martes, febrero 06, 2018

CEMHAL FRANCISCA PIZARRO LA PRIMERA VIAJERA DE LA ELITE INCAICA A ESPAÑA

ALTAMENTE RECOMENDADO
           
FRANCISCA PIZARRO

LA PRIMERA VIAJERA DE LA ELITE INCAICA A ESPAÑA
 

  
Sara Beatriz Guardia

Directora CEMHAL
La aventura y el viaje siempre fueron vistos como asuntos de competencia masculina; a las mujeres les estuvo prohibido escapar de los roles asignados, salir físicamente del espacio establecido y movilizarse solas. Por ello, la literatura de viajes se inició en América con escritos de exploradores1, corsarios y piratas. Sin embargo, las mujeres viajaron y mucho. Se aventuraron a través de territorios desconocidos por diversas razones: para esconderse, por compromiso, obligadas, por placer, para estudiar, y escribir. Viajes que no necesariamente significaron un desplazamiento geográfico, sino también una manera de transformar la ideología orientada a restringir su movilidad e independencia2.
Este estudio trata del viaje de Francisca Pizarro Yupanqui, nieta del Inca Huayna Cápac, hija de Inés Huaylas, y del conquistador español Francisco Pizarro a mediados del siglo XVI. Viaje largo e intenso desde El Callao hasta Sevilla, desde el imperio vencido hasta España, cuando aún era una potencia colonial. 

Antecedentes

En 1532, Francisco Pizarro desembarcó en Tumbes, actual frontera entre el Perú y Ecuador, y poco después inició el ascenso de la cordillera andina con el objetivo de llegar a Cajamarca donde, según informes de Francisco de Soto, confirmados posteriormente por Pedro Pizarro3, se encontraba el Inca Atahualpa. En el mensaje que le envió al Inca, le decía que venía a tributarle respeto, y prosiguió viaje hasta que el 15 de noviembre de 1532 llegó a Cajamarca encontrando la plaza principal vacía. Más grande “que ninguna de España, toda cercada con dos puertas, que salen a las calles del pueblo. Las calles son de más de doscientos pasos en largo, son muy bien hechas, cercadas de tapias fuertes”4.


Al día siguiente, Atahualpa hizo su ingreso a la ciudad rodeado de un importante séquito y “escuadrones con coronas de oro y plata”5. Estaba por producirse un violento encuentro entre dos mundos diferentes, y el inicio del dominio español que impuso religión, idioma, costumbres, economía, y cultura6. En ese período tanto los vencedores como los vencidos atravesaban por momentos decisivos de su historia. Expulsados los árabes en 1492, los españoles iniciaron una reforma tendiente a afianzar la unificación de los reinos bajo la regencia de los Reyes Católicos. Pacificación interna, reformas económicas y la religión católica promovida por la Inquisición, son algunas de las características esenciales de la constitución de España como nación. Mientras que en el Imperio Incaico a la muerte del Inca Huayna Cápac, la lucha fraticida entre Huáscar y Atahualpa en franca disputa por el poder convulsionó el Tahuantinsuyo, un vasto imperio que abarcó desde el sur de Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, y el noroeste de Argentina hasta Chile.

0 Comments:

Publicar un comentario

<< Home