martes, noviembre 20, 2018

“Hoy en Brasil hay una persecución personalizada”


Entrevista a María do Rosario Nunes, diputada del Partido de los Trabajadores y ex ministra de Derechos Humanos
“Hoy en Brasil hay una persecución personalizada”
La reelecta diputada María do Rosario afirma que la estructura de pensamiento que vive su país evidencia una fascistización en ciernes sobre la sociedad. Militarismo y fundamentalismo religioso unidos por Bolsonaro.
María do Rosario le ganó un juicio civil al hoy electo presidente Jair Bolsonaro.
María do Rosario le ganó un juicio civil al hoy electo presidente Jair Bolsonaro. 
Si la elección de un presidente ultraderechista en Brasil representa la institucionalización de la barbarie en un sentido público, la violencia dialéctica de Jair Bolsonaro contra la diputada del PT María do Rosario Nunes encuadra en el delito privado, pero con derivaciones políticas imprevisibles. En 2003 le gritó ante las cámaras que “no la violaría porque no lo merece”. En 2014 repitió palabras parecidas en un pleno del Congreso. La legisladora le hizo un juicio civil que ganó –al militar lo condenaron a indemnizarla con 10 mil reales– y otro penal que se tramita ante el Supremo Tribunal Federal (STF). Por esa causa y siempre que fuera condenado antes de asumir el máximo cargo del país, no podría ejercer la presidencia. Así lo determina la constitución de 1988. Los tiempos no dan y la agraviada lo sabe. Ahora seguirá como diputada federal en Brasilia porque fue elegida para un nuevo mandato por su estado, Río Grande do Sul. Sobre estos temas y el futuro de la nación más grande de América latina conversó con PáginaI12.
–¿Hace cuánto tiempo milita en el Partido de los Trabajadores?

–Yo comencé muy temprano en la actividad política. Mi participación empezó en el PCdoB y en el movimiento sindical y estudiantil. A partir de 1993 tuve mi primer cargo como vereadora (concejal) en Porto Alegre. En 1994 me afilié al PT. Acabo de concluir mi período como diputada e iniciaré otro en febrero porque fui reelegida en el nuevo Congreso.
–¿Cuál es su balance de lo que está sucediendo en Brasil por estos días? 
–Bolsonaro representa un conjunto articulado. En el campo político, de un autoritarismo de extrema derecha. En el campo económico de un ultra liberalismo. En el plano internacional un reposicionamiento subordinado de Brasil a los intereses norteamericanos conjugados con los israelíes. Por lo tanto, es contrario a toda la trayectoria democrática de Brasil. Contrario no solo a toda nuestra trayectoria de la izquierda con Lula, con Dilma; también lo es a la tradición de elecciones desde la Nueva República, aún al período de Fernando Henrique Cardoso, porque nunca antes se había representado un conjunto de amenazas tan grandes a la democracia, a la soberanía nacional y del pueblo, a la soberanía internacional de Brasil.
–¿Bolsonaro despertó fuerzas reaccionarias que estaban dormidas, como el poder militar o las iglesias neopentecostales? ¿Él no vino a poner blanco sobre negro una situación que de alguna manera amenazaba a la democracia?
–Sí, porque esta construcción política y cultural de Bolsonaro en la cual se mueve a partir del militarismo, del fundamentalismo religioso y de una divulgación del moralismo, lo muestra en una actitud contra la diversidad, que según él, ataca las costumbres de la familia. Esto lo unió con el fundamentalismo religioso y el militarismo de las armas. Esa estructura de pensamiento que vive Brasil hoy, es la fascistización que se cierne sobre la sociedad. Nosotros hemos pasado por varias experiencias desde la dictadura militar, con un tratamiento autoritario contra los activistas políticos, contra las grandes masas en general, contra las comunidades universitarias. Hoy la persecución es personalizada contra quien trabaja en la esquina o un vecino. El Estado funciona como brazo armado y en el sentido que Bolsonaro propone, hará que todos se armen contra los enemigos internos, contra aquellos que son diferentes. Contra los negros, gays y mujeres que no tengan una conducta. Él hoy lo está naturalizando, lo incentiva bajo la invocación a Dios de que las personas persigan a los diferentes.
–Una diputada estadual de Santa Catarina por el PSL de Bolsonaro propuso denunciar a los profesores que “adoctrinen” estudiantes. ¿Qué piensa de la Escuela sin Política que levanta como bandera el presidente electo? 
–Eso es un gran fraude. El proyecto de Escuela sin Política o sin Partido es la creación de un partido único, del propio Bolsonaro. Un pensamiento único para ellos, del preconcepto, de la reducción de garantías individuales en los derechos humanos. En este momento del Congreso Nacional, han intentado que sea tratada una ley. La propuesta es que alcance desde la educación infantil hasta los estudios universitarios superiores. Quieren poner un cartel atrás de los profesores donde esté escrito que no podrán hablar sobre manifestaciones de la sociedad, sobre participación ciudadanía, sobre acciones solidarias, sobre cuestiones históricas. Este lanzamiento contra los profesores y la educación en general, ya está produciendo violencia en las aulas, como en Porto Alegre. Hemos tomado nota de tres profesoras que fueron agredidas por padres y por un alumno. Se las acusó de adoctrinadoras.
–¿Cómo harán para enfrentar este tipo de políticas y actitudes medievales de Bolsonaro y lo que él representa, las fuerzas democráticas de Brasil de todo el arco opositor?
–Nosotros tenemos que hacer la resistencia en todos los sentidos, la resistencia en cada acción. Hay que unificar a la oposición en Brasil a través de un frente amplio que no sea apenas de la izquierda, que la izquierda participe y que de alguna manera aquellos que son demócratas, liberales comprometidos con la democracia, se unan contra estas políticas que van contra la constitución brasilera.
–¿Puede interpretarse lo que pasa como las consecuencias que dejó la larga dictadura militar que Bolsonaro reivindica y que no fueron juzgadas?
–No está hecho un análisis histórico de Brasil sobre el período de la dictadura. Entonces el sometimiento a la etapa dictatorial, es la principal causa de que acontezca este proyecto autoritario en la actualidad. Hay también una responsabilidad nuestra, ya que debemos aprender un aspecto sobre todo. Cuando se conquista la democracia, no se trata solo de que no se puede torturar o matar. Los crímenes contra la humanidad precisan que sean juzgados en los tiempos en que la democracia reaparece, porque lo contrario sería colocarlos debajo de una alfombra, controlados y rebajados como hoy acontece en Brasil.
–Usted fue ministra de Derechos Humanos durante la presidencia de Dilma. ¿Qué pasó con la Comisión de la Verdad? 
–La Comisión de la Verdad de Brasil fue la última en ser creada en los países que tuvieron dictaduras en nuestro continente y prácticamente en todos los lugares del mundo. Esto significa que el período que nos distancia de 1985, con el final del régimen militar, fue utilizado por los sectores de la dictadura para construir la impunidad de los torturadores, esconder la verdad de lo que pasó y objetivamente se negaron a reconocer a los presidentes electos en la democracia cuando Fernando Henrique, Lula y Dilma solicitaron la apertura de los archivos que nunca aconteció en Brasil. La doctrina militarista sigue viva.
–¿Qué piensa de la situación de Lula, de su detención y de su futuro político?
–Lo importante es decir que la prisión de Lula es política, una grave violación a los derechos humanos y que se haya prohibido su candidatura pese a las indicaciones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, fue también una violación al derecho internacional, inclusive porque Naciones Unidas escribió en sus determinaciones que el juicio y captura de Lula tendría consecuencias irreversibles y por eso tomó medidas que debían ser cumplidas por Brasil. Nosotros estamos trabajando ahora en el próximo 10 de diciembre, el día de los derechos humanos, para hacer una gran asamblea internacional en el estado de San Pablo y en solidaridad con Lula, relanzando una campaña por la libertad de Lula y de derechos para Brasil.
–¿Qué va a hacer con el dinero que le ganó en el juicio civil a Bolsonaro?
–El fue condenado por daños morales y está obligado a pagar una suma irrisoria. Yo pretendo distribuirla entre las mujeres que luchan contra la violencia. También debería retractarse en todas las redes que utilizó por el daño moral que me causó y del que no tengo posibilidad de recuperación. Sigo con todos los procesos criminales contra él. Gané el  civil y ahora quedan dos juicios penales. Uno mío y otro del Ministerio Público.
–El presidente electo de Brasil ha sido invitado por el actual, Michel Temer, a la reunión del G-20 en Buenos Aires a fines de noviembre. ¿Qué piensa si viniera a ese encuentro?
–Que preocúpense en Argentina y en todo nuestro continente porque el discurso de nuestro presidente electo es un discurso contra el Mercosur y es muy posible que, por su acercamiento a Estados Unidos, si él fuera lo haría para ponerle fin simbólicamente.

lunes, noviembre 19, 2018

ARGENTINA;asi matan las multinacionales

En 10 meses de 2018, se produjeron casi mil incidentes ambientales
Los derrames de Vaca Muerta
El Observatorio Petrolero Sur denuncia que se está produciendo “un desastre ambiental y social”. Los derrames provocan graves perjuicios a los productores de frutas. Las Naciones Unidas mostraron su preocupación.
En Vaca Muerta, el 19 de octubre se produjo un derrame que afectó entre 40 y 80 hectáreas.
En Vaca Muerta, el 19 de octubre se produjo un derrame que afectó entre 40 y 80 hectáreas. 
“Fracking seguro” y “Vaca Muerta no va a contaminar” fueron los eslogan empresario y mediático en 2013, cuando comenzó a explotarse la formación petrolera Vaca Muerta (Neuquén). La técnica (llamada “fractura hidráulica”) era ya muy cuestionada en el mundo por sus impactos ambientales. A cinco años del acuerdo YPF-Chevron que dio inicio a la explotación, se cumplió lo que alertaban comunidades mapuches y organizaciones socioambientales: decenas de derrames, explosión de pozos e incendios. La provincia reconoce que se producen dos derrames por día y Naciones Unidas llamó a detener Vaca Muerta.
El 19 de octubre se produjo un derrame de petróleo que afectó entre 40 y 80 hectáreas. Se trató de un pozo de YPF y Schlumberger (multinacional estadounidense) en Bandurria Sur (a once kilómetros de Añelo) que estuvo 36 horas fuera de control. El hecho se conoció porque fue difundido por los propios trabajadores. El subsecretario de Ambiente de Neuquén, Juan de Dios Lucchelli, señaló que fueron “algunas hectáreas”. YPF reconoció, diez días después del desastre, que fueron 47 hectáreas. Las organizaciones Greenpeace y FARN (Fundación Ambiente y Recursos Naturales) mediante imágenes satelitales advirtieron que se trataba de al menos 80 hectáreas.
 
 El último derrame de YPF es sólo una muestra de algo mayor: en la cuenca neuquina se produce un promedio de dos derrames por día. Publicado por el periodista Matías del Pozzi (en el Diario Río Negro), en los últimos cuatro años las petroleras admitieron 3368 “incidentes ambientales”, eufemismo de las empresas y el Gobierno para los hechos de contaminación.
En base a información oficial de la Secretaría de Ambiente de Neuquén se detalla que en sólo diez meses de 2018 (enero a octubre) se registraron 934 hechos de contaminación. En 2017 fueron 703, en 2016 se trató de 868 y en 2015 fueron 863.
El Observatorio Petrolero Sur (Opsur) es un espacio de referencia en la investigación del accionar de las petroleras y sus impactos. “En Vaca Muerta se está produciendo un desastre ambiental y social. De continuar la explotación será aún peor y no afecta sólo a quienes viven allí, la contaminación del aire y el agua nos llegará a todos”, afirmó Fernando Cabrera, del Opsur. Recordó que en el derrame de YPF-Schlumberger no dieron información oficial durante diez días. “Estos eventos se producen porque son los propios vecinos, campesinos o trabajadores los que denuncian. Otra muestra de que no se puede confiar en empresas ni en los gobiernos”, destacó.

Un relevamiento del Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental (integrado por Opsur y Taller Ecologista) precisó los hechos graves de petroleras en la localidad rionegrina de Allen (donde la avanzada petrolera perjudica a los tradicionales productores de frutas de la región). Entre marzo de 2014 y enero de 2018 hubo al menos catorce hechos que desmienten el “fracking seguro”: explosión de pozos, incendios con llamas de hasta 15 metros de altura, derrames en zonas de producción de peras, roturas de canales de riego y 240 mil litros de agua tóxica derramada sobre chacras, entre otros.
La Confederación Mapuche de Neuquén (que cuestiona la avanzada petrolera desde hace más de veinte años), organismos de derechos humanos y la Asociación de Abogados Ambientalista presentaron una denuncia penal enmarcada en la Ley de Residuos Peligrosos (para las empresas) y “abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público” para las autoridades ambientales de la Provincia. La Confederación recordó que ya realizó cinco denuncias por hechos graves de contaminación y por la falta de acción de los funcionarios del Gobierno. También responsabilizaron al Poder Judicial por la falta de avance en las causas.

El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC) de Naciones Unidas emitió en octubre su “Cuarto Informe Periódico de Argentina”. Remarcó los impactos negativos de Vaca Muerta y resaltó su preocupación para su incidencia en el clima mundial. “La explotación total de todas las reservas de gas de esquisto (de Vaca Muerta) consumiría un porcentaje significativo del presupuesto mundial de carbono para alcanzar el objetivo de un calentamiento de 1,5 grados, estipulado en el Acuerdo de París”. Y recomendó “reconsiderar la explotación a gran escala de combustibles fósiles no convencionales mediante el fracking en la región de Vaca Muerta” para garantizar el cumplimiento de los compromisos climáticos asumidos por el Estado argentino.

El Comité de la ONU también alertó que no se evaluaron correctamente los impactos negativos del fracking y afirmó que no se consultó adecuadamente a las comunidades locales.
El Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) había emitido, dos semanas antes, un informe con tono advertencia: si la temperatura del planeta sigue en aumento y supera el 1,5 grados para 2030 se producirán “impactos catastróficos” en la vida de las personas y el medioambiente. Para alcanzar el objetivo (para 2030) se debe reducir a la mitad el uso de petróleo y el de gas a un tercio. La explotación de Vaca Muerta va en sentido opuesto.

En Vaca Muerta están presente, además de YPF y Chevron, las grandes multinacionales Shell, Wintershall, ExxonMobil, Total, PAEG (Bulgheroni, CNNOC, BP), Equinor, Schlumberger, Pluspetrol, Pampa Energía y Mercuria. 

" ARGENTINA-Solamente se calla a una persona cuando vos dejás de nombrarla”,


El reclamo de los familiares tras el hallazgo del submarino
“¿El fin de semana el presidente de la Nación no trabaja?”
En su primera concentración pública tras el hallazgo del submarino, en Plaza de Mayo y Mar del Plata, los familiares de las víctimas reclamaron que se reflote la nave, pidieron que se sepa la verdad y denunciaron que siguen abandonados por el Gobierno
En Plaza de Mayo, pasadas las cinco de la tarde, familiares y amigos de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan posan en silencio envueltos en banderas argentinas y sostienen carteles en memoria de sus seres queridos. En la reja que atraviesa la plaza, justo frente a la entrada de la Casa Rosada, ataron banderas con fotos de los submarinistas. Los familiares denunciaron que, a pesar de haber sido encontrado, el presidente Mauricio Macri continúa ignorándolos. “Ya que dice que nosotros contamos con él desde el primer día, ¿dónde está? ¿El fin de semana el presidente de la Nación no trabaja?”, preguntó una de las familiares.
Ayer, familiares y amigos de los submarinistas convocaron a movilizarse para exigir justicia y conocer la verdad de lo que sucedió con el ARA San Juan. “Ahora se viene la lucha más dura, más cruel, más fuerte”, aseguró a Páginal12 María Lourdes Cisneros, tía del cabo primero Leandro Fabián Cisneros. La mujer estaba envuelta en una bandera argentina con la foto y el nombre de su sobrino. “Ahora ya los encontraron y nuestra lucha tiene que volver a empezar porque el jefe de la Armada dijo que llegó hasta ahí y que es la jueza quien debe decidir si se reflota el submarino”, denunció. Anoche el ministro de Defensa, Oscar Aguad, dijo que sería “un disparate” gastar miles de millones de dólares en extraer la nave “en un país con 30 por ciento de pobreza”.
Mientras transcurría la movilización, un grupo de familiares se reunió con el jefe de la Armada, José Luis Villán, en el hotel Tierra del Fuego en Mar del Plata. Villán, al igual que el ministro de Defensa, Oscar Aguad, afirmó que es responsabilidad de la jueza federal Marta Yáñez decidir si se recuperan los restos del submarino. Sin embargo, la magistrada señaló que esa decisión “quedará a exclusivo cargo del Poder Ejecutivo” (ver página 5).
Además, el Gobierno aduce que existen dificultades técnicas para reflotar el submarino, hallado a 907 metros de profundidad. “Yo estuve presente el día que la empresa dio la conferencia en el Edificio Libertad y les pregunté si tenían los medios y hasta cuántos metros de profundidad y me dijeron ‘hasta 1200 metros’, el submarino está a menos metros, con lo cual los medios los tenemos”, aseguró Jaqueline, hermana de un tripulante.
“El Gobierno pone sus trabas porque tendrían que gastar mucho dinero. En lo único que se fija el Gobierno es el dinero”, se quejó Cisneros. La tía del submarinista fallecido aseguró que todo el país y no sólo las familias de los tripulantes necesitan justicia y conocer la razón de la explosión y posterior desaparición del ARA San Juan. “Necesitamos que haya justicia y que el presidente haga, por lo menos, una cosa bien”, exigió Cisneros.
Ayer temprano el presidente Mauricio Macri firmó un decreto mediante el cual dispuso tres días de duelo nacional en honor a los 44 tripulantes fallecidos. “Es tanto el dolor que tengo, que no tomé en cuenta los tres días de duelo. A mí no me sirve porque todavía no vi algo real como para armar mi duelo”, lamentó Cisneros. Las palabras del primer mandatario, así como la propuesta de ascender de rango a los submarinistas fue tomado como un insulto por amigos y familiares. “¿A nosotros nos sirve? Me parece otra burla más, tanto del presidente como del ministro Aguad”, acusó Mercedes Rincón, ex cuñada del cabo principal Enrique Damián Castillo.
Sin embargo, para Cisneros la promoción posmortem se tendría que haber hecho desde un principio. “Está bien, son 44 héroes que salieron a custodiar el país, no fueron a una guerra. Ellos estaban cuidando nuestro territorio y se los tiene que reconocer por eso”, opinó. Cisneros, esposa de un veterano de la Guerra de Malvinas, remarcó la diferencia con el conflicto del Atlántico Sur. “Yo sabía que mi esposo iba a una guerra y quizás no volvía, pero no es el caso de estos chicos”, explicó.
Los familiares de los tripulantes cuestionaron también la falta de apoyo y contención por parte del Gobierno Nacional. Para los familiares, “en los discursos Macri dice otra cosa” pero “ni siquiera acompañó a Aguad en la conferencia de prensa brindada ayer ni se ha tomado un avión para contener a los familiares”. “Ya que dice que nosotros contamos con él desde el primer día, ¿dónde está? ¿El fin de semana el presidente de la Nación no trabaja?”, se preguntó Isabel Polo, hermana del cabo primero Daniel Polo.
Para Rincón, la respuesta del Gobierno ante el hallazgo del submarino “es una humorada más de las que nos hicieron”. “¿Cómo van a decir que no tienen dinero para reflotar el submarino? ¿Cuánto gastan ahora en recibir al G20? Nosotros no le servimos acá, somos una molestia para el presidente”, aseguró la mujer. La ex cuñada de Castillo también manifestó tener sospechas sobre el discurso de Macri cuando se cumplió un año de la desaparición del ARA San Juan. “¿Por qué en un año no nos recibió y se presentó justo el 15 cuando se cumplió un año? ¿Porque él ya sabía dónde estaba el ARA San Juan y lo dio a conocer un día después?”, preguntó.
Rincón, junto con su hija menor, se encargó de atar las banderas a la reja de la plaza. Adornó el cuello de su remera con prendedores que piden justicia por los 44 marinos y usaba un gran rosario de metal con cuentas de madera. “Yo soy ARA San Juan”, dijo emocionada a PáginaI12. Contó que su ex marido, también integrante de la Armada, se encontraba junto con otros familiares en Mar del Plata. Durante el tiempo que duró la búsqueda “lloraba y golpeaba la pared de mi casa”. “Me decía que en su pecho no entraba más dolor, que no podía respirar y que él tendría que estar muerto como su hermano en el fondo del mar”, recordó entre lágrimas. “Las familias están sufriendo y necesitan respuestas”, manifestó.
A fines de junio, familiares y amigos de los tripulantes iniciaron un acampe en Plaza de Mayo para exigirle al Gobierno Nacional que acelerara el proceso de licitación para que una empresa extranjera iniciara la búsqueda del submarino. El acampe, durante el cual las mujeres se encadenaron a las rejas de la plaza, duró 52 días hasta que el Gobierno contrató a la empresa Ocean Infinity. “El pueblo argentino acompañó muchísimo. Cuando estuvimos acá venían personas de todo el país solamente para poder firmar y darle un abrazo a las familias”, aseguró Norberto Zani, uno de los organizadores de la concentración.
Si bien la mayoría de los familiares exigen que refloten el submarino para poder concluir su proceso de duelo, Zani dijo a este medio que “algunos decimos que es mejor que descansen en su lugar, siempre y cuando las fotografías sean suficientes para sacar un peritaje exitoso”. “Lo que queremos es saber la verdad. Es necesario que periten las fotografías”, sostuvo. Según Zani, existen “más de 60 mil fotografías” que permitirían investigar qué sucedió con el submarino. “Los familiares y amigos queremos saber la verdad y que se haga justicia”, aseguró.
“Los muchachos en sus espíritus saben que el pueblo no los abandonó y que sus familiares y amigos tampoco. Siempre quisimos que se sepa la realidad de lo que pasó”, afirmó Zani, amigo de varios tripulantes, entre ellos, del teniente de corbeta Alejandro Damián Tagliapietra. “Noso- tros no necesitamos llenar la plaza. Tenemos que expresar la necesidad de las familias y de la Patria de que se resuelva esto porque afecta el interés o el desinterés de tener una Armada cuidando nuestra frontera”, sostuvo.
“Mientras no callemos los nombres, los 44 van a seguir”, afirmó Rincón. “Yo hasta mi último suspiro voy a estar gritando ‘ARA San Juan presente’. Solamente se calla a una persona cuando vos dejás de nombrarla”, agregó. Rincón, además, exigió “verdad y justicia”. “Sabemos que la justicia es tardía pero verdadera”.
Ciudadanos y turistas se acercaron a la movilización y brindaron su apoyo a los familiares. La artista plástica Graciela Garibaldi fue hasta la plaza a llevarles una de sus obras para que forme parte del museo que armarán en Mar del Plata en memoria de los 44 submarinistas. Garibaldi realizó la figura de cerámica de un ángel azul con 44 rosas. “Ellos están en paz, ese ángel se los llevó al cielo”, afirmó la artista.
La multitud se reunió frente a las banderas atadas a la reja de la plaza. “Queremos que la jueza traiga a nuestros 44. Esto duele mucho, pero no podemos dejar de luchar”, dijo Cisneros a través de un megáfono. “44 héroes de acero, ¡presentes!”, gritaron y la multitud que los rodeaba rompió en un largo aplauso. Atrás, el pabellón nacional estaba izado a media asta.

Marchas a favor y en contra de la caravana centroamericana en la frontera de México con Estados Unidos

Marchas a favor y en contra de la caravana centroamericana en la frontera de México con Estados Unidos
Crece el sentimiento antimigrante en Tijuana
Han tenido que pasar más de 30 días de viaje y 4000 kilómetros de travesía, desde la frontera sur de México, para que los migrantes experimentaran el racismo, la discriminación y la xenofobia que ha aflorado en Tijuana.
Integrantes de la caravana en el campamento temporal del deportivo Benito Juárez, Tijuana.
Integrantes de la caravana en el campamento temporal del deportivo Benito Juárez, Tijuana. 
Imagen: EFE
La creciente hostilidad que enfrentan desde su llegada a la frontera norte de México apremia hoy a los miembros de la caravana migrante centroamericana a pedir asilo en Estados Unidos o decidir volver a su país. “No nos quieren aquí, han sido muchos insultos y nos dolió porque pensamos que iba ser igual que en Chiapas, Veracruz y Ciudad de México, y no fue así, aquí nos trataron mal y eso nos desanima”, dijo Alexander, un migrante hondureño de 18 años de edad.
Han tenido que pasar más de 30 días de viaje y 4000 kilómetros de travesía, desde la frontera sur de México, para que los migrantes experimentaran el racismo, la discriminación y la xenofobia que ha aflorado con su presencia en Tijuana. Los mensajes contra su estancia en Tijuana, frontera de México con San Diego (California, EE.UU.), han pasado del anonimato en redes sociales, a manifestaciones en su contra que llegaron al punto de confrontación física.

“¡Perros! ¡Muertos de hambre! ¡Regresen a su país!”, son expresiones que ha tenido que escuchar tanto Alexander como los casi 4000 miembros de la primera caravana que llegó a la frontera mexicana con Estados Unidos.
Otras tres caravanas de migrantes se encuentran en diversos puntos del territorio mexicano en trayecto a la frontera con Estados Unidos, principalmente de nacionalidad hondureña y salvadoreña.
Alexander dijo que ante esta creciente hostilidad solo le quedan ganas de volver a Honduras aunque ahora tiene miedo porque el presidente de su país, Juan Orlando Hernández, “ha amenazado que todo aquel que salió del país en la caravana lo meterá a la cárcel tres años”. Contó que su objetivo era ir a trabajar a Estados Unidos para salir adelante, “pero no se pudo y me regreso a Honduras”, por lo que ha dicho que se entregará al Instituto Nacional de Migración de México para ser deportado.

Karla, una hondureña de 25 años, cree que su mejor opción es entregarse a las autoridades estadounidenses de migración para que su mamá, quien vive en Miami (Florida) hace 24 años pueda defender su caso en la corte. “No quiero regresar a mi país porque están muy feas las cosas, vine a averiguar mi caso y quedarme en México no es mi opción, hay mucha discriminación, muchas personas en la calle nos dicen que regresemos a nuestro país, aquí no nos quieren”, apostilla. Karla afirma que puede trabajar y destaca que tiene un talento especial para cocinar: “me gusta mucho aprender y en cualquier cosa podría trabajar, pero me gusta mucho la cocina y creo que podría trabajar en un restaurante”.

La presión sobre los migrantes que llegaron a Tijuana alcanzó su mayor nivel durante esta semana con las protestas de centenares de residentes que consideran que su presencia les afectará en su vida cotidiana. A media semana, unos 150 vecinos del área residencial de Playas de Tijuana, donde la valla fronteriza se adentra en el mar, protestaron contra su presencia y amenazaron con bloquear los accesos a ese lugar. Mediante gritos e insultos racistas, los vecinos reclamaron a las autoridades la presencia de los centroamericanos, quienes estuvieron a punto de caer en la provocación, aunque al final solo hubo empujones por ambos lados.
Una parte de los migrantes aceptaron ser llevados a un albergue temporal instalado en un deportivo Benito Juárez en tanto que el alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), rechazó su presencia y dejó firme su intención de que sean deportados. “Tijuana es una ciudad de migrantes, pero no los queremos de esta manera”, declaró el alcalde a televisión Milenio.

“Habrá cero tolerancia para quien o quienes infrinjan las leyes y reglamentos vigentes en nuestro país,” dijo a su vez el gobernador de Baja California, Francisco Vega. Hoy hubo dos marchas en esta ciudad, una en favor y contra la discriminación y el racismo, y otra de quienes están en contra de la llegada de los centroamericanos y de su estancia en la ciudad.

Miembros de la caravana de migrantes centroamericanos avizoran una difícil o hasta imposible entrada en Estados Unidos y ya analizan opciones mientras esperan la llegada de miles de compatriotas a la ciudad mexicana de Tijuana.
Mientras tanto los migrantes alojados en el deportivo Benito Juárez descartaron la opción de volver a su país o quedarse en México y esperan que las puertas de Estados Unidos les se abran.

“Tenemos que esperar a ver que solución hay. Ver que país se compadece de nosotros y nos da una visa de trabajo porque no nos podemos quedar en México”, declaró Carlos Antonio, un hondureño que animado tiene a Canadá y a España entre su lista de países donde puede trabajar. “No venimos acá (la frontera México-EE.UU.) para quedarnos en México venimos a ganar dólares porque somos pobres en nuestro país”, añadió.
Con varios días de estancia en Tijuana, los centroamericanos cargan con la presión de la falta de dinero y la incertidumbre sobre su futuro. Muchos creen que el Gobierno mexicano no quiere ayudarlos y en cambio agradecen la ayuda humanitaria ofrecida por el pueblo mexicano durante su travesía por este país de más de un mes desde que cruzaron la frontera con Guatemala

“México no es opción, es como estar en nuestro país, pero peor porque estamos sin familia”, aseguró Josué Ayala, un excombatiente de la guerra de El Salvador, quien aseguró que salió de su país desde hace más de 15 años.
“Queremos ir a Estados Unidos a trabajar, superarnos y sacar adelante a nuestra familia, pero así como vemos la situación vemos que está muy difícil”, agregó.

Hace dos días, en Playas de Tijuana, la valla fronteriza fue reforzada por la patrulla fronteriza y los militares estadounidenses con rollos metálicos de material afilado en la parte alta para evitar que los migrantes puedan trepar. “Yo fui a Playas y creo que no va haber manera de cruzar”, dijo el hondureño Luis Antonio.
Josue explicó que una vez que llegue el resto de los miembros de la caravana de migrantes “veremos que podemos hacer con la ONU y con Derechos Humanos, porque por nosotros mismos no pudimos hacer nada”. Este viernes, en la garita de El Chaparral, que se ubica a unos metros de la entrada peatonal hacia Estados Unidos, integrantes de la comunidad LGBTI iniciaron su proceso para pedir asilo al anotarse en una lista de espera de más de 1300 personas.

Al menos 9000 migrantes centroamericanos, principalmente hondureños y salvadoreños, se mueven en diversas caravanas por el territorio mexicano con dirección a Tijuana. Este viernes, la denominada segunda caravana de migrantes dejó la capital mexicana para viajar a Tijuana, lo que supone un recorrido de unos 2200 kilómetros al noroeste que incluye escalas en varias ciudades, entre ellas las de Querétaro y de Guadalajara.

domingo, noviembre 18, 2018

CHILE :LUGAR DE PRUEBA, DE MENORIA y de HOMENAJE a CAMILO CATRILANCA


Image may contain: plant, flower, tree and outdoor

BORDERLAIN: Relatos desde un feminismo lesbiano y resentido Victoria Aldunate Morales

“Borderlain, relatos desde un feminismo lesbiano y resentido” de Victoria Aldunate: Ni siquiera lloró lo bastante

“Borderlain, relatos desde un feminismo lesbiano y resentido” de Victoria Aldunate: Ni siquiera lloró lo bastante

Fue dirigenta de enseñanza media y de las Juventudes Comunistas durante la lucha contra la dictadura, en la década de los '80. Activista feminista desde 1990 y lesbofeminista antirracista diez años después, la autora (Santiago, 1961) continúa, sin descanso, su batalla contra el silencio de los opresores.

Por / 16.02.2018

El fuerte contraste de los colores de la portada (amarillo, violeta y negro) indica, antes siquiera de abrir el libro, que su contenido no es para tomárselo a la ligera. Está dedicado a Patricia Highsmith, escritora estadounidense que en 1991 afirmó elegir “vivir sola, pues mi imaginación funciona mejor cuando no tengo que hablar con otra gente”. Aldunate no se compara a sí misma con Highsmith, pero admira en ella su acidez y resentimiento. Estos dos adjetivos, no obstante, sí pueden aplicarse a cualquiera de los 36 relatos que componen “Borderlain”.
“Sé que al borde de esta línea hay más. Es la única esperanza” anuncia la escritora en el prefacio. Dividido en tres partes (Cuentos limítrofes; Relatos desde la Caleta; Tuyadependiente), el texto no se toma libertades creativas para disfrazar el dolor y la crueldad de los sectores marginales en los que Aldunate ha trabajado, codo a codo, con las mujeres invisibles. Aun cuando en el presente, y como nunca antes en la historia, el feminismo ha adquirido notable protagonismo en el debate público, hay sujetas a las que la palabra no les evoca nada familiar.
Aldunate se encarga de denunciar este abismo que separa al movimiento, digamos, “oficial” por los derechos de las mujeres de la realidad bruta de sectores como la Caleta Sur, en el sector Santo Tomás de La Pintana. Los Cuentos limítrofes tratan sobre las mujeres que acuden a los organismos oficiales a denunciar agresiones, donde sus reclamos son sistemáticamente ignorados. Sólo sus muertes las vuelven importantes. La autora titula cada relato con los mismos adjetivos que las trabajadoras sociales y otros funcionarios públicos las designan a escondidas: la india, la vieja de mierda, la changa, la winka, la abortista.
El lenguaje utilizado para narrar estas historias no se distrae con adornos y metáforas inútiles. Aldunate nombra las cosas como las ve y las escucha. En los Relatos desde la Caleta esto es más evidente al tratar el deseo lésbico desde afuera, suspendiéndose a sí misma y haciendo el ejercicio de mirarse a la distancia. Así, aparecen todos los estereotipos e insultos que designan a estas mujeres “otras”, como la frustrada, la mentirosa, la bisexual, la aparecida, la maleducada. “No la querían, pero no sabían cómo justificarlo” parte diciendo en “La piedra en el zapato”. Todas las mujeres en este libro son eso. Una molestia indescriptible.
Aldunate no entrega respuestas a esta última incógnita. ¿Por qué estas mujeres incomodan tanto? Y no sólo al hombre, caso perdido. En el texto se refleja, además, la incomprensión de una sociedad entera frente a esta otredad. Son las pobres, las putas y las raras las que, desde la perspectiva de la autora, no caben en la promesa salvífica del feminismo tradicional, que pregona el fin del patriarcado de la mano de una nueva era donde expresar sentimientos es la clave para desmontar siglos de opresión. Las mujeres en “Borderlain” no sienten mucho porque no pueden. “Ella, no sólo no fue suficientemente amada, sino que ni siquiera lloró lo bastante”.

BORDERLAIN: Relatos desde un feminismo lesbiano y resentido
Victoria Aldunate Morales
Subalterna Ediciones
107 páginas
Precio de referencia: $5.000

La XXVII Marcha del Orgullo llenó de color a Buenos Aires

18 de noviembre de 2018
La XXVII Marcha del Orgullo llenó de color a Buenos Aires
El arco iris al final de la lluvia
La jornada arrancó temprano con un Festival del Orgullo en la Plaza de Mayo, con stands de las organizaciones de la colectividad Lgbtiq y una feria de indumentaria y regalos. A la tarde, la marcha tuvo su habitual recorrido, desde la Plaza hasta el Congreso.
 
Finalmente dejó de llover y en la Plaza de Mayo se prepararon para la XXVII Marcha del Orgullo de Buenos Aires. La concurrencia se reunió al ritmo de Ayelén Beker, la cantante trans revelación de la cumbia santafesina, Mimi Maura y Jimena Barón, entre otros. Desde el mediodía fue tomando forma la Feria del Orgullo, que cada año rodea la plaza con stands de libros, revistas, regalos, indumentaria y folletería de las organizaciones que defienden los derechos Lgbti y feministas. Entre la muchedumbre y los puestos, con los colores del arcoíris, se destacaba el blanco de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana. Gregorio explicó: “Soy sacerdote católico. Luego me fui de esa iglesia y ahora soy clérigo en ésta. Lo que motivó mi cambio es que para mí es inconcebible una iglesia no inclusiva. La iglesia es para todo el mundo, entonces no puede excluir a nadie. Pero al institucionalizarse, la iglesia empezó a preocuparse más por el poder que por los principios religiosos. El sexo es el camino para la dominación, que después acarrea poder y dinero, por eso la iglesia se ocupa tanto del sexo. Nos definimos como ecuménicos, porque a noso- tros llega gente de todos lados, católicos, protestantes, evangélicos. No rechazamos a nadie”.
El recorrido propiamente dicho comenzó después de la hora pautada, las 16, cuando las tradicionales carrozas y los camiones se pusieron en marcha. El punto de llegada fue, como cada noviembre, la Plaza Congreso, donde estaba preparado el escenario para el festival de bandas, con presentaciones de Dj Chanty y Dj Tomasa del Real, entre otros, y la lectura del documento oficial.
“Las marchas del Orgullo son emblema en nuestra Ciudad. Son la bandera de la lucha permanente por la igualdad de derechos y en defensa de todo lo conquistado. Hoy volvemos a acompañar la marcha junto para pedir que terminen los genocidios a las personas travestis y trans, y para que cese el ajuste, la violencia y la discriminación en todo el territorio nacional”, expresó durante la previa Alejandro Amor, Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires.
La XXVII Marcha del Orgullo Lgbtiq llevó entre sus consignas principales la denuncia del incremento de los travesticidios (crímenes de odio contra la población trans y travesti) y el “Ajuste en Salud de Mauricio Macri y los Gobernadores”, que implica, entre otros daños, un recorte de los tratamientos para el VIH en el Presupuesto 2019.
“Otro nuevo año nos encuentra unidxs para marchar por una Ley Integral para personas Trans, que garantiza el cupo laboral en la administración pública, la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo para que tengamos aborto legal, seguro y gratuito y una nueva Ley de VIH, Hepatitis Virales e ITS porque no hay más tiempo”, expresó horas antes del comienzo del desfile Marcela Romero, presidenta de la Falgbt.

sábado, noviembre 17, 2018

ARGENTINA: Memoria del histórico Paro Nacional de Mujeres,

16 de noviembre de 2018.Las Doce
Destacado: Memoria del histórico Paro Nacional de Mujeres, que tuvo su semilla de rebeldía en el dolor por el femicidio de Lucía Pérez.
Esa determinación
Por Marta Dillon y Verónica Gago

En las vísperas del 12 de octubre de 2016, el nombre de Lucía Pérez empezó a correr como un murmullo de dolor y de furia. La foto de su rostro joven, casi somnoliento y sonriente se superponía a la escena truculenta que los medios de comunicación iban carroñeando para contar su femicidio. Que había sido drogada, violada y empalada hasta morir. Que luego del horror la lavaron y la vistieron sus asesinos. Que la llevaron a una guardia a la que llegó ya muerta. “Se desplomó”, dijeron entonces cínicamente los acusados; los mismos que hoy gritan “con desesperación” (como adjetiva Clarín) que no se trató de “femicidio”. El balneario La Serena de Mar del Plata se convertía en el paisaje siniestro de un nuevo femicidio de una chica de 16 años. Y se encadenaba con otros en esos mismos días 11 y 12 de octubre: Nuria Couto (18) y Natalia Rodionova (15) en la ciudad de Buenos Aires y Natalia Padilla (42) en Córdoba.

Del asesinato de Lucía nos enteramos apenas volviendo del Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario, cuando fuimos más de 100 mil tomando aquella ciudad. A la fuerza multitudinaria que nos trajimos pegada en el cuerpo, sentimos que se la quería contestar y anular con la crueldad contra Lucía. No era casual, debatimos entonces, esa escena colonial del empalamiento con la que se insistía en las vísperas del 12 de octubre. Como conversamos con Rita Segato: había un guiño a un inconciente colonial que toma ahora el cuerpo de las mujeres como territorio de conquista.
ADVERTISING

Pero entonces, a la rabia que inundó las redes, le sucedió un mensaje: “Encontrémonos en asamblea”. La necesidad de un encuentro cuerpo a cuerpo contra el terror y la parálisis frente al crimen que se quería ejemplar y aleccionador permitió ir más allá del lamento virtual. El jueves 13 de octubre nos reunimos en el local de Constitución de la CTEP (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, por entonces sólo se usaba el masculino). La asamblea se fue engrosando mientras se hacía de noche.

Se sentía en el aire y fue tomando cuerpo en cada intervención una propuesta colectiva: hay que parar, tenemos que parar. Se fueron elaborando frases que se convertirían en consignas del movimiento: “Nosotras Paramos”, “mientras la CGT toma el te, nosotras tomamos las calles”, “Paramos Todas”.

En esa asamblea hicimos cuerpo un ¡ya basta! colectivo que se tradujo en una medida de fuerza inédita: un paro. Fue una innovación política que marcó un umbral para el movimiento feminista: juntar paro y femicidio. Aunar de modo inesperado esa clásica herramienta del mundo obrero masculino y sindicalizado con la furia feminista y reinventar así la misma práctica del paro. Surgió entonces algo que podemos llamar “racionalidad de asamblea”: una medida de fuerza “desmedida” para quienes no estaban allí y a la vez completamente posible y necesaria para quienes sentimos la fuerza de ese encuentro colectivo.

El primer paro nacional de mujeres convocado para el 19 de octubre, que se decidió realizar de una semana a la otra, fue una audaz imaginación política que desbordó los confines de la “violencia de género”. Mejor dicho: empezó a vincular la violencia de género con las múltiples formas de violencia que la hacen posible. De este modo nos salimos del “corset” de puras víctimas con que se nos quiere encasillar para inaugurar una palabra política que no sólo denuncia la violencia contra el cuerpo de las mujeres, sino que abre la discusión sobre otros cuerpos feminizados y, más aún, se desplaza de una única definición de violencia (siempre doméstica e íntima, por tanto recluida), para entenderla en relación a una trama de violencias económicas, institucionales, laborales, coloniales, etc.

Así fue que rápidamente empezamos a tramar reuniones, consignas, convocatorias. Más aún: empezaron a proliferar resonancias y terminó habiendo acciones de paro en Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Perú y Uruguay, y también en España y Estados Unidos gracias a las migrantes latinas. El primer paro nacional de mujeres en la historia argentina, que evocaba también la medida de fuerza de las polacas de unas semanas antes, marcó un antes y un después. Y eso por tres razones. Vinculó de manera contundente las violencias machistas con las formas de precarización de nuestras vidas, de modo tal que abrió un “programa feminista” para repensar el mundo del trabajo no remunerado, invisibilizado, desvalorizado, autogestivo; desde los trabajos de cuidados a la diferencia salarial; desde las discriminaciones en todos los ámbitos que se traducen como jerarquía en el mercado laboral hasta la necesidad de repensar las estrategias gremiales desde una perspectiva de género. En los lugares de trabajo, muchos gremios organizaron por primera vez asambleas de mujeres que decidieron múltiples formas de acompañar al paro: saliendo a hacer ruido en las calles, dejando vacíos los puestos de trabajo para que los cumplan los varones, hasta se retiraron las conductoras de tevé y de radio haciendo visible mucho allá de la zona de la manifestación, el hartazgo frente a la violencia, los femicidios, esa forma de imponer poder sobre los cuerpos feminizados a través de ejecutores que creen que pueden conservarlo para sí siendo engranajes de un sistema de dominación que sólo derrama violencia. Después de las asambleas en la CTEP, a partir del paro, se creó la Secretaría de la Mujer y la Diversidad en CTEP, como un espacio transversal a las distintas organizaciones que la componen, un paso histórico.

En segundo lugar, reforzó la forma asamblearia como una dinámica en la que el movimiento feminista delibera, piensa y organiza formas colectivas de decisión política. Podríamos agregar algo más: fue un momento de gran impulso para la dimensión internacionalista de este movimiento, para hacernos marea. Fue por Lucía y fue por todas, en muchos confines del mundo.

Y por último, esa determinación de tomar la calle, bajo una sudestada que arrasaba acá en Buenos Aires, esa forma de tomar calor la una de las otras para no rendirnos al frío ni al agua que desbordaba los paraguas, con la sonrisa de Lucía tatuada en la memoria, y con todos los otros nombres que recordábamos y también aquellos de los que no teníamos memoria. Esa determinación nos transformó otra vez porque tuvimos nosotras una experiencia de poder. Estábamos enfrentándonos al poder desplegando nuestra potencia. Nosotras paramos, el primer paro a este gobierno que empezó en 2015, lo hicimos las mujeres y con ese saber de lo que podían nuestros cuerpos se empezó a tramar la idea de convocar a un paro internacional para el siguiente 8 de marzo, lo cual marcó de nuevo otro hito histórico.

Ahora queremos Justicia por Lucía. Por ella, por nosotras y por todas.

viernes, noviembre 16, 2018

BRUTAL ASESINATO EN CHILE


Image may contain: 1 person, text
Máximo Quitral Rojas

El tractor que conducía Camilo Catrillanca tiene tres impactos de bala, por lo que la tesis de la bala loca no corresponde.

O sea, se le disparó directamente.

No bloqueó ningún camino, ya que estaba dentro de un terreno agrícola y hasta ahora no dan con los supuestos profesores asaltados.

Pido y exijo:
#JusticiaParaCamiloCatrillanca

ARGENTINA: Proyecto de ley de tierra comunitaria indígena


Por el derecho a la tierra
Fue en la sede de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), junto a las organizaciones de pueblos indígenas del NOA (OPINOA).

"Históricamente no hay grieta en los gobernadores del norte respecto a la represión de los pueblos", denunció Norma Ríos, presidenta de APDH, en este sentido. Participaron referentes del mundo académico, organizaciones territoriales y la presidencia de APDH.

Esta iniciativa , proyecto de ley de propiedad comunitaria, viene a reforzar el camino ya adoptado por el marco jurídico del Estado en relación a los derechos de los pueblos sobre el territorio. Todos los y las disertantes coincidieron en que el Estado debe garantizar estos derechos.

"Si el Estado cumpliera con su obligación con los pueblos originarios no existirían los casos como Santiago Maldonado, Facundo Jones Huala y Rafa Nahuel", sentenciaron.

"Fuimos declarados pueblos preexistentes. Entonces este es el camino para la construcción de un Estado Plurinacional", señalaron desde las organizaciones de pueblos originarios que se ubican en el territorio del norte argentino.

Por parte de OPINOA, estuvieron presentes Andrea Segundo (Mburubicha y Guía Espiritual de OPINOA Guarani - Salta), la Cacique Iogys Liliana Lopez de Salta, Bartolo Vargas (Autoridad y CPI Omaguaca - Jujuy), el Cacique Ocloya Nestor Jerez de Jujuy, Victoria Colque (Comunera Autoridad Ocloya - Jujuy) y Walter Barraza (Kanachej Tonokote - Santiago del Estero).

Dario Ducho, de la Comisión Unicameral Especial de los Pueblos Indígenas que está acompañando la presentación de este proyecto de ley, afirmó: "Estamos en condiciones de lograr una media sanción en el Senado de esta ley, pero necesitamos el acompañamiento de todos y todas como se dio en las sanciones anteriores en relación al territorio indígena".

Desde las organizaciones de pueblos indígenas remarcaron los conflictos cotidianos que se viven por la defensa del territorio. "Todos los días nos tocan vivir episodios de homicidios, amedrentamiento y persecución en los territorios", a pesar de que "la defensa del territorio y de los bienes es para toda la humanidad". 

jueves, noviembre 15, 2018

NINA MAPUCHE en CHILE

Image may contain: 1 person, text and outdoor

CHILE EL CENTRO DE LA INJUSTICIA...

CHILE EL CENTRO DE LA INJUSTICIA...
Camilo Catrillanca, el joven mapuche de 24 años de la comunidad de Temucuicui asesinado por el Comando Jungla tiene una hija de 6 años y su pareja esta embarazada.
Camilo Catrillanca no estaba en enfrentamiento alguno, no estaba arrancando, venia de realizar trabajos comunitarios en un tractor cuando se encontró en los caminos interiores de la comunidad con la Policia Militarizada, quienes le dispararon a matar y sin mediar provocacion alguna, recibiendo 3 balazos en su cabeza #HastaCuando #TerrorismoDeEstado #CamiloCatrillanca #QueSeAcabe$hile

CHILE: Perfil de Camilo Catrillanca, el joven comunero mapuche asesinado en Temucuicui


Nieto de lonco y activista estudiantil: El perfil de Camilo Catrillanca, el joven comunero mapuche muerto en Temucuicui




Era familiar del lonco Juan Catrillanca y, a sus 24 años, había participado en varias movilizaciones en su comunidad y el sector de Ercilla.


Tenía 15 años, pero Camilo Catrillanca ya ocupaba un rol relevante: vocero de la toma de la municipalidad de Ercilla. Un testimonio que recogía la revista NATs -publicada en 2011 y disponible en internet- revelaba así su visión: “En la comunidad de Temucuicui, a la que pertenezco, estamos teniendo muchos allanamientos, ya no somos libres, ya no podemos caminar en los cerros y cuidar nuestros animales, la represión es demasiado fuerte. El Estado es el principal represor, el que manda a carabineros a asesinar, porque estamos expuestos, nos están tirando balas a quemarropa”.
Nieto del histórico lonco Juan Catrillanca e hijo del presidente de la comunidad mapuche “Ignacio Queipul Millanao”, Marcelo Catrillanca, Camilo Catrillanca, el joven de 24 años que falleció este miércoles al recibir un balazo en medio de un incidente con el denominado “Comando Jungla” en Temucuicui registra una serie de participaciones como activista de la causa mapuche en su zona.
La más relevante fue la toma de la municipalidad de Ercilla en agosto de 2011, en el marco del movimiento estudiantil que se dio ese año. Según recoge el informe para ese año de la Comisión Ética contra la Tortura, dicha movilización fue protagonizada por 30 jóvenes mapuche y se extendió por dos semanas.
El mismo informe planteaba que Catrillanca destacaba en sus intervenciones que el movimiento apoyaba las demandas de educación gratuita y de calidad, pero además planteaba la necesidad de una educación intercultural y pedía el fin de la “violencia policial” en la zona.

CHILE: STOP PRESS: PAREN EL GENPCIDIO


Image may contain: one or more people and text

miércoles, noviembre 14, 2018

Chilean police have shot dead 24 year old Mapuche youth.La policia chilena acaba de matar a joven mapuche de 24 años




News just in: Chilean police have shot 24 year old Mapuche youth. He is dead

URGENTE
Se informa que acaba de fallecer el lamieng Camilo Catrillanca, quien fue herido en la cabeza por el Comando Jungla.
La policia entro a la Comunidad de Temucuicui, disparando rafagas de balas y asesino a nuestro peñi.
Noticia en pleno desarrollo.
14 de noviembre 2018 18:30

Muestras de neo facismo en Brasil contra mujeres afrobrasileras


Muestras de neo facismo en Brasil: uno de los homenajes hechos a Marielle Franco fue manchado por seguidores del nuevo presidente recién electo...

Marielle Franco fue una socióloga, feminista, política brasileña y militante de los derechos humanos, y concretamente de los derechos de las mujeres negras en Brasil, priorizando el empoderamiento de aquellas mujeres negras que viven en las favelas. En este sentido, Marielle se definía como “mujer feminista, negra e hija de la favela”. Militante del PSOL, fue elegida concejala en la Cámara Municipal de Río de Janeiro.

Crítica de la intervención federal en Río de Janeiro, el día 10 de marzo había denunciado a policías del 41º Batallón de Policía Militar por abusos de autoridad contra los habitantes de la favela de Acari.

Un día antes de ser asesinada (13 de marzo), se preguntaba en la red social Twitter —en uno de sus últimos tweets— a propósito de la muerte de un joven (Matheus Melo): "¿Cuántos más deben morir para que acabe esta guerra?".

Marielle siempre estará presente.

Vía Colectivo Afrofeminista.

Image may contain: one or more people, shoes and outdoor

Chile: ROMPAN LOS PACTOS DE SILENCIO!

Año X, 14 de noviembre de 2018


AFEP

Organizaciones exigen degradación de uniformados condenados por crímenes de DD.HH.

Este martes la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP) protestó en el Ministerio de Defensa y emplazó al titular de la cartera Alberto Espina a eliminar todos los beneficios que aun gozan los militares en retiro encarcelados, incluido el procesado Juan Emilio Cheyre.
Rodrigo Fuentes
  Martes 13 de noviembre 2018 



ARGENTINA:Absolvieron a los cinco acusados por haber ayudado a los mapuches ante un operativo represivo

12 de noviembre de 2018
Absolvieron a los cinco acusados por haber ayudado a los mapuches ante un operativo represivo
“Ni armas, ni molotovs, ni terroristas”
Los hechos ocurrieron en Chubut, meses antes de la muerte de Maldonado. Un grupo de personas que se solidarizaron con los mapuches sufrieron persecución y apremios policiales, pero terminaron acusadas de atentado y lesiones graves. Finalmente, la Justicia las absolvió.
“Hasta acá solamente habíamos visto injusticias”, resumió Gustavo Jaime.
“Hasta acá solamente habíamos visto injusticias”, resumió Gustavo Jaime. 
 “Estamos felices, es un nuevo comienzo, una victoria de todos, fueron cinco audiencias escuchando a los policías que nos golpearon y torturaron, que nos ningunearon y dispararon, fue muy intenso tenerlos a dos metros, pero también estaban amigos y amigas, conocidos y desconocidos que se solidarizaron porque sabían de nuestra inocencia”. Gustavo Jaime resumió así, ante PáginaI12, el final del juicio en el que resultó absuelto junto a Ivana Huenelaf, Jorge Buchile, Daniela “Rojita” González y Javier Huenchupan, quienes habían sido acusados de uso de arma de fuego agravado, atentado, daños, lesiones graves con pedidos de altas penas. Fue por los hechos ocurridos en enero de 2017, cuando ellos y los hermanos Pablo y Gonzalo Seguí en realidad fueron víctimas: sufrieron persecución policial y apremios ilegales luego de haber acudido para solidarizarse con la comunidad mapuche de Cushamen que pedía ayuda frente al operativo represivo desplegado por Gendarmería y la policía de Chubut.
“El panorama quedó claro”, señaló Jaime luego de escuchar el fallo del juez Martín O`Connor, porque no se pudo demostrar lo que le imputaban a él y a sus compañeros. “Es un primer paso, con esto iniciamos el camino”, dijo el defensor público Marcos Ponce. “Así se visibiliza lo que está ocurriendo en la zona con la respuesta del Estado a la protesta social y política”, agregó. Una hora y media duró la lectura del veredicto, en medio de las sensaciones encontradas de los imputados, que fue armando el mapa de todo lo que sucedió aquel 10 y 11 de enero de 2017. “Apareció la palabra absolución y se abrió algo nuevo en nuestras vidas, porque hasta acá solamente vimos injusticias”, resumió Jaime. Hubo una sola condena, la de Buchile, porque el magistrado consideró que cometió “resistencia a la autoridad”, por haber esquivado al patrullero desde el cual los policías de Chubut les disparaban a ellos. Le dieron diez meses de prisión en suspenso, que será apelada por su abogado defensor, Edgardo Manosalva.

El reino del revés

Los cinco aún esperan que arranque otra causa, la que iniciaron contra el Estado, porque los policías y empleados de Benetton que los secuestraron y torturaron siguen impunes. “Los vamos a desaparecer”, les habían dicho cuando los detuvieron, en lo que fue la antesala de la cacería del 1º de agosto tras la cual Santiago Maldonado estuvo desaparecido, hasta que su cuerpo sin vida apareció el 17 de octubre de 2017 en el río Chubut, en la Pu Lof en Resistencia de Cushamen.
El 10 de enero de ese año, Huenelaf, Buchile, Huenchupan, González y Jaime –junto a los hermanos Seguí, sobreseídos por abigeato– respondieron los pedidos de ayuda porque FM Alas relataba que había heridos graves en la Lof. “Fue muy triste y desconcertante, mujeres dijeron que se iban a incendiar junto con sus hijos si volvían los gendarmes”, recordó Jaime. Al llegar a la Pu Lof vieron los destrozos y la comunidad pidió autos para ir a buscar sus caballos, que habían sido robados por los efectivos. “Me sumé con dos amigos con su camioneta, pasó un camión con caballos, alguien gritó ‘vamos a ver si son los nuestros’, intentamos ponernos adelante para pedirles que se detuvieran, y ahí la persona que manejaba saca una pistola y empieza a disparar”, relató Jaime. “Se sumó otro vehículo que nos disparó con armas largas. Decidimos llegar a El Maitén, pero se interpuso un patrullero y desde ahí también nos dispararon. Hubo balazos y un fierro me pegó en la escápula”, agregó. Durante el juicio quedó en evidencia que no había ninguna prueba para sostener el relato policial de que los agredidos habían sido los agentes de seguridad. El juez consideró que la “duda razonable” beneficiaba a los imputados. Consultado por PáginaI12, el abogado Manosalva sintetizó así la sentencia: “Ni armas de fuego, ni molotovs, ni lesiones, ni terroristas: la gambeta judicial de la ‘duda razonable’ para no desenmascarar por completo el armado policial”. Según el abogado, “las fuerzas de seguridad habían emboscado a un grupo de civiles, les dispararon con balas de plomo y antitumulto, los persiguieron, los tuvieron detenidos sin dar información durante doce horas en diferentes lugares y armaron un montaje con pruebas que nunca aparecieron. Es evidente que borraron las que los comprometían, trucharon actas y mintieron en las declaraciones”. Manosalva agregó: “Benetton prestó camionetas y personal ese día para salir a cazar mapuches, su mayordomo admitió que manejaba una junto a policías”.
Cuando llegaron al hospital viejo de El Maitén, los golpearon y los llevaron a la cárcel de esa localidad. A pesar de los gritos de las mujeres mapuches, a quienes los policías les habían dicho “indias sucias”, el fiscal Carlos Díaz Mayer las desconoció. Estaban desaparecidas porque la policía las había detenido pero no lo reconocía. En Esquel aparecieron otros tres integrantes del grupo de apoyo, Ariel Garzí –quien en abril conocería y se haría amigo de Maldonado–, Ricardo Antihual y el hermano menor de Facundo Jones Huala, Nicolás, también muy golpeados.
“Detrás de toda esta gran patraña política mediática y judicial están Benetton, Bullrich, Nocetti y el difunto Mario Das Neves”, dijo el abogado Carlos González Quintana, desde Córdoba. Él había logrado sacar a las mujeres de la cárcel de El Maitén, a pesar del ninguneo del fiscal Díaz Mayer. Durante las audiencias dos empleados del magnate italiano, Ronald Mac Donald y Gonzalo Graña, habían permanecido muy serios pero luego de la sentencia absolutoria se retiraron visiblemente ofuscados. En cambio, los absueltos salieron de la sala con el puño en alto y gritando “marichi wew” (diez veces venceremos). En su alegato final, Jaime había dicho: “No me arrepiento de ser una persona solidaria y consciente, volvería a hacer lo que hice aún cuando nuestra propia vida está en riesgo”.

45 mujeres que hicieron avanzar a la humanidad.

ARGENTINA: La Justicia desestimó una denuncia contra las Abuelas de Plaza de Mayo

“No configuran delito penal alguno”
El gobierno porteño había denunciado a las Abuelas por cortar la calle al festejar su 40º aniversario. El juez Zelaya advirtió que no hubo daños ni se cometieron ilícitos.
Las Abuelas festejaron en diciembre pasado su aniversario.
 
Las Abuelas festejaron en diciembre pasado su aniversario. 
 
La Justicia confirmó la decisión de desestimar una denuncia del gobierno porteño contra las Abuelas de Plaza de Mayo por cortar la calle al realizar un acto para celebrar el 40º aniversario de la entidad. El Juzgado Nacional en lo Criminal 13, a cargo de Luis Zelaya, ratificó el dictamen de la fiscal Mónica Cuñarro al declarar la “inexistencia de delito” en la denuncia que había presentado la Procuración General de la Ciudad.

Las Abuelas cortaron la Avenida Corrientes, en el Abasto, el 4 de diciembre de 2017 para conmemorar los 40 años de su creación. Una representante de la Dirección de Asuntos Penales de la ciudad, Giovanna Della, de la Procuración General, denunció al organismo de derechos humanos porque interrumpió el tránsito entre las 17 y 20.30. Se basó en el artículo 194 del Código Penal, por el que se establece una pena de tres meses a dos años de prisión para quienes pongan en peligro, estorben o entorpezcan el funcionamiento de los servicios públicos.
La titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 16 de la Capital, Mónica Cuñarro, había pedido desestimar la denuncia porque no se registraron daños durante la actividad, los servicios públicos no se vieron afectados y había también otros recorridos posibles para el tránsito. Además, la fiscal destacó la prioridad del derecho a la libertad de expresión sobre el de circulación, al haber otra vías de tránsito posibles.

La fiscalía había remarcado también la “doble vara” esgrimida por la Procuración de la Ciudad, ya que no actuó denunciando de la misma manera otras manifestaciones que también afectaron el transporte o la circulación por determinadas calles o avenidas. Entre diversos ejemplos de protestas sociales, incluyó también las actividades organizadas en el marco de los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Ahora, el juez Zelaya confirmó la resolución de desestimar la denuncia. Para el magistrado, los hechos “no configuran delito penal alguno”, dado que “no existió un daño material y sí rutas alternativas para el tránsito, sumado a que su intención era solamente celebrar los 40 años de la fundación de Abuelas de Plaza de Mayo”.
A la vez, Zelaya destacó que “las manifestaciones denunciadas se encuentran avaladas por derechos constitucionales, que al celebrarse pacíficamente, nada puede reprocharles la justicia penal a los participantes”.