua companya i excel•lent poeta, Gladys Ilarregui, a qui traduí a l’anglés la majoria dels seus poemes editats. Agraïm, doncs, que la nostra amiga i col•laboradora de AR, la doctora Marta Raquel Zabaleta, haja escrit especialment per a la nostra membresia aquesta mena de personalíssim record i alhora obituari. Per la nostra banda, reproduïm el poema que el nostre company Pere Bessó escrigué com a darrer comiat.* El poema va acompanyat de la seua traducció al castellà, per tal com aquesta AR presumiblement ha de arribar a molts hispanistes que conreuaren l’amistat i el quefer professional de Judy. Finalment, també podreu trobar-hi el poema sencer de l’escriptora argentina afincada als EEUU, de què Pere Bessó extragué la cita.

(NOTA DE AR)
* verlo en este portal, en el blog de Noticias, dia 14 de diciempre recien pasado


‘De repente, el mundo es más frágil para todos y todas’

Por Marta Zabaleta,
escrito especialmente para Agenda Roja


Y así, de repente, cuando se me murió una persona tan querida y respetada, colega a quien vivencié además como a una amiga, sentí a la vida como una carga casi vacía.

La noticia me llego vía un emilio de Gladys Ilarregui, otra muy querida amiga, que es además mi poeta predilecta, y en el sujeto se leía:

“tengo que darte una noticia”.

Sabía que Gladys había compartido varios aspectos de la vida de la principal traductora de sus trabajos, Judy McInnis, que la conocía muy bien, y sabía también que no se mostraba optimista con respecto a su estado de salud. El cáncer la acabará pronto, me había dicho Gladys hacia ya unos meses. Pero Judy en cambio persistiría en vivir: en septiembre volvió a clases.

¿Qué me queda ahora de ella? Todos los años en enero compartíamos, Judy y yo, unas horas de clase aquí en Londres, en un campo que posee la Universidad de Delaware, de EE.UU., al cual Judy venia en su anual peregrinaje de ‘study abroad’. El año pasado no vino, porque estaba de sabático. Por las noches, mi trabajo consistía en acompañarla a ella, a otra colega suya, y a sus estudiantes, a ver distintas obras de teatro en el West End de la ciudad, con la idea de discutirlas luego desde un punto de vista genérico y feminista. Durante el día, habría clases de las cuales yo era en teoria la oradora oficial- la bien pagada, como quien dice; pero de hecho era ella quien muchas veces - in situ - me substituría. Ocurría que ella me invitaba a hablar de mis prisiones, exilios, y mis ideas, y mi destino, y mis esperanzas, mis grandes amores –Yanina y Tomás, y mis pequeñas tragedias cuasi cotidianas.

¿Cómo hacerlo? Nunca lo supe.
Y hoy, tampoco: no se cómo hablar de ella. Judy está muerta.

Por eso, hoy como entonces, me veo inclinada a aceptar sus palabras como mías.

Te vi partir por las calles de Londres en enero del 2004. Un sábado, destino a tu trabajo abroad… Yo tomé la Central Line.
Me dejaste en las manos una sonrisa, la caricia de este libro maravilloso*, y en los oídos el rumor de tus opiniones sobre mi vida, que conocías básicamente a través de la lectura de algunos de mis trabajos, y de preguntas bien intencionadas que me hiciste hasta esa semana en que trabajamos juntas, con tus alumnas y alumnos de Delaware, y tu colega, por última vez.

Aquí está la última foto que te saqué. Estábamos ese día en la casa adonde dicen que nació Shakespeare. Era tu mundo, el de los teatros, las librerías, la poesía.
Y, sin embargo, muy pocas personas me han preguntado tantos detalles sobre las torturas…Yo lo tomé como prueba de tu entereza.

En este libro explicas que una preocupación recurrente en Gladys es su deseo de comunicación con los demás. Y en ese magnífico prólogo concluyes: “Al volver a la metáfora que inició este ensayo, yo diría que la poesía de Ilarregui es un esquife que sirve como un bote de salvamento en el gran buque precario y crujiente de la civilización occidental “. Y ya ves, Judy, te estoy escribiendo, justo usando vuestro libro como salvataje, en las mismas fechas en que antes solíamos programar nuestro encuentro anual en Londres. Sí, estoy aquí, esperándote.

Y estoy segura que te reirías bonachonamente de mí, si te contara, querida Judy, que recibí este mensaje terrible de Gladys:



Gladys (izquierda)y Marta, el dia del cumpleaños de esta.(Londres,2004).
Foto por Yanina Hinrichsen Z.

“Martita:

Judy falleció repentinamente. Dejó de respirar y se nos fue, tras batallar el cáncer pulmonar que la aquejaba desde enero 06. Parecía resistir bien todo porque estaba reintegrada a clases este nuevo semestre, y todavía sonaba y se movía como una chica de 15 años con esas ilusiones de hacer study abroad, o volver a Londres - ¡ ciudad que le encantaba!.

Se que te quería genuinamente, y que admiraba tus cosas. Este sábado la despedimos 200 personas en Newark, y se congregaron colegas y amigos de una Universidad en la que enseñó por 35 años. Fue multifacética (incluso pintando, poniendo yeso, o haciendo cortinas con florcitas azules), y en todo recta como una regla, honesta, desopilante a veces. Tenía un poco de hada madrina y Mafalda.

Esta noticia no sabía como dártela, porque de pronto la vida es demasiado frágil para todos”. Gladys


* 'Poemas a medianoche'- 'Poems at Midnight', Gladys Ilarregui , Premio Jorge Luís Borges 1999, traducción y Prólogo de Judy McInnis, Libros de Tierra Firme, Colección de poesía Todos Bailan 317, Buenos Aires 2003. Este libro fue premiado en EE.UU. el 2004.

Londres, 15 de diciembre 2006


Foto de Judy McInnis, la primera a la izquierda, con otra colega de la University of Delaware, alumnas y alumnos, de visita a la casa adonde se presume que nacio William Shakespeare.Cortesia de Marta Zabaleta. ( Enero 2004)






Pere Bessó




JUDY McINNIS

Como si algo no se nos escapara de la mano:
la inocencia, la libertad, las formas del respeto
por esas hojas viejas por esos árboles acribillados de
sol en el patio, por esos trayectos de la agonía
a plena luz entre las ventanas
.
Gladys Ilarregui


Como las cenizas,
la nieve ensuciada de la mar interior a merced del bisturí,
traqueteo del Libro de las Horas malvendido por el obispo de Cuenca*,
un rictus de mariposas apuntalado con agujas de cristal,
las flores sacudidas por el viento,
los lirios bebiéndose el estallido mismo en la capilla de la colina,
la visión de las estampas que ella llevaba en su bolso de mano,
ves la lluvia sesgada,
las caras de los viejos amores desaparecen en la niebla,
el río pesado de barro y lluvia en el pulmón enfermo,
mientras la enfermera Ladonna limpia el catéter
y nos enseña a reír de nuevo,
a aceptar el vuelo penoso de tanto olvido
en el lodo de las aguas tuyas,
surco de mirlo atrás,
el destello umbrío que todavía te hiere rompiendo el alba,
la playa de gribaldos con parihuelas y mujeres de paz en Hill Chapel,
un sol de león de mar hembra arrastrando la arena del tiempo,
ida,
largamente ida.

(Traducción de su poema, por Pere Bessó)



GLADYS ILARREGUI

Poeta, narradora, investigadora y promotora cultural. Tiene publicados cinco poemarios y numerosas contribuciones a antologías y revistas especializadas. Parte de su obra ha sido traducida al inglés y al portugués. Ha organizado conferencias, coloquios, e invitaciones personales con el propósito de promover la poesía hispanoamericana. Fundadora de la Fundación Cultural Iberoamericana, situada en Washington DC, EE. UU.

Ilarregui tiene su PhD. en Literatura Colonial Latinoamericana por la Catholic University of America. Disertación doctoral: Textualidad y utopía en Nueva España: una interpretación cultural del Libro XII del Códice Florentino- Bernardino de Sahagún. Otros temas de interés: literatura colonial; autores de los siglos XVI y XVII; la violencia en el Nuevo Mundo: crónicas del dolor. Actualmente es profesora en la University of Delaware, EE. UU.

Premios a libros de poesía
• 2003._The Arthur Whitaker Prize (EE.UU.), otorgado por el Middle Atlantic Council of Latin American Studies.
• 1999._Premio Jorge Luis Borges (Argentina) por Poemas a Medianoche.
• 1994._Plural Prize (México), por Indian Journeys.
• 1994._Premio Federico Lorca, otorgado por la Embajada de España (EE.UU.) por Poemas a Medianoche/Midnight Poems.


UN CORTO VIAJE ALRREDEDOR DEL MUNDO

como un árbol amarillo salvaje
como una hoja que hereda su destierro
como el tiempo podrido y perturbado de los objetos
solos en una caja oculta en una habitación abandonada
como vasos partidos, platos heredados, hojas de
partitura de una canción ajena, todo el espectro
de la imaginación en la mudanza del otoño, de la mujer
de la mano que surge cerrando un cajón
para tocar una lapicera y escribir un rotulo,
una identificación a esa manera de mirar el mundo.
Como si algo no se nos escapara de la mano:
la inocencia, la libertad, las formas del respeto
por esas hojas viejas por esos árboles acribillados de
sol en el patio, por esos trayectos de la agonía
a plena luz entre las ventanas.
Por un amor uno hace muchas cosas que no tienen
sentido, y después se reacomoda esa memoria con
cómos y por qués. En la realidad dos personas
caminaban en un calle sola. Esa es la historia del
planeta de la casa de la caja con unos vasos de vidrio
que a contraluz irradian como espejos.



________________________________________

WEB RECOMANADA:
http://washingtonart.com/beltway/ilarregui.html

http://artsandscience.concordia.ca/cmll/spanish/ACH/Registro_Gladys_Ilarregui.html

http://artsandscience.concordia.ca/cmll/spanish/ACH/Registro/Noticias.html#Diciembre_06-febrero_07_Zabaleta

Homenaje editado de Agenda Roja, Mislata- Valencia, España , 20 de dic 06
EU3@mislata.es

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home