viernes, mayo 31, 2019

Mi sobrinita nieta JCH

jueves, mayo 30, 2019

Participa en el libro de Víctor Jara

"PREPARAMOS UN TESORO DE LIBRO HOMENAJE A VÍCTOR JARA QUE LLEVARÁ POEMAS, OBRAS DE ARTE Y TAMBIÉN CANCIONES DE VÍCTOR JARA. NO TE PIERDAS LA OPORTUNIDAD DE FORMAR PARTE DEL LIBRO.
Xabier Susperregi

CHUBUT- ARGENTINA:Libro escolar sobre la cultura mapuche







ALUMNOS DE CHUBUT HICIERON UN LIBRO PARA PRESERVAR CULTURA MAPUCHE

La publicación documenta las especies vegetales de uso medicinal y alimenticio que se utilizan en la zona cordillerana y recupera los conocimientos sobre las formas ancestrales de curar que aún se mantienen vigentes en las comunidades originarias de esa zona.
La publicación es resultado de un proyecto de alumnos de la escuela 17 de Tecka, que nació en 2015 tras la presentación en una Feria de Ciencias. El Ministerio de Educación de Chubut lo comenzó a distribuir en los colegios de la provincia.
Elaboración del libro
El libro contiene 33 fichas de plantas, la ficha de la piedra del guanaco —única medicina de origen no vegetal incluida por su amplia difusión— y algunas recetas saludables.
“Todo comenzó en 2015 por la insistencia de una docente amiga, Patricia Bravo, para que participáramos en la Feria de Ciencias. Lo hice con los estudiantes de EPJA porque sentía el compromiso de darle sentido al hecho de que adultos de la comunidad tomaron la decisión de ir a la escuela y esta idea me permitía conjugar los saberes que ellos tienen y sus experiencias, con los contenidos del diseño”, dijo la docente.
“Conversamos sobre hierbas para la salud, como se curaban antiguamente en el campo y por qué no corre eso ahora. El proyecto estuvo orientado desde el inicio en la salud: qué tengo que hacer yo para sentirme bien y qué puedo hacer si me siento mal y desde ahí iniciamos la investigación para ver con qué plantas contábamos en nuestra zona y qué uso medicinal tenía cada una”, recordó la docente.
Entre las actividades propuestas durante el largo proceso de investigación y desarrollo del proyecto, los estudiantes salieron al terreno a identificar plantas, las dibujaron, fotografiaron, hicieron un herbario, leyeron libros sobre plantas y sus facultades y descubrieron que muchas no figuran en los libros que consultaban. “Hicimos comida con la ortiga y preparamos remedios caseros de uso externo, pedimos socorro cuando apareció la piedra de guanaco y un estudiante de 708 pudo dar respuesta a nuestras inquietudes. Fue un trabajo muy intenso”, dijo.
Para las estudiantes, observar el trabajo final y participar en la entrega de la publicación representó un momento muy emotivo. “Sobre todo porque podían mostrarles a sus nietos algo que hicieron ellas y que les generó asombro, orgullo y emoción”, sostuvo la docente.




ARGENTINA: LA GENETICA DE MI PUEBLO

La genética de un pueblo.Pag12
Imagen: José Ardiles/AFC
Muchos podrán decir que el Cordobazo ya no está presente en la memoria de los trabajadores y el pueblo, pero nadie podrá negar que forma parte de su experiencia histórica. En los últimos sesenta años se produjeron tres grandes insurrecciones de masas en la Argentina. La toma del frigorífico Lisandro de la Torre en 1959; el Cordobazo de 1969 con sus secuelas y precuelas del Correntinazo, el Rosariazo y el Mendozazo; y el último, el más reciente, el llamado Argentinazo --que en realidad fue porteñazo-- de diciembre del 2001.
Las dos primeras se produjeron a partir de un conflicto gremial protagonizado por los que en cada uno de esos momentos conformaban la elite de los trabajadores de la industria. La toma del frigorífico fue encabezada por los obreros de la carne y motivó la insurrección de los vecinos de Mataderos. En el Cordobazo fueron los mecánicos del SMATA que se sumaron a una convocatoria de los gremios combativos y gatillaron el levantamiento popular.
Pero el Argentinazo fue protagonizado por una clase media empobrecida que conformó una alianza inédita entre "piquete y cacerola", es decir, entre esas capas medias empobrecidas y la masa de desocupados a quienes se les sumaron los sectores más combativos de las organizaciones gremiales.
Entre los dos primeros y el último se habían producido fenómenos mundiales en la circulación del capital y en los medios de producción, que redibujaron la geografía social: capas medias proletarizadas, crecimiento de los gremios de servicios y del sector informal de la economía, obreros calificados que abandonan una cultura proletaria y una masa inmensa de semiocupados y desocupados.
La vertebración de esa categoría que se englobaba en la definición de "pueblo" aparece más compleja y fragmentada con la globalización neoliberal. Los roles son más imprecisos, la famosa columna vertebral --o la vanguardia del proletariado-- no resulta tan clara como aparecía en el viejo capitalismo industrial semidesarrollado y dependiente en cuyo marco se produjo el Cordobazo.
Y además, la historia reciente tiene en la dictadura un abismo infinito que la divide entre antes y después. Esos cambios que complejizaron la trama social y le dieron expresiones culturales y políticas diferentes, aunque en algunos casos mantuvieran los nombres, hizo que la memoria de lo anterior a la dictadura se asentara en forma neblinosa, como los genes que inducen comportamientos sin que haya consciencia de su existencia.
Córdoba fue también escenario principal de la Reforma Universitaria que fue un gran movimiento estudiantil que tuvo un fuerte impacto democratizador. Córdoba fue la cuna de Agustín Tosco, el dirigente no peronista más importante desde allí en adelante. Y allí surgieron los gremios llamados "clasistas" de Sitrac-Sitram y el SMATA-Córdoba de René Salamanca.
Esa Córdoba de la ebullición estudiantil y del surgimiento de cientos de fábricas y trabajadores combativos quedó en la historia. Después de la dictadura, la provincia mutó a territorio de las derechas del peronismo y el radicalismo de cuyas filas surgieron todos los gobernadores desde la dictadura hasta la actualidad. Es la provincia donde Mauricio Macri ha tenido más respaldo, convertida en un centro conservador de fuerte gravitación. Si Tosco viviera, no la reconocería.
Todos esos cambios que han conformado nuevas sociedades, nuevas identidades y formas de hacer política, tanto en la izquierda como en la derecha se producen al mismo tiempo que el bloque hegemónico fue construyendo herramientas de homogeneización del discurso, en tanto que el campo popular iba perdiendo muchos de esos factores que lo contenían. Son numerosos los argumentos para sostener la afirmación de que movimientos como el Cordobazo ya no tendrían vigencia.
Pero la experiencia de lucha de los trabajadores y de los movimientos populares no se pierde sino que subyace de una manera ni tan visible ni tan literal. La memoria no es lo que hicimos, sino lo que hacemos con lo que hicimos. Hay una reelaboración permanente y sobrepuesta de esa historia que se renueva en forma constante. Hay hechos, resonancias, acciones, ejemplos, ecos que se amasan y resignifican y a veces hasta pueden perder la imagen original. El Cordobazo también ha sido consecuencia de ese proceso previo y motorizador del proceso histórico que lo siguió.
Por eso, aunque no se vea, el Cordobazo está allí como está el históricamente inmenso 17 de Octubre. Forman parte de esa experiencia. Está en las grandes rebeliones contra gobiernos represivos y antipopulares.
El pueblo argentino es un pueblo movilizado. No existe en América Latina una experiencia similar tan enraizada en los procesos sociales. La Revolución de Mayo empieza también con una concentración popular frente al Cabildo para respaldar a los patriotas. El Córdobazo es una pieza brillante de ese linaje que empieza en Mayo, atraviesa el 17 de Octubre; y sigue plantando hechos decisivos que emparejan la historia para el lado de la justicia y los pueblos.



miércoles, mayo 29, 2019

ARGENTINA: LEY DE ABORTO YA!

Miles de mujeres
Miles de mujeres por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito
La marcha al Congreso, en imágenes
Las manifestantes llevaron una Virgen como la de la muestra censurada.
Las manifestantes llevaron una Virgen como la de la muestra censurada. 

Imagen: Guadalupe Lombardo
Miles de mujeres salieron a la calle para exigir frente al Congreso la despenalización y legalización del aborto, en el día en que se presentó en el Congreso el proyecto de ley para que se vuelva a debatir. La marea verde volvió a ganar las calles.
Algunas imágenes de la concentración en la Plaza Congreso, que muestran el fervor de las manifestantes. 

Guadalupe Lombardo
La norma pudo se tratada en 2018. Por un ajustado margen se aprobó en Diputados y luego cayó por ocho votos en el Senado.

El proyecto ingresado propone que toda mujer u “otras identidades con capacidad de gestar” tienen derecho a acceder a la interrupción de su embarazo hasta las 14 semanas. Además, dice que el procedimiento se debe hacer dentro de los cinco días de su requerimiento y establece penas para los profesionales que dilaten, obstaculicen o se nieguen a realizar un aborto en los casos legalmente autorizados.

Si la iniciativa llega a tratarse, será este año con la misma composición que la aprobó en la Cámara Baja y la rechazó en el Senado. En octubre renovarán sus bancas la mitad de los diputados y un tercio de los senadores.


martes, mayo 28, 2019

La obra reciente de Nora Strejilevich


La imagen puede contener: una persona, sombrero y primer plano
La editorial chilena LOM acaba de publicar dos libros de Nora Strejilevich, que ahora se presentan en Buenos Aires:
 Presentan 
Laura Estrin (profesora de literatura de la Universidad de Buenos Aires) y 
Ana María Careaga (ex-directora del Instituto Espacio por la Memoria). 
En UBA. Instituto de Literatura Argentina.
25 de mayo 217. Sala Guiraldes. CABA
6 de junio, 18:30 hs.


1. Un día, allá por el fin del mundo: novela autobiográfica sobre el exilio errante de la protagonista, atravesada por la historia contemporánea ligada a la violencia política en varios continentes: el personaje circula por Israel, Sudáfrica, México, Guatemala, Chile, Argentina, Brasil, Canadá, Estados Unidos, España, Italia, Grecia, etc., combinando humor y picaresca con el sustrato trágico de nuestro tiempo. 
2. El lugar del testigo. Escritura y memoria (Uruguay, Chile y Argentina). Este ensayo reivindica el lugar matricial del testigo de los centros clandestinos de detención y tortura del Cono Sur, no solo a nivel judicial sino literario. Los estudios del genocidio y la literatura de la Shoá son el hilo conductor de la reflexión, que debate con lecturas de Agamben y de Beatriz Sarlo sobre el tema. 

Recientes comentarios sobre la obra de Nora Strejilevich:

CUBA:'No es suficiente librar la lucha de clases'

Resultado de imagen para SARA MAS CUBA
Sara Más





VII Coloquio Internacional 'La Diversidad Cultural en el Caribe: Revolución y rebeldia', que del 20 al 24 de mayo se realizó en Casa de las Américas, en La Habana.
Por Sara Más, para SEMIac 
"No es suficiente librar la lucha de clases, hay que incorporar todas las luchas y revolucionar a todos los sujetos", sostuvo Georgina Alfonso, directora del Instituto de Filosofía, al intervenir en el panel "Feminismo, movimientos de mujeres y estudios de género en el Caribe", realizado el 22 de mayo, como parte del encuentro.
La investigadora e integrante del Grupo América Latina, Filosofía Social y Axiología (Galfisa) reconoció que el sujeto mujer ha sido uno de los más revolucionarios dentro de la Revolución cubana, que necesita romper con las lógicas capitalistas y con las patriarcales.
A su juicio, en la actualidad se confirman varios desafíos para los feminismos en Cuba, en un escenario en el cual se recompone el sujeto revolucionario y se produce un cambio generacional natural.
Entre esas dimensiones, la especialista mencionó la validación de que lo cotidiano es político, de que se trata de una batalla no solo de mujeres, sino también de los hombres; el respeto a la diversidad desde identidades múltiples y la lucha contra el patriarcado.
La profesora agregó que la lucha contra el capitalismo hoy es una lucha también contra el patriarcado. "No se supera la lógica del capital si no se supera la lógica patriarcal que reproduce la dicotomía entre lo público y lo privado, la segregación entre lo productivo y lo reproductivo y que invisibiliza el trabajo doméstico de la mujer y lo que representa en términos económicos y de producción de plusvalía que no se contabiliza y recae sobre las mujeres", explicó.
Alfonso consideró que, en momentos de actualización del modelo económico cubano, es necesario posicionar de manera revolucionaria las diversas variantes y tendencias feministas.
"Un feminismo que deja fuera a las mujeres negras, a las pobres, a las mujeres indígenas y se posiciona solo desde la academia de mujeres blancas y de clase media no es un feminismo realmente revolucionario. El feminismo tiene que ser inclusivo y expresarse como práctica cotidiana", sostuvo.
Las viejas y nuevas luchas que encaran los movimientos de mujeres en la región caribeña encuentran múltiples espacios de avance y resistencias.
Para la socióloga Gretel Marrero, la educación es uno de los ámbitos donde emergen y se reproducen brechas de desigualdad que colocan en desventaja a las mujeres, las jóvenes y las niñas, al punto que para muchas en la región del Caribe se convierte en un desafío terminar la enseñanza secundaria.
El de la educación sigue siendo un escenario donde se reproduce la cultura androcéntrica, dijo la investigadora.
Aun cuando se abren posibilidades a las mujeres en todos los sectores y se las impulsa a establecer selecciones profesionales no tradicionales, tampoco se supera que los estudios de género sean una especialización femenina, acotó.
Entre otras propuestas, Marrero habló de la necesidad de políticas públicas en atención y beneficio de las mujeres y las relaciones sociales especificas en las que estas se desenvuelven.
Para la investigadora y activista Aracely Rodríguez, se impone rescatar y visibilizar los aportes al feminismo y los estudios de género de las mujeres negras, a quienes llamó "pioneras en la sombra del olvido".
Esa ha sido una constante en el Caribe, dijo, por lo cual existe un pensamiento feminista negro disperso y poco estudiado.
"La Historia tiene una deuda con las precursoras del feminismo negro y la negritud", insistió, al referirse, entre otras, a las martiniqueñas hermanas Nardal y a la cubana María Dámasa Jova (1890-1940), educadora, periodista y política feminista, defensora de las mujeres negras.
Varias intervenciones, desde el público asistentes, reivindicaron el valor de las luchas feministas y de los movimientos de mujeres en la región del Caribe, con una riqueza muy grade de experiencias de mujeres indígenas, negras y campesinas, entre otras.

lunes, mayo 27, 2019

María Teresa Andruetto, un orgullo como colega y como persona

María Teresa Andruetto
La desacatada

A ella, que escribió un libro al que llamó 'Lengua madre', la atraviesan ambas palabras, pero sobre todo lo que dicen juntas. Sobre la lengua viene reflexionando en sus libros teóricos y en sus novelas y cuentos; o más bien de esa materia se viene sirviendo, hundiendo sus dedos en esa masa hasta moldear lo más propio, lo singular. Muchas veces exponiendo, al mismo tiempo, el imposible que esa operación contiene: tomar lo que es de todos –una lengua, nada menos– para hacerlo único. A ella, justamente, la invitaron a dar la conferencia de cierre del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española, que con toda pompa y circunstancia se celebró en Córdoba. Y María Teresa Andruetto aceptó. Y lo que hizo, en ese cierre magistral que se seguirá recordando como una lección de Lengua Madre, fue del orden del desacato. 
Repasemos: la preparación del evento estuvo marcada por la exhibición de poder hegemónico que la movida traslucía, dentro y fuera de la lengua. La ciudad se preparó hasta con un reloj gigante que descontaba los segundos para recibir al rey –“los cordobeses han esperado este momento desde 1573”, me dijo un cordobés–. También el presidente llegó hasta allí, y finalmente pudo hacer gala de su pericia filológica en la inauguración, agradeciendo a la lengua española su capacidad de venir a poner orden, porque si no esto sería un despelote (“imaginemos si acá nosotros hablásemos argentino, y los peruanos, peruano”, es un registro que quedará en los anales de los congresos, de todo tipo). 
En este marco, además, se preparó un contra congreso: “Derechos Lingüísticos como Derechos Humanos”, todo otro posicionamiento, también, desde su enunciado. Y Andruetto participaría de ambos. Muchos reprocharon en la previa esta decisión (quien esto escribe, también). Por más crítica que la escritora quisiera mostrarse en el congreso oficial, vaticinába(mos), se la “tragaría” el gran evento. Terminaría siendo funcional a un sector que no tiene más que Aguinis y Kovadloffes para ofrecer. Iría a llenarles el casillero de la “amplitud”.    
Pero la Andruetto se plantó y dijo. Dijo sobre lo uniforme y lo singular. Sobre las batallas que se libran en la lengua. Sobre la lengua de España y la que se habla en América. Sobre el lenguaje inclusivo, excluido como tema del encuentro. Y dijo, finalmente, que en todo este estofado hay un temita al que sería hora de meterle cuchara: el de quién se queda con el usufructo que genera esta lengua en el mundo. “¿Quién certifica? ¿Quién obtiene los dividendos de esas acciones? ¿Se distribuyen esos dividendos entre los diversos países en que se habla castellano o se trata de un recurso que le pertenece mayoritariamente a instituciones españolas?” planteó. Es un tema concreto y es económico. También en la lengua, queda visto, las vaquitas son ajenas.
Es extraño: hubo otros discursos enfáticos y brillantes, como el de Mempo Giardinelli, que denunció con firmeza el rumbo del sistema educativo, frente al mismísimo ministro de Educación. Pero el discurso que quedó retumbando, y que logró traspasar la burbuja del campo, fue el de Andruetto. Tal vez fue no sólo por lo que dijo; también por el cómo, tan hermosamente. Y además en ese tono dulce que le es propio, con esa tonada aspirada con la que también dice: esta soy, de acá vengo. Hay mujeres que saben acomodar el tono a las circunstancias, y no por eso dejan de decir. 
A su lado el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, visiblemente incómodo       –descolocado, más bien parecía– se vio obligado a improvisar una de esas aclaraciones que oscurecen, fuera de todo protocolo. Tal vez sintió que era demasiado. Porque convengamos: una cosa es aceptar polemizar sobre la lengua y sus circunstancias. Hasta el lenguaje inclusivo, vaya y pase. Pero apuntar al monedero, desde el centro mismo donde se pone en valor y al mismo tiempo se pretende dejar invisible ese monedero, eso es otro cantar. 
“La elección de la lengua (y dentro de ella, la de sus infinitos matices) indica en qué sistema literario puede o quiere insertarse un escritor, por quiénes y de qué modo desea ser leído y cuál es el costo que ese escritor está dispuesto a pagar para encontrarse con sus lectores”, dice Andruetto en su valioso La lectura, otra revolución, donde reúne sus conferencias, tan teóricas como literarias. La idea aparece en el texto “En busca de una lengua no escuchada todavía”, a propósito del obstáculo que invariablemente se le presentaba, cuenta, ante la posibilidad de editar afuera: “demasiado argentino”, le decían. Novelas como Lengua madre, Los manchados, Veladuras, La mujer en cuestión, los tremendos cuentos de Cacería, son ¡cómo no! demasiado argentinos. Y más aún: del interior del interior de la Argentina, porque allí es adonde van a buscar -en una intencional y fascinante operación de sentido- la lengua y el habla. Y sin embargo se han impuesto, con costo y todo, por su propio peso. Hoy Andruetto es traducida y editada en el mundo. Maravillas de lo singular. 


Hay otro mérito de María Teresa Andruetto y es el de haberse abierto paso en “La” Literatura también desde la… literatura infantil. Así nombrada, esta literatura queda fijada como menor. Son cuentitos. Y por eso no merecen ni siquiera un lugarcito entre las críticas del suplemento especializado de un diario. La visión no es solo corta sino ignorante del estado actual de un campo que viene dando sobradas muestras no solo de su calidad, también de su rol como dinamizador de un mercado editorial que hoy llora su crisis. Por obras como El país de Juan, Huellas en la arena, La durmiente, Solgo, entre muchas, y otras “para jóvenes” como Stéfano y La niña, el corazón y la casa, Andruetto fue la única argentina en ganar el Premio Han Christian Andersen, conocido popularmente como “el pequeño Nobel” (y dale con el diminutivo). 
Hacia una literatura sin adjetivos, postuló en otro libro que reúne conferencias, advirtiendo que esos adjetivos (“infantil”, por caso) “están cargados de intenciones y son portadores de valores”. Y observando que “la lectura y la experiencia estética se encuentran entre los ejercicios más radicalizados de libertad”. Andruetto ha hecho carne esta certeza y, sobre todo, la ha visto puesta en acto. Conoce las escuelas del país y sus realidades; recorrió y recorre, también con el cuerpo, el interior del interior. Desde el conocimiento que le dan esos encuentros con niñas, niños y jóvenes, docentes, bibliotecarios y mediadores, batalla contra el sentido común que indica que “antes se leía, ahora no”. O ese tanto más clasista y prejuicioso: “las cajas quedaban guardadas, las maestras ni las abrían”, en referencia a los libros que supo repartir este país a sus escuelas (92 millones, de todos los géneros y temáticas, entre 2003 y 2015). Quien esto escribe escuchó hace muy poco, azorada, repetir esta frase al mismo tiempo que se admitía que hoy solo llegan, a veces, libros de texto. En fin, también está quien dice que antes se repartían computadoras sin internet, que es lo mismo que repartir asado sin parrilla.
Contra el sentido común que se ha pretendido instalar, Andruetto insiste en valorar y reconocer a los y las docentes. Los impulsa en su rol irreemplazable, en ese vínculo amoroso que aun logra regalar, mientras todo alrededor se va cayendo, “la gran ocasión” (diría otra grande, Graciela Montes) de la lectura. También por eso, a María Teresa Andruetto la admiramos tanto. Por desacatada.

domingo, mayo 26, 2019

Lo que no me debieron decir las mujeres de mi familia


10 frases (de ‘madre de toda la vida’) que no deberías decir a tu hija en 2019

¿Para presumir hay que sufrir? Las expresiones y gestos populares que se nos inculcan desde pequeñas están cargadas de estereotipos de género y construyen quienes somos sobre la base de una sociedad patriarcal y machista. Los desmontamos.

  •   10 frases (de ‘madre de toda la vida’) que no deberías decir a tu hija en 2019

Los mandatos de género a las mujeres sobre cómo ha de ser su apariencia física (con un canon único) se perpetúan con frases que escuchamos desde la infancia. Foto: 'Little Miss Sunshine'
Se las habrás escuchado a tu madre, a tu abuela, a tus tías. Se las habrás escuchado a ellas y no tanto a tu padre, tu abuelo o a tus tíos porque son las mujeres quienes tradicionalmente se han encargado de criar y cuidar. También porque es a ellas a quienes se las han repetido hasta la saciedad desde bien pequeñas. ‘No te sientes así que no es de señoritas’, ‘no juegues al fútbol que pareces una marimacho’. La idea de cómo debe ser una chica (y la futura mujer) está clara y admite una única forma. El estereotipo está más presente en generaciones anteriores, sí, pero la actualidad demuestra que en el control sobre los cuerpos femeninos y en el dominio de los espacios siguen interviniendo con peso decisivo los hombres y las ideas patriarcales. En los dos últimos días hemos leído sobre la cruzada de los ultraconservadores en Estados Unidos persiguiendo el derecho al aborto en estados como Alabama, Kentucky o Georgia, y al candidato de Vox para el Ayuntamiento de Madrid, Ortega Smith, decir que “las mujeres pueden decidir sobre cortarse el pelo, cortarse las uñas” pero no sobre abortar-.
Educar en la igualdad, en horizontal, es una preocupación urgente y el lenguaje y lo que decimos de manera espontánea, por costumbre, juega un papel fundamental. “El lenguaje es el depositario de nuestros prejuicios, creencias y presunciones”, escribe la activista feminista Chimamanda Ngozi en Querida Ijeawele. Cómo educar en el feminismo (Literatura Random House). Para enseñarle a los niños a cuestionar ese lenguaje, explica, “tendrás que cuestionar tu lenguaje”. Y pone un ejemplo: “Una amiga mía asegura que nunca llamará ‘princesa’ a su hija. La gente lo dice con buena intención pero ‘princesa’ es una palabra cargada de presunciones, de la delicadeza de ella, del príncipe que la rescatará, etcétera. Mi amiga prefiere ‘ángel’ y ‘estrella”, señala. Analizamos el significado de algunas de esas frases populares junto a expertas.
1.Para presumir hay que sufrir
Ponerse tacones, hacer dieta pasando hambre, maquillarse, depilarse… La idea de invertir el tiempo y la energía que hagan falta para estar ‘presentables’, y que esta sea la prioridad. Como explica a S Moda Irene Martínez Martín, profesora de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid e investigadora sobre pedagogías feministas, esta frase refleja “el mandato de género sobre las mujeres en cuanto a belleza física. Muestra la cosificación a la que se someten los cuerpos de las mujeres, siempre encasilladas en estos cánones. Hay un ideal de belleza (mujer blanca y delgada) y todas ‘debemos’ entrar ahí”
2.Te vas a quedar para vestir santos
O ‘se te va a pasar el arroz’, ‘así quién te va a querer’… La pareja o la vida. “Ideas que transmiten una imagen de cómo tienen que ser las mujeres, muy dentro del estereotipo y la norma heterosexual, blanca, occidental: casada, con hijos y trabajo, pero también estar muy cuidada y guapa. Eso es lo que se entiende por mujer realizada al 100%. Estos planteamientos no dejan espacio para salirse de ese camino ni de esos tiempos -tienes, además, que haberlo hecho todo antes de los 30-“, expone Irene Martínez.
3. Eso no es de señoritas
Al abrir las piernas, al sentarnos de determinado modo, hablar alto o hasta haciendo referencia a la forma de comer (prohibido mancharse). “Desde la primera infancia tenemos muy claro lo que es ser una chica, cuando nos dicen ‘pórtate como una señorita’ sabemos perfectamente lo que sigfnifica porque durante toda nuestra vida nos adiestran para comportarnos según nuestro rol en la sociedad: debemos ser sumisas, complacientes y discretas”, cuenta a S Moda Iria Marañón, autora de Educar en el feminismo (Plataforma Actual).
4. No comas por la calle que no ligas
“Se nos restringen los espacios en los que habitar”, afirma Isabel Mastrodomenico, máster en Igualdad de Género en las Ciencias Sociales, directora de la agencia Comunicación y Género y autora de Las feministas queremos (Ed. Lo que no existe). “No podemos estar en un mitin político como voceras, sino como asistentes y palmeras. No podemos estar en los espacios públicos, como por ejemplo los sanitarios, en igualdad de condiciones, sino siempre como asistentes, enfermeras… Tengo una conocida que me contaba que en su universidad (en Navarra) las mujeres tenían prohibido comer plátanos o llegar con el pelo mojado, se entendía como una provocación”. La idea que proponen las tres expertas al respecto de esto último es incidir en que el foco se ponga en educar a ellos en el respeto y no a las mujeres en la prevención de ‘comportarse’ o ‘no enseñar ni provocar’.
5. ¿Eso que llevas es una falda o una camiseta?
O el cuerpo de la mujer (y la cantidad de tela que lleva puesta) como objeto de escrutinio. Y la piel o el cuerpo femenino bajo el prisma constante de la sexualización. “El ‘no enseñes y el ‘qué haces tan tapada’ conviven. Lo vemos cuando hay alguna tipo de violencia, lo vemos en la televisión. Nunca sabes cuándo hay un punto medio y al final lo que hay detrás es atribuir a la vestimenta y a la mujer la responsabilidad de lo que ocurra. Con frases así se refuerza eso que se nos enseñan desde niñas: a protegernos de esas agresiones y que si llevas la falda más corta eres más propensa a que te pase”, dice la educadora Irene Martínez.
6.Si juegas al fútbol eres una marimacho
Lo emocional es cosa de ellas y la fuerza de ellos, y a esas ideas de asocian las actividades, juegos y hasta colores que corresponden a cada cual. “Como estamos en una sociedad encorsetada por el binarismo (mujer/hombre), percibimos que el comportamiento contrario al que se espera de una chica es el de un chico”, explica Iria Marañón. “Sin embargo, hay muchas formas de ser una chica y absolutamente todas son válidas. La construcción del género debe romperse, y con él romper todos los estereotipos, para que las niñas sean verdaderamente libres de expresarse como quieran”.
Algo que está cambiando tímidamente y de lo que la cultura pop ya ha dejado referentes: las faldas de Jaden Smith o el hijo de Adele, Angelo, vestido de Elsa de Frozen. Para las nuevas generaciones las identidades de género son más líquidas que para sus padres. Un ejemplo que rescata Irene Martínez: el vídeo experimento Como una chica, en el que se pide a personas de diferentes edades escenificar cómo corre o pelea una chica. El resultado muestra cómo para los más mayores tiene que ver con la debilidad y prácticamente hacen una caricatura y para las más pequeñas, libres de esos prejuicios, tiene que ver con la fuerza. “Muestra también que lo femenino se ha concebido siempre cómo un insulto, tanto para ellas como para ellos”.
7. No llores, con lo guapa que eres
O dirigirse a una niña, de entrada, resaltando lo guapa que es. “Desde que son pequeñas, las niñas reciben constantemente elogios a su aspecto físico, lo que hace que asuman que es la parte principal de lo que ellas son. Con los niños esto no ocurre de forma tan habitual. Por eso es importante que manejemos otros temas de conversación cuando estamos con niñas pequeñas, les preguntemos por sus intereses personales y no mostremos ningún interés ni preocupación por su físico”, sugiere la autora de Educar en el feminismo (Plataforma Actual).
8. A los hombres se les conquista por el estómago
“Tienes que saber cuidar. Este mandato, que el cuidado es cosa nuestra, se nos da desde chicas. Que que tu marido esté contento y que ese cuidado de la casa, de la alimentación de la familia te corresponde”, expone Irene Martínez. “Además pone en alerta: si él no está cuidado y contento y se va a ir y me abandonará, entonces habré fracasado bajo esa idea de que tener un hombre al lado e hijos es la máxima a alcanzar. El cuidado es de todos y de todas, es fundamental además ponerlos en el centro y reivindicarlos, pero como algo común”.
9. Detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer
El segundo plano, la invisibilización y la necesidad de una puesta en valor. “No se habla de las grandes mujeres abnegadas detrás de los grandes filósofos, me parece que eso es  intentar borrar de un plumazo la importancia de la participación y del desarrollo histórico de las sociedades”, señala Isabel Mastrodomenico. Además de las mujeres silenciadas en el relato de los avances científicos o literarios, “se ha infravalorado el rol que tenían las mujeres en las sociedades dentro de la historia, ese 50% de la población que sostenía a ese otro porcentaje y darle valor a que ese segundo plano que no es tal, sin ellas esos señores no podrían haber escrito esos libros o pensar lo que pensaron”.
10. Es mejor insinuar que enseñar
“La idea una vez más de que la mujer debe ser discreta, delicada y tener muy en cuenta la imagen que proyecta a los demás. Forma parte de la construcción de su feminidad”, apunta Marañón. Para Isabel Mastrodomenico “evoca ese discurso de reformar la mentalidad de la mujer siempre maquiavélica creando estratagemas para capturar a los pobrecitos hombres”.

Anticonceptivo masculino pasó la prueba: es seguro y eficaz

Los anticonceptivos por décadas han sido tema sólo de mujeres, sin embargo tras varios estudios a nivel mundial, la idea de que los hombres puedan evitar embarazos cada vez toma fuerza, de hecho se han diseñado y desarrollado varias pastillas anticonceptivas masculinas.
De todos los prototipos creados existe uno que es más real de lo que creemos, de hecho la Universidad de Washington dio a conocer un estudio que demostró que la DMAU, una de las píldoras en desarrollo es totalmente segura y eficaz.
Esta pastilla anticonceptiva que se debe tomar diariamente está diseñada para impedir la generación de espermios a través de sus componentes que no sólo son hormonas sintéticas sino que contienen en gran cantidad undecanoato dimendrolona.
La dosis desarrollada fue probada en 100 hombres y alli se pudo comprobar la disminución de los niveles de testosterona y de las hormonas necesarias para la producción de espermatozoides, por lo que cumpliría con la primera condición para ser un anticonceptivo.
La DMAU también tiene su versión en gel, ambas serán probadas en siete países del mundo, incluido el nuestro.

BRASIL el dinosaurio suelto BOLSONARO

La Justicia de Brasil lo multó y le ordenó retractarse
Condenado por misógino, Bolsonaro deberá pagar
En 2003 el mandatario le gritó ante las cámaras a una diputada “no la violaría porque no lo merece.” Ahora deberá pagarle una indemnización.
Bolsonaro fue condenado por sus expresiones sexistas contra una diputada del PT.
Bolsonaro fue condenado por sus expresiones sexistas contra una diputada del PT. 

Imagen: AFP
El presidente Jair Bolsonaro había perdido uno de los dos juicios que le inició la diputada del PT y ex ministra de Derechos Humanos, María do Rosario Nunes. Ahora ese fallo deberá cumplirse. En los próximos quince días tendrá que indemnizarla por la suma de diez mil reales y retractarse en los medios y redes sociales por sus expresiones misóginas y sexistas contra ella. La sentencia se acaba de conocer y fue firmada por la Justicia Civil de Brasilia donde la legisladora lo había denunciado. “Celebro esta victoria que es la del respeto y la dignidad, con todas las mujeres de Brasil” declaró la afectada. En 2003 el mandatario y militar ultraderechista le gritó ante las cámaras de televisión que “no la violaría porque no lo merece” y el 9 de diciembre de 2014  repitió palabras parecidas en una sesión del Congreso.

En un video que posteó en su Facebook, la actual diputada federal comentó: “Quiero compartir con ustedes y celebrar juntos la noticia de que finalmente la sentencia del juicio a Jair Bolsonaro será cumplida. Fue condenado por daños morales. El fallo hasta hoy no había sido debidamente ejecutado y ahora deberá pagar la indemnización y retractarse en las redes sociales y en todos los espacios que usó para la difamación. Es una victoria importante para nosotras”. María do Rosario –como se la conoce en Brasil– le ganó al presidente el juicio civil y prosigue una demanda penal que todavía está tramitándose ante el Supremo Tribunal Federal (STF). Además existe otro proceso judicial del Ministerio Público contra el militar por los mismos dichos.
La legisladora adelantó que el dinero fijado en la sentencia como indemnización se lo donará a instituciones que actúan en defensa de la dignidad de las mujeres. En una entrevista de noviembre del 2018 con PáginaI12 había definido al monto que deberá pagarle Bolsonaro como “irrisorio”. Al cambio, la suma que fijó el tribunal civil Nº 18 de Brasilia representa unos 115.000 pesos argentinos.
Pese a ello, el fallo tiene un peso simbólico muy fuerte en la larga lucha de las mujeres brasileñas y que, como en todo el mundo, se ha transformado en una ola indetenible de sus reivindicaciones postergadas por la igualdad de género y el desmantelamiento de la sociedad patriarcal. La diputada federal por Río Grande do Sul lo celebró como una victoria importantísima en el video que compartió especialmente con las mujeres de su país. Bolsonaro y sus abogados no habían dicho hasta ayer una sola palabra sobre el fallo.
María do Rosario no era muy optimista sobre el desenlace de los juicios contra el militar. El capitán del ejército asumió la presidencia el 1º de enero de este año y ella consideraba que el tema recién podría resolverse después de que finalizara su mandato. En aquella entrevista con este cronista había explicado: “El pretendía que el caso fuera cerrado pero no lo consiguió y entonces fue suspendido el juicio solo durante el período en que dure su presidencia. Después será retomado el proceso sin que prescriba y tendrá que responder. Fue una victoria de nuestros abogados y al mismo tiempo, yo creo que él volverá a tener que declarar más temprano de lo que piensa”. Esta última línea fue premonitoria. La retractación presidencial tiene 15 días hábiles de plazo para ser cumplida desde el miércoles último.

EL SALVADOR:ruinas mayas.

https://images.pagina12.com.ar/styles/width470/public/media/articles/1076/maya_0.jpg?itok=dCprYGdh
Nuevos descubrimientos en la Joya de Cerén
La aldea maya sepultada por la lava, 
Pag 12, 26 d emayo

De Latinoamérica Piensa
Nuevos hallazgos retratan la fuerza con la que erupciones volcánicas sepultaron la aldea agrícola maya de Joya de Cerén, en el noroeste de El Salvador, hace más de 1.400 años. Cuarenta y dos años después de su descubrimiento, el sitio arqueológico sigue dando nuevas pistas acerca de la vida precolombina que se desarrolló en ese lugar y que se conservó, como en Pompeya, por la lava volcánica que arrasó con todo a su paso.

«La erupción de Loma Caldera (a unos 20 kms de la aldea) sin duda fue una erupción explosiva, los primeros estratos (de la superficie) evidencian bombas volcánicas, vemos que la gente huyó», explicó este jueves la arqueóloga Michelle Toledo.
En Mesoamérica se destaca el descubrimiento de Joya de Cerén como una cápsula de tiempo por ser el único sitio de una aldea prehispánica bien conservado donde se puede apreciar la forma de vida, así como rituales, agricultura, comercio, administración del espacio y hábitos alimenticios de ese periodo.
La Dirección General de Patrimonio Cultural y Natural del Ministerio de Cultura anunció ahora el hallazgo de una estructura, seis vasijas de cerámica con semillas carbonizadas, tres mazorcas de maíz y huesos de animales.
Las piezas y fragmentos de cerámica encontrados corresponden al período Preclásico tardío, del 400 a.C al 300 d.C, que se conservaron debido a la erupción de cuatro volcanes, entre las que figuran la del lago de Ilopango (535 d.C) y la del Loma Caldera (650 d.C).
Los especialistas indican ahora que la Joya de Cerén se caracterizó por su agricultura, como lo evidencian los cultivos de maíz y yuca encontrados. «Siempre se ha pensado que Joya de Cerén estaba en colinas, pero no es así. Hicieron nivelaciones (del terreno) para construir la aldea y para la irrigación de cultivos», precisó Toledo.
Las evidencias encontradas demuestran que, gracias al uso del agua de un río adyacente, los mayas tenían cultivos de maíz en diferentes etapas todo el año. En las excavaciones se puede observar la denominada tierra blanca joven, una capa de ceniza formada por el volcán Ilopango bajo la cual quedó sepultada la aldea donde «todo estaba pensado para la producción agrícola», según Toledo.

«Lo interesante es que ellos (los mayas), al asentarse aquí, modificaron el terreno y se puede observar en la tierra blanca joven», insistió. Además, modificaron la superficie de la aldea para crear un terreno más plano y para la irrigación de cultivos.
En la superficie donde se había cosechado, los arqueólogos localizaron plantas de maíz de diferente tamaño, una muestra de que «sistematizaron el cultivo para que los recursos alimenticios nunca faltaran», señaló Toledo.
Entre los artefactos presentados este jueves se encuentra una olla de color rojiza, que correspondería a la ocupación del período posclásico (900 a 1524 d. C). Eso lleva a pensar que los habitantes de Joya de Cerén eran comerciantes y viajaban a intercambiar sus productos en San Andrés, otra zona arqueológica cercana.

sábado, mayo 25, 2019

"Las noches son lo peor, porque nos da mucho miedo estar solas en la fábrica'



Mujeres y niñas cobran 11 céntimos por hora por coser las prendas de las multinacionales occidentales de la moda
19 de marzo de 2019 | Daniel Bellaco

"Es el mercado amigo", como diría aquel. El capitalismo radical imperante es lo que tiene, que se explota a gente en cualquier lugar del mundo para el beneficio de las grandes empresas multinacionales.
El estudio más importante realizado en los últimos años sobre las condiciones laborales de las empleados en la industria textil en el tercer mundo afirma que la mayor parte de los más de 12 millones que se dedican en sus hogares a trabajar por 11 céntimos de euros por hora son mujeres y niñas.
El estudio ha sido realizado por el Centro Blum para Economías en Desarrollo de la Universidad de Berkeley, en California y establece en su informe que la mayoría además pertenecen a comunidades étnicas que han sufrido represiones históricas.
Estas trabajadoras explotadas son las encargadas de dar los retoques finales a las prendas (abotonados, bordados o abalorios) de las “principales marcas de moda occidentales” según afirma Siddaharh Kara, director del estudio ‘Prendas Manchadas’.
"El objetivo de este estudio es el de revelar las condiciones en las que trabajan estas empleadas con la esperanza de que los gobiernos, las compañías y las ONG puedan coordinar una solución a esta explotación laboral", ha detallado Kara.
Estas mujeres esclavizadas son un sector invisible, subcontratado, sin nóminas, residentes en campamentos laborales, alrededor de las enormes fábricas textiles de la India.
El 95,5% son mujeres. El 99,3% de las trabajadoras son pertenecientes a una casta inferior o musulmanas. El 99,2% trabajan bajo condiciones de trabajo forzado, por debajo del salario mínimo establecido. El 20% de estas mujeres son menores de 17 años y entre las 1.452 entrevistadas había niñas menores de 10 años. El 6% de ellas trabajaban para pagar una deuda.
"Absolutamente ninguna de las empleadas tiene seguro médico, y nadie pertenecía a sindicato alguno, o recordaba haber firmado un acuerdo laboral por escrito", según las conclusiones del estudio.
Son penalizadas si no entregan las prendas a tiempo, pasan semanas encerradas en casa sin parar de coser sufriendo problemas físicos como dolores crónicos de espalda o visión borrosa.
Según explicaron fuentes del Ministerio de Trabajo de la India, esta explotación “desenfrenada” se originó por culpa de los ajustes estructurales del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional en los años 90.
La globalización permitió que las multinacionales dueñas de las primeras marcas occidentales produjeran en países del tercer mundo para aumentar así sus beneficios.
En la India, 35 millones de personas se dedican a este tipo de sector textil, 20 millones son mujeres.
Gutam Kumar Mahanty responsable de la ONG Aajeevika Bureau, especializada en el seguimiento de empleados inmigrantes en India, denuncia a World Crunch que "los empleados reciben objetivos imposibles de cumplir, como el de abotonar entre 400 y 500 prendas al día, tres o cuatro veces más de lo que es humanamente posible".
"Las noches son lo peor, porque nos da mucho miedo estar solas en la fábrica. Nos traemos a nuestros hijos y les dormimos en cunas hechas de telas, y cerca de las calderas para que no pasen frío", afirma una trabajadora que pasa su vida en los campamentos de producción establecidos alrededor de las factorías donde los abusos sexuales son constantes y las denuncias prácticamente inexistentes.
El estudio realizado por la Universidad de Berkeley recomienda a las compañías occidentales que comiencen a investigar estas subcontrataciones. "No basta con que me digan, 'bueno, es que la fábrica no nos dice que subcontratan'", detalla Kara, "sino que es la labor de estas compañías preguntar por las condiciones de las empleadas. Si no preguntan, está claro que esta explotación va a continuar".
Exige el análisis a que las compañías occidentales deben hacer presión para que suban los salarios: "Hay que desarrollar una cooperación concertada al más alto nivel entre los ámbitos público y privado"

viernes, mayo 24, 2019

ARGENTINA: nuevo arte rupestre descubierto en Tierra del Fuego.

 



Descubierto en diciembre pasado 2017

Inédito arte rupestre hallado en Tierra del Fuego tendría entre 5.000 a 6.000 años de antigüedad

Por La Prensa Austral lunes 2 de abril del 2018
A poco más de tres meses del hallazgo que impactó al mundo científico el arqueólogo, Francisco Gallardo, profundiza sobre el vínculo de los pueblos originarios de la Patagonia.
En diciembre de 2017 en el marco de un programa realizado por el Centro de Estudios Interculturales e Indígenas (Ciir) de la Universidad Católica, cinco investigadores dieron con uno de los hallazgos más importantes del último tiempo para la Región de Magallanes. Se trata de pinturas rupestres encontradas en la bahía Yendegaia, en el extremo sur de Tierra del Fuego, lugar en el que aseguran han encontrado más de cien sitios arqueológicos del pueblo yagán.

“El hallazgo de las pinturas rupestres forma parte de una investigación que estamos realizando en bahía Yendegaia, que está asociada al camino que está haciendo el Ministerio de Obras Públicas para unir el canal Beagle con el estrecho de Magallanes”, sostuvo Francisco Gallardo, investigados del Ciir, quien lideró el grupo de arqueólogos que se encontraban indagando las “habitaciones” del pueblo yagán que todavía se pueden encontrar en esta zona de la isla.

“En este momento, sin haber hecho ninguna investigación arqueológica más que hacer los registros, lo más probable es que en esta bahía esté la secuencia completa de ocupación de los yamanas (yaganes), desde que colonizan el canal Beagle, hasta el periodo de contacto con los europeos”, manifestó el arqueólogo que además resaltó que estos descubrimientos deberían tener una antigüedad de entre 5.000 a 6.000 años.

Frente a las pinturas encontradas, Gallardo sostiene que pertenecen a un sitio rocoso clavado en uno de los pantanos, algo así como un humedal. “El hallazgo evidentemente es una sorpresa porque en la isla de Tierra del Fuego no existían antecedentes de arte rupestre. Se habían encontrado algunos en la isla Picton y otro en cabo de Hornos, que también son muy recientes, a lo cual se suma este, el cual prueba que los canoeros tenían un sistema de representación visual de mucha importancia, al igual que los kawésqar”, contó.

Por otro lado, el experto destacó la concordancia de este hallazgo con otros que se han encontrado antes en la región y de los cuales ya se tenía conocimiento, señalando que “este arte rupestre forma parte de un sistema visual que tiene una amplia cobertura regional, como puede ser cerca de Pali Aike, en Cerro Benítez o en la isla Madre de Dios. Es una cobertura de enorme extensión y además funciona muy bien con las pinturas corporales que conocemos de la época de contacto”.

En tanto, el investigador del Ciir subrayó que este tipo de descubrimientos tienen que ver con una razón de acceso a los lugares que antes eran casi imposibles de visitar y mucho menos recorrer. “Se ha ido cambiando la percepción de esto porque creo que tiene que ver con la posibilidad que tenemos hoy día de desplazarnos dentro de los archipiélagos, cosa que en el pasado era muy difícil”.

Finalmente, Francisco Gallardo, se refirió a los próximos trabajos que se aprontan a realizar en el futuro, en la bahía Yendegaia, para poder seguir en la búsqueda de este arte rupestre que ha impactado al mundo de la arqueología. “En este momento estamos tratando de crear un plan de trabajo para el Ministerio de Obras Públicas y, una vez que este plan esté acordado, tendríamos que presentarlo al Consejo de Monumentos Nacionales y éste nos dé la autorización correspondiente. Pero por las condiciones climáticas esperamos que sea a fin de este año o comienzos del siguiente” concluyó.