miércoles, octubre 25, 2017

NUEVA ZELANDIA : Jacinda Ardern, Prmera Ministra, laborista.



Jacinda Ardern, la primera ministra que calló bocas cuando le preguntaron si quería tener hijos

Tiene 37 años y se ha convertido por sorpresa en la jefa de gobierno de Nueva Zelanda. Ha conseguido desatar la euforia en su país enfrentándose a las preguntas sexistas en su camino hacia el liderazgo.


Jacinda Ardern
Jacinda Ardern, la nueva primer ministra de Nuev Zelanda. Foto: Getty

Jacindamanía, Jacinderella, El Efecto Jacinda, Jacindaforia, Jassiah –de Jacinda y Messiah, Mesías–… a la prensa neozelandesa están empezando a ocurrirle lo que le pasa a los diarios deportivos con Messi y Cristiano Ronaldo, que se les están acabando los neologismos y las hipérboles para referirse a su nueva primera ministra, Jacinda Ardern.
La laborista se convirtió en premier por sorpresa la semana pasada cuando el líder del partido bisagra New Zealand First, Winston Peters, anunció 27 días después de las elecciones que daba su apoyo a los laboristas que lidera Ardern, que sustituían así a los conservadores del National Party tras una década en el poder. Ella se enteró por televisión de que se había convertido en la tercera mujer en formar gobierno en su país y en la dirigente más joven desde 1856. Con 37 años, Ardern se une al exclusivo club de los líderes mundiales treintañeros, del que también tienen carnet Emmanuel Macron, de 39, y el austriaco Sebastian Kurz, de 31. Pero Ardern es además integrante de un grupo aun más curioso: el de los políticos pop. Ahí hay políticos como Bernie Sanders y Jeremy Corbyn, que no han ganado (todavía) sus comicios cruciales y otros que sí, como Justin Trudeau. Pero todos tienen en común haber generado un fervor que se traduce en mítines rebosantes de milénicos, memes y merchandising.
Si Jeremy Corbyn se convirtió en la auténtica cabeza de cartel del último Glastonbury, con el público coreando “Oh Jeremy Corbyn” con la tonadilla del Seven Nation Army de los White Stripes  y la campaña de Sanders inspiró una colección de Balenciaga, Ardern ha visto como un artista hacía un considerable negocio vendiendo posters en los que se la representa como Wonder Woman, la Princesa Leia y el icono feminista Rosie the Riveter. También triunfa la idea de representarla con el chándal negro y amarillo de Uma Thurman en Kill Bill, teniendo en cuenta que su rival, el anterior primer ministro conservador se llama Bill English. En lugar de una katana, a Adern le ponen un ramo de tulipanes.
Jacinda Ardern
Jacinda Ardem convertida en Uma Thurman en ‘Kill Bill’.

 Siga leyendo en E País.https://smoda.elpais.com/author/begona/

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home