sábado, diciembre 16, 2017

ARGENTINA: represión violenta e indiscriminada




La violenta detención de una joven al voleo
La chica que salía de trabajar y fue detenida
Damiana salía de trabajar, a unas cuadras del Congreso, y quedó en medio de una corrida de Gendarmería. Los efectivos la agarraron mientras ella estaba en el piso, la manosearon y la trasladaron a la fuerza.
Imagen: Twitter
Damiana Negrin Barcellos es la joven que ayer salía de su trabajo, a unas cuadras del Congreso, y quedó en medio de una corrida de Gendarmería que perseguía a manifestantes al voleo en medio de la movilización contra la reforma laboral. Damiana corrió para ponerse a resguardo, pero los efectivos la confundieron con una manifestante y la detuvieron de manera violenta. Fue trasladada a los gritos y aún continúa detenida.



Las imágenes quedaron registradas en un video grabado desde un balcón, en un primer piso. Damiana está sentada en el piso y es sostenida por varios efectivos. Uno la hace parar, la cachea y manosea su cuerpo y luego le pone las esposas. El audio no permite escuchar las explicaciones que la joven intenta esgrimir frente a los gendarmes para que la suelten hasta que los efectivos la arrastran hasta un camión de traslado. Allí los gritos de la chica para que la suelten se escuchan desgarradores.



jueves, diciembre 14, 2017

ARGENTINA El mundo al revés, por la gran reportera rosarina SONIA TESSA


Image may contain: 1 person
Sonia Tessa
3 hrs ·



Pablo Piovano, admirado reportero gráfico, con impactos de diez balas de goma en el cuerpo. Y la diputada paladina de la democracia diciendo que lxs legisladorxs no "atropellen" a las fuerzas del orden. En el reino del revés

ANTE EL PARO NACIONAL de MANANA en ARGENTINA: YO PARO






FOTO DE YANINA HINRICHSEN
Yo, en esta hora temprana de la tarde en el exilio inglés, pero plena mañana en Argentina, celebro con orgullo que se estén realizando asambleas en todo el país, para decidir democráticamente si se va al paro nacional mañana. Por lo que ya se sabe, apoyo incondicionalmente la iniciativa liderada por del proletariado, que cuenta con el apoyo de otros importantes sectores populares, como los bancarios, y de las capas medias, como el sindicato de profesorxs universitarixs. Todo lo cual implica un rotundo rechazo a las medidas leoninas recomendadas por el FMI, entre otros, y a la voracidad del capitalismo salvaje que Cambiemos representa, sustenta y custodia con el uso de la fuerza bruta armada.TRABAJADORXS AL PODER!!!!.nuestra lucha continúa.

 Dra. Marta R. Zabaleta
 
Primavera en el exilio-25 de mayo de 2016.Foto de Yanina Hinrichsen (mi hija)


AMERICA LATINA; yel castigo por ser mujer continúua


La brecha salarial de género es del 17% en América Latina
Noticias

La brecha salarial de género es del 17% en América Latina

La encuesta se realizó a 202 empresas de diversos rubros en varios países de América Latina. 04 de Diciembre 2017
“Cuando las mujeres prosperan 2017”, es una encuesta que se realizó a 202 empresas de diversos rubros en varios países de América Latina. Esta edición se centró específicamente en América Latina, dado que en el reporte global del año 2016 las cifras para la región fueron las más alentadoras. El estudio fue realizado por Mercer, consultora global en recursos humanos, con el asesoramiento de la EDGE Certified Foundation, con el objetivo de investigar sobre la diversidad de género en el mundo.
Daniel Nadborny, Leader MCG Latam explica: “este 2017 se actualizaron esas cifras con nuevas fuentes de datos y un grupo mayor y más representativo de empresas. Así, tras recopilar información reciente de más de 50 organizaciones, revisar acuciosamente los documentos y publicaciones académicas de organismos internacionales y entrevistar a 202 empresas de los sectores de servicios, producción y manufactura, información y tecnología, energía y otras, el reporte finaliza entregando recomendaciones a las compañías latinoamericanas a fin de que mejoren sus estrategias de diversidad de género en la región”.
Entre los hechos más destacados que plantea el estudio están los siguientes  puntos:
·         Los progresos que se habían realizado en cuanto a la participación femenina en el mundo laboral se están estancando y, además, hay un importante número de mujeres que se desempeñan en trabajos informales.
·         La baja tasa de participación femenina en el mundo laboral podría afectar negativamente al potencial crecimiento económico de América Latina.
·         Las empresas continúan pagando menos a las mujeres que a los hombres, manteniéndose de manera persistente e inexplicable una brecha salarial de género de un 17% en la región.
·         A pesar de que en la región un número importante de mujeres ocupan o  han ocupado puestos de liderazgo político, la representación femenina en los directorios y equipos ejecutivos de las empresas sigue siendo extremadamente baja.
·         A pesar de que el 64% de las compañías entrevistadas afirman estar convencidas de la necesidad de contar con una fuerza laboral más diversa, sólo el 31% ofrecen programas a tiempo parcial, 56% ofrece trabajos flexibles (trabajar desde casa o trabajo compartido por ejemplo), 57% ofrece programas de maternidad y 44% de paternidad.
 “Nuestra investigación muestra que la mayoría de las compañías latinoamericanas se encuentran dando sus primeros pasos en lo referido a la diversidad de género, pero lo más sorprendente es que aunque el 64% de las organizaciones encuestadas entienden que es un imperativo comercial contar con una fuerza de trabajo más diversa, es un porcentaje muy inferior al mismo las que efectivamente están implementando medidas que les permitan hacer un cambio sostenible”, explica Nadborny.
Si revisamos las cifras, en el nivel profesional las mujeres representan el 39% de la fuerza laboral, su presencia a nivel gerencial disminuye a un 31% y, ocupan solo una cuarta parte de los cargos como altos directivos y un escaso 16% de los puestos ejecutivos. Indagando en las causas de esta sub representación femenina se comprueba que  aunque en Latinoamérica hay más mujeres que hombres con un título universitario son ellos los que dominan en las carreras ligadas al mundo de la Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM).
“Por otra parte, la responsabilidad del cuidado de los niños y/o de las personas mayores en las familias sigue recayendo de manera significativa en el mundo femenino, a lo que hay que agregar que el conocido “machismo” sigue muy  presente en nuestra cultura  latinoamericana creando barreras visibles e invisibles para las mujeres que aspiran a escalar en el ámbito laboral”, señala Nadborny.
Según el estudio, las firmas multinacionales presentes en América Latina son las que lideran y dan el ejemplo al contratar y promover a mujeres altamente capacitadas, lo que contribuye a modificar las actitudes y la percepción hacia ellas en el lugar de trabajo. Estas mismas empresas son las que para retener estos talentos les están otorgando a ellas beneficios tales como una mayor flexibilidad laboral e igualando sus sueldos a los de sus pares masculinos.

El Cronitsa Comercial, 4 d  dic 2017

ARGENTINA El recorte a las jubilaciones llega con represión

13 de diciembre de 2017 · Actualizado hace 2 hs
“Sin tierra, techo y trabajo, la reforma es contra los de abajo”
El recorte a las jubilaciones llega con represión
Tras cumplir la primera jornada de protesta en rechazo a las reformas previsional y laboral de la alianza gobernante, la CTEP, Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa y el Frente Popular Darío Santillán marcharon al Congreso Nacional, donde mañana se debatirá la primera de las iniciativas. Allí se encontraron con un desmesurado operativo de Gendarmería que reprimió a manifestantes y diputados nacionales. Mañana volverán a movilizarse.
Imagen: MTE
Luego de movilizar 100 mil personas en la Avenida 9 de Julio bajo la consigna "sin Tierra, Techo y Trabajo, la reforma es contra los de abajo”, la CTEP, Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa y el Frente Popular Darío Santillán anunciaron una vigilia frente al Congreso para aguardar el tratamiento de la reforma previsional, pero se chocaron con un inmenso operativo de la Gendarmería, que reprimió a manifestantes y diputados nacionales.
"Queríamos hacer un abrazo al Congreso, pero nos tiraron los perros encima", relató el diputado del Movimiento Evita, Leonardo Grosso, cuando se inició la desconcentración de los movimientos sociales. "No podemos poner en riesgo la integridad física de los compañeros, mañana vamos a volver", anticipó el referente de la CTEP, Juan Grabois.
En la previa, con miles de integrantes de los movimientos de base frente al Obeliscos, tomaron la palabra el titular de la CTEP, Esteban Castro; su par de la CCC, Juan Carlos Alderete; el Coordinador Nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez; y la referente del Frente Popular Darío Santillán, Dina Sánchez. “Los números difundidos por la UCA son tristes y contundentes. Un tercio de la gente en nuestro país vive bajo la línea de pobreza", había denunciado Menéndez.
Los movimientos de base —con el respaldo adhesión de la Corriente Federal, la CTA de los Argentinos y la CTA Autónoma, ATE y el moyanismo— también reclaman un bono de fin de año para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y para los jubilados. 
"Necesitamos que el Gobierno Nacional deje de ajustar sobre los que menos tienen. En estas fiestas muchas familias van a pasarla muy mal”, había denunciado el coordinador nacional de Barrios de Pie.
Ménendez también se refirió al reclamó por una Ley de Emergencia Alimentaria al denunciar que "un 48 por ciento de los chicos que asisten a comedores en barrios humildes sufre malnutrición".
“Durante todo este año hemos juntado firmas, y nos alegra El Fuerte apoyo de la sociedad civil que está obteniendo el proyecto de la Emergencia Alimentaria. Esto demuestra la gran solidaridad del conjunto de la gente para con los que menos tienen", aseguró.
Las organizaciones convocantes además de repudiar las iniciativas del oficialismo, también se manifestaron contra la Organización Mundial del Comercio (OMC), que desarrolla su reunión anual en Buenos Aires desde el domingo.
"Se vienen jornadas de lucha frente al tratamiento de las reformas propuestas por el Gobierno nacional que afectan severamente a los sectores más humildes", insistieron.
Mañana, la movilización anunciada por los movimientos de base confluirá con la convocada esta tarde por la cúpula de la CGT, las CTA, la Corriente Federal y los partidos de izquierda.

GLOBAL ! Nuestra venganza es estar felices"

13 de diciembre de 2017 · Actualizado hace 6 hs
Una luchadora alegre
Imagen: CELS

Carmen Aguiar de Lapacó era Madre de Plaza de Mayo y una de las fundadora del CELS. Era maestra normal y profesora de Educación Física. Había nacido en San Juan y después de décadas de vivir en Buenos Aires seguía arrastrando un poco las erres. Era ella misma una sobreviviente. El 16 de marzo de 1977 fue secuestrada junto con su hija, Alejandra Lapacó, el novio de ella, Marcelo Butti Arana, y su sobrino Alejandro Aguiar. Estuvo en lo que llamaban “la leonera” del centro clandestino El Atlético, una celda colectiva donde los secuestrados estaban separados por un tabique de un metro de altura. “Estaba prácticamente frente a la puerta y vi los zapatos de Alejandra. Alcancé a tocarla. Ella gritó, le dije: ‘No te asustes, soy tu mamá’, y nos abrazamos.” Alejandra sigue desaparecida. Carmen salió después de tres días y nunca dejó de buscarla y exigir justicia. Murió hoy por la mañana a los 93 años. Era dulce. Y, por sobre todo, alegre.

Carmen llegó al Atlético con los ojos tapados con un pañuelo de gasa –que los represores sacaron de su casa– por el que se colaban algunas imágenes. “En la planta baja nos preguntaron los datos, como nombre y domicilio. Nos dieron una letra y un número. La letra era F, yo era F50, entonces Alejandra tiene que haber sido F49. Ahí perdías el nombre. A mí me pegaron varias veces porque me olvidaba del número que me dieron cuando nos pusieron las cadenas en los pies. No lo registré y cada vez que me lo preguntaban, no podía decir nada y me pegaban”, relató Carmen en una entrevista cuando comenzaron las tareas de recuperación de lo que había sido El Atlético, demolido a fines de 1977 para que por allí pasara la autopista.

Antes de largarla, la amenazaron: “Si hablás, podés tener un accidente automovilístico y no se te ocurra hacer hábeas corpus, si no vamos a tirar el cadáver de tu hija en la puerta de tu casa”. Era un sábado. El lunes fue a tribunales. El martes escribió cartas pidiendo entrevistas con Jorge Rafael Videla, Emilio Eduardo Massera y Orlando Ramón Agosti.

El el libro Augusto Conte, Padre de la Plaza, Carmen contó que un día Chela Mignone la invitó a su casa porque estaban trabajando en la creación de un organismo que luchara por los derechos humanos y por las causas de los desaparecidos. “Me sentí un poco intimidada al escuchar a esos ‘bochos’”, dijo, en alusión a Emilio Mignone, Augusto Conte, Boris Pasik, Alfredo Galleti y José Francisco Westerkamp, con quienes formaría el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS). En la sede de ese organismo de derechos humanos fue detenida nuevamente por la dictadura, cuando en 1981, la policía allanó las oficinas y se llevó a quienes estaban adentro a Coordinación Federal.

En 1998, la Corte Suprema falló contra el derecho a la verdad en la causa de su hija Alejandra, lo que hizo que el caso se convirtiera en un emblema y que el Estado tuviera que comprometerse ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a garantizar la investigación, al menos, acerca de lo que había pasado con los desaparecidos. Fue una instancia previa a la posibilidad de juzgamiento pleno que vendría después.
“Le pasaron cosas espantosas, pero nunca perdió la alegría. Ella podría haber dicho la frase "nuestra venganza es ser felices". Ella fue feliz con la militancia, con los compañeros, con las compañeras, con la tenacidad para conseguir el juicio y castigo a los responsables del espanto”, señaló hoy el presidente del CELS, Horacio Verbitsky.

“Ella había escuchado a su hija en la tortura, había entrado al Atlético con ella y había salido sola y sin embargo nos decía `la lucha por los derechos humanos no tiene que ser triste’. Nos dejó a la nueva generación un legado fuerte de lucha y compromiso. Nunca se resignó y era muy jodona”, contó Andrea Pochak, ex directora adjunta del CELS y actual directora de Derechos Humanos de la Procuración.

De la misma forma la recordó Maria José Guembe, integrante del CELS. “Fue una luchadora alegre. Un ejemplo de vida para quienes la conocimos y tuvimos la suerte de compartir con ella nuestro trabajo. Siempre era lindo encontrarla, conversar con ella y escuchar sus anécdotas. Fue un puente generacional, muy generosa con quienes nos sumamos a su lucha y al igual que Emilio Mignone nos abrió el camino, nos dejó compartir sus pasos, nos enseñó en cada pelea y en cada traspié. La acompañé en la lucha por el reconocimiento del derecho a la verdad y al recorrer las acciones que había intentando para lograr justicia por la desaparición de Alejandra, advertí que no había dejado camino por recorrer, pero siempre tenía energía y ánimo para emprender uno más, por difícil que fuera. Su lucidez obstinada se resistía a la evidencia de que no volvería a ver a su Alejita. Por suerte obtuvo justicia por ella y por su propio secuestro y tortura. Nos quedamos con su enorme legado y el compromiso de seguir siempre sus pasos”.

Aunque estaba viejita y salía poco, el sábado 18 de noviembre quiso ir a la Legislatura porteña a despedir a su amiga y compañera Marta Vásquez. Hoy, de 18 a 24, ella será velada en el mismo lugar.


QEPD, Marta Zabaleta, desde el exilio .

martes, diciembre 12, 2017

CHINAL LOS HORRORES DEL:PATRIACADO A LA CHINA.

Cuatro mujeres durante un banquete del Fortune Global Forum, el pasado miércoles en Guangzu.
Cuatro mujeres durante un banquete del Fortune Global Forum, el pasado miércoles en Guangzu.
No intentes evitar lavar los platos pidiendo comida a domicilio: “Si encargas comida preparada en vez de cocinarla tú misma, te estás saltando las normas para las mujeres”. Cuando tu marido te pida algo, “dile que sí y que inmediatamente”. Para fregar, “es mejor si lo haces bien agachada”.
Estos eran algunos de los consejos que se administraban en las clases del curso sobre “Moralidad Femenina” que se impartían en la Escuela de Cultura Tradicional de la ciudad de Fushun, en Liaoning, en el noreste de China, hasta que las autoridades municipales han ordenado esta semana su cierre.
Un vídeo distribuido por Internet con el contenido de algunas de las clases mostraba a los profesores aleccionando a las alumnas con “perlas” como “el hombre es el cielo y la mujer es el suelo. La mujer está en la posición más baja”. O “si te pegan, no devuelvas el golpe; si te insultan, no devuelvas el insulto; aguántate, y no pidas el divorcio”. Entre las asignaturas del curso figuraban materias como cocina, costura o limpieza de la casa, pero también normas de comportamiento o literatura tradicional.
“Si te pegan, no devuelvas el golpe; si te insultan, no devuelvas el insulto; aguántate, y no pidas el divorcio”, enseñaban en el curso
“Mi marido me ha mandado a esta escuela para que aprenda subordinación y comportamiento femenino”, dice una de las mujeres en las imágenes. En otras escenas se ve a las alumnas levantarse a las 4.30 de la mañana para empezar las tareas domésticas.
Después de que el vídeo suscitara más de 5.000 comentarios de protesta en Internet, el departamento de Educación de Fushun ordenó la cancelación de las clases, con el argumento de que infringían la moral social y y la igualdad de género.
Este tipo de escuelas, según el periódico estatal Global Times, han proliferado en los últimos años a lo largo de toda China. La Constitución de este país establece la igualdad entre hombres y mujeres, y el empleo femenino representa el 43% del total de la fuerza laboral en la segunda economía del mundo. Pero la igualdad real está aún muy lejos, en un país donde según la tradición siempre se ha preferido marcadamente a hijos varones para que perpetúen el linaje familiar. En el informe sobre igualdad de género del Foro Económico Mundial de este año China figura en el número 100, por debajo de países como Tayikistán o Azerbaiyán.
Aunque China tiene más mujeres supermillonarias que cualquier otro país, el salario medio de una mujer es aún un 35% menos que el de un hombre. Ninguna mujer ha entrado nunca en el máximo órgano de poder en China, el Comité Permanente del Partido Comunista (de siete miembros) y en el segundo nivel de mando, el Politburó, solo hay una en sus 25 asientos
La socióloga Leta Hong Fincher, en su libro Leftover Women (Mujeres Sobrantes) denuncia una mentalidad, impulsada desde las propias instituciones oficiales chinas, según la cual las mujeres que no se han casado al llegar a los 27 años son defectuosas.
Las cifras oficiales calculan que aproximadamente un 22% de las mujeres casadas chinas sufren violencia en su hogar. Aunque China aprobó hace dos años su primera ley contra la violencia doméstica, su cumplimiento es aún muy irregular y solo protege a las mujeres casadas. Un estudio de Asia Foundation presentado la semana pasada en Pekín encontró que, en una muestra de 799 personas, un 13,3% denunció haber sido personalmente víctima de abusos domésticos en los últimos 12 meses; un 56,4% reconoció haber sido testigo de malos tratos contra alguien que conocían. El 80% de las mujeres trabajadoras, según algunos estudios, ha sufrido acoso al menos una vez en su vida.
Aunque lanzar en China una campaña similar al #MeToo o #YoTambién es complicado. Problemas como la violencia doméstica se han considerado tradicionalmente algo familiar en lo que no hay que entrometerse; como en Occidente, muchas mujeres acosadas en el trabajo optan por apretar los dientes o cambiar de empleo en vez de denunciar, convencidas de que si hablan ellas serán las únicas perjudicadas.
Y en un país donde las autoridades priman la estabilidad por encima de todo, cualquier intento de movilizar a la sociedad civil se ve estrechamente vigilado. Hace dos años, un grupo de cinco feministas que preparaba una campaña contra los tocamientos en el transporte público fueron detenidas durante un mes. Otras activistas que han hablado contra la violencia sexual se han visto víctimas de hostigamientos constantes.
Pero el silencio ya presenta también grietas. El periódico de propiedad estatal “China Daily” tuvo que retirar en octubre, tras una serie de protestas por internet, una tribuna en la que se afirmaba que en este país el acoso sexual no es un problema. Tras el intento de una activista de Cantón, de lanzar una campaña contra acoso en el metro, han comenzado a aparecer mensajes oficiales contra los tocamientos. Más mujeres se atreven a hablar o declararse feministas. “La campaña contra el acoso sexual en China encara muchos obstáculos y desafíos, pero lo más importante y una fuente de mucho optimismo es que las activistas nunca se rendirán”, asegura la activista Lü Pin en una columna para Amnistía Internacional.

Catalonia’s right to self-determination, by Peter Bush


July 10, 2010, Barcelona (© Josep Lago/AFP/Getty Images)

Catalonia’s right to self-determination

I lived in Barcelona for eleven years (from 2003 to 2014), and, although I now live in Oxford, I still visit regularly with my family. My wife is Catalan, and one of my daughters is an Anglo-Catalan teenager – at home we switch constantly between Catalan, English and Spanish.
I mention this to underline that I have first-hand knowledge of Catalan society and the roots of the present conflict over the referendum for self-determination called by the Catalan government for October 1: a conflict that Madrid-based politicians and journalists try to portray as an act of lunacy led by a handful of “retrograde nationalists” who, in the twenty-first century, seek to revive a debate over identity and erect frontiers between peoples. They shamelessly describe those fighting for Catalan sovereignty as fascists, and compare the situation in Catalonia to that in Germany in the 1930s. Rather than attempt to find a political solution to the political problem Catalonia has had since 2006, politicians who will not even repudiate Francoism continually parade the ghost of Hitler in interviews and television debates to delegitimize the Catalan movement for independence.
Catalonia certainly has its own language and culture and has defended them tooth and nail over the centuries. Neither the Decreto de Nueva Planta issued by Philip V in 1716, abolishing the institutions of Catalonia, nor successive waves of repression, including the forty years of the Franco dictatorship, succeeded in making Catalans renounce their wish to regain self-government, use their language or develop their rich literary tradition. Nevertheless, what is now happening in Catalonia has very little in common with European nationalist movements of the nineteenth and twentieth centuries.







https://www.the-tls.co.uk/articles/public/catalonia-right-self-determination-referendum/

lunes, diciembre 11, 2017

CUBA: 39 edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano


NUEVO CINE LATINOAMERICANO A PARTIR DE HOY
La 39 edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano arrancará esta noche en el Karl Marx con la proyección del filme brasileño La película de mi vida, de Selton Mello, la actuación de la Camerata Romeu junto a Alejandro Falcón, y la entrega del Coral de Honor al cineasta brasileño Carlos Diegues.
En el Hotel Nacional, subsede del Festival, se presentó este viernes el jurado que valorará las cintas en concurso, representantes de Cuba y el resto de los países participantes, como es habitual.
En Ficción, el jurado está integrado por Felipe Cazals, uno de los más importantes directores de México, con cerca de 40 títulos; Víctor Gaviria, cineasta colombiano; Inés París, directora y guionista de cine y televisión en España; Ilda Santiago, periodista, cineasta y una de las fundadoras de la compañía de distribución y exhibición Grupo Estação, de Brasil; y el escritor y guionista cubano Senel Paz.
En Ópera Prima se encuentran Matías Bize, de Chile; María Lourdes Cortés,  historiadora del cine costarricense y centroamericano; y Patricia Ramos, guionista y directora cubana.
Asimismo, en el apartado de Documental, el jurado está compuesto por Carmen Guarini, cineasta y antropóloga argentina; Samuel Larson, diseñador de sonido y editor de México; y Julia Mirabal, periodista y realizadora cubana.
Para premiar Animación y Carteles estarán Pablo Polledri, realizador independiente en Argentina; César Cepeda artista visual mexicano; y el crítico y profesor cubano Mario Masvidal.
Los Guiones Inéditos serán valorados por el guionista de cine y televisión argentino Daniel García Molt; el productor colombiano Jaime Tenorio; y la teatróloga y damaturga cubana Marilyn Garbey.
En Postproducción estarán Manuel Martín Cuenca, de España; Inti Herrera, de Cuba; y Diana Sánchez, de Canadá.
Además de estos jurados, también otorgarán premios colaterales las instituciones y organizaciones asociadas al Festival, entre ellas la Casa de las Américas.
Hasta el próximo 17 de diciembre, el circuito de cines de la capital ofrecerá la programación de esta 39 edición, una oportunidad única en el año para ponerse en total sintonía con la creación cinematográfica más novedosa de la América Latina, el Caribe y muchos otros países.

ARGENTINA: This Woman Found Out Her Father Was A Torturer — And Wants Everyone To Know



Under a brutal dictatorship in Argentina, thousands of people were killed, and babies snatched from their mothers' arms. Children of the perpetrators are now coming together to speak out against their fathers — forming a substitute family after being banished from their own.
Posted on

María Teresa Andruetto y 'No a mucha gente le gusta esta tranquilidad'

11 de diciembre de 2017
María Teresa Andruetto y No a mucha gente le gusta esta tranquilidad
“Todos los cuentos tienen algún alimento en lo real”
La incomodidad con el origen, el no encajar en las expectativas de los otros, los encuentros y desencuentros en medio del terror de la dictadura son algunos de los aspectos que atraviesan los ocho relatos de la notable escritora cordobesa.
“Mirado atentamente, nadie es tranquilo y ninguna vida es anodina”, plantea Andruetto.
“Mirado atentamente, nadie es tranquilo y ninguna vida es anodina”, plantea Andruetto. 
Imagen: Sandra Cartasso
“Dime, ¿qué piensas hacer/ con tu única, salvaje/ preciosa vida?”. El epígrafe de la poeta norteamericana Mary Oliver produce estallidos de baja intensidad en la vida de las protagonistas de No a mucha gente le gusta esta tranquilidad (Literatura Random House), notable libro de cuentos de la escritora cordobesa María Teresa Andruetto por el modo en que posa la mirada en gestos y pliegues, en lo mínimo y casi escamoteado que otras escritoras descartarían por insignificante. O porque no pueden ver en profundidad el abismo que hay en cada ser humano. Una mujer compleja, con una vida errada, es destruida por el alcoholismo. Gina, el personaje principal del primer relato llegó a Camilo Aldao, “chato y pequeño”, desde Italia, después de la Segunda Guerra Mundial. La narradora conjetura que esa enfermera que fumaba muchísimo y andaba con su motoneta Siam estaba secretamente enamorada de su padre. “Aunque nunca supe que tuviera amores con mujeres (en el pueblo y en aquel tiempo, hubiera sido un escándalo) tenía apariencia masculina para las costumbres de la época, muy delgada, la piel curtida, la cara con arrugas profundas (…), sin curvas, sin pechos, vestida siempre con pantalones y pulóveres color gris pleno o negro o gris jaspeado, el pelo a lo varón, oscuro y después, gris, virando hacia el plateado, luego pronto ya con canas hasta volverse totalmente blanco”. ¿Qué pasa con aquellas criaturas que no encajan en el tiempo y el lugar en el que viven?
El no encajar o amoldarse a las expectativas de los otros, la incomodidad con el origen o la pregunta filosa de dónde se viene y hacia dónde se va, los recuerdos que permanecen como un tatuaje en la piel, los encuentros y desencuentros en medio del terror de la dictadura cívico militar, son algunos de los aspectos que atraviesan los ocho cuentos de No a mucha gente le gusta esta tranquilidad, título que tomó prestado de una frase del narrador irlandés John McGahern. El viejo de la “Lección de piano”, que nació en un pueblo de Polonia y tocaba el piano, a partir de la visita de un joven que se encargará de arreglarle la banda ancha, recordará a quien fue su gran amor. “Alguien le había dicho al viejo que el recuerdo es como un perro que se acuesta donde quiere, tal vez por eso regresaban a su memoria palabras y gestos vivos de su mujer, también asuntos de familia, dos hermanos del padre exterminados, dos entre seis millones; llevaba consigo a esos desconocidos y llevaba entera, completa, la vida de ella”.

domingo, diciembre 10, 2017

Alicia Moreau de Justo (1885-1986), feminista socialista

 fue una médica y política argentina, figura destacada del feminismo y del socialismo. Se involucró en los reclamos por mayores derechos para las mujeres fundando el Centro Socialista Feminista y la Unión Gremial Femenina. La ciudad de Buenos Aires la homenajeó dando su nombre a una de las avenidas más importantes de Puerto Madero y otorgándole el título de Ciudadana ilustre de la Ciudad de Buenos Aires en 1985. Hoy en día el premio que lleva su nombre para la Mujer del Año se ha transformado en uno de los más prestigiosos del país.

"El mismo hombre que te hace puta, en otro barrio es un marido y un padre"


Sonia Sánchez

"El mismo hombre que te hace puta, en otro barrio es un marido y un padre"







Sonia Sánchez (1964, Villa Ángela, provincia de Chaco, Argentina) sabe muy bien de qué habla cuando habla de prostitución.
Durante seis largos años, desde que tenía 16 y hasta que cumplió los 22, sufrió explotación sexual.
Su viaje a los infiernos comenzó cuando, en busca de una vida mejor, se trasladó a Buenos Aires desde su localidad natal de Villa Ángeles, en el norte de Argentina, para trabajar como empleada doméstica.
Pero perdió su empleo, acabó en la calle y cayó en las garras de la prostitución.
Logró, con mucho esfuerzo, salir de aquella pesadilla. Desde entonces, ha consagrado su vida a denunciar públicamente los horrores que conlleva la explotación sexual y a formar como educadora a numerosos jóvenes, para tratar de evitar que haya chicas que acaben prostituidas y chicos que terminen convirtiéndose en "prostituidores".
Ha escrito tres libros sobre el tema, incluido uno que lleva por título "Ninguna mujer nace para puta". Y ahora está terminando el cuarto: "La deconstrucción política, social y cultural de la puta".
Invitada por la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, Sonia Sánchez pasó recientemente por España, uno de los países europeos con mayor índice de prostitución. BBC Mundo habló con ella.

Los pilotos de los velos de la muerte-ARGENTINA

29 de noviembre de 2017
Mario Arrú y D'Agostino, condenados
Los pilotos de los vuelos de la muerte
En el fallo que se lee en el Tribunal, resultaron condenados Mario Daniel Arrú y Alejandro Domingo D’Agostino, los pilotos que llevaron a las monjas francesas y a los demás secuestrados en el operativo en la Iglesia de la Santa Cruz.
Los familiares muetran imágenes de las víctimas mientras se lee el fallo.
Los familiares muetran imágenes de las víctimas mientras se lee el fallo. 
Imagen: Twitter Espacio Memoria
Una de las características del gigantesco juicio conocido como Esma III, una megacusa que tuvo cinco años de audiencia, es el hecho de que se sentaron en el banquillo pilotos que participaron de los vuelos de la muerte. La siniestra forma de exterminio, cuya existencia confirmó Adolfo Scillingo en 1995, tuvo hoy condenas en las figuras de dos pilotos.
Se trata de Mario Daniel Arrú y Alejandro Domingo D’Agostino, que recibieron condenas a perpetua. Ambos, junto a Enrique José De Saint Georges, tripularon los aviones desde los que se arrojaban prisioneros de la Armada al Río de la Plata. Los tres eran oficiales de Prefectura y más tarde, Arrú y Saint Georges se incorporaron a Aerolíneas Argentinas. El juez Sergio Torres ordenó el arresto de los tres pilotos en mayo de 2011.Saint Georges murió en febrero, en las instancias finales del juicio. Los otros dos llegaron a escuchar hoy su sentencia por crímenes de lesa humanidad de hace cuatro décadas: los vuelos de la muerte reciben así su primera condena. El piloto fallecido fue el primero en hablar ante el tribunal, en 2013 y negó las imputaciones.
El Skyvan PA-51 fue el modelo de avión utilizado en los vuelos. La justicia probó que en un modelo así fue que se llevó a las monjas francesas Alice Domon y Leomie Duquet.  Fue en un Skyvan donde también se subió a las Madres de Plaza de Mayo secuestradas en el operativo de la iglesia de la Santa Cruz: Azucena Villaflor, Mary Ponce de Bianco y Esther Ballestrino de Careaga el 14 de diciembre de 1977.
Otro de los pilotos juzgados es Julio Poch, cuya sentencia aun no fue leída. Después de la dictadura se radicó en Holanda, donde comenzó a trabajar en la aerolínea KLM. Allí se vanaglorió de su actuación en los 70 y fue denunciado. La Justicia argentina pidió su arresto y lo detuvieron en Valencia en 2009. Desde la cárcel armó una Fundación que clama por su inocencia, y a través de la cual se presionó a testigos para que cambiaran su testimonio.

viernes, diciembre 08, 2017

CUBA: violencias OCULTAS contra las mujeres.


La violencia contra las mujeres se manifiesta de formas diversas y a menudo es un hecho oculto, naturalizado, invisible, que se enmarca en una estructura social patriarcal. En la mayoría de los casos, las mujeres se encuentran en una posición de subordinación con respecto al hombre, por lo que son más vulnerables ante la violencia. Esto explica que, en su cotidianidad, se presenten con frecuencia una serie de prácticas sutiles de violencia que a menudo no son identificadas como maltrato.
Todas están pautadas por el ejercicio del poder masculino y conforman una vía de autoafirmación de la identidad de los hombres a partir de la construcción de las masculinidades en una cultura machista. ¿Qué ocurre con estas maneras sutiles de maltrato cuando estas mujeres son muy jóvenes? ¿Cómo se manifiestan? La doctora en Ciencias Iyamira Hernández Pita, socióloga, profesora e investigadora auxiliar del Centro Integral de Salud del municipio de Boyeros, en La Habana, conversa con SEMlac a propósito del tema.
¿Qué entendemos por microviolencias y violencia sutil?
Las microviolencias son pequeños, casi imperceptibles controles y abusos de poder cuasi normalizados que los varones ejecutan permanentemente. Son formas de dominación suave, modos larvados y negados de dominación que producen efectos dañinos que no son evidentes al comienzo de una relación, pero se van haciendo visibles a largo plazo. Dada su invisibilidad, se ejercen, generalmente, con toda impunidad.
Buscan reafirmar la identidad masculina, asentada con fuerza en la creencia de superioridad con respecto al sexo femenino. Por ende, constituyen una forma de violencia que puede ser tan dañina para las mujeres como la propia agresión física.

¿Cómo se manifiestan estas formas de maltrato en las relaciones de pareja y noviazgo entre las personas más jóvenes? ¿Cuáles son sus consecuencias más evidentes?
Las microviolencias aparecen desde la etapa de noviazgo, entre los más jóvenes, como los primeros signos de alarma, donde el agresor va tanteando la personalidad de su víctima y comienza a ejercer control y poder desde el discurso sexista simbólico, a través de los silencios, la falta de intimidad propiciada por el varón, la desautorización, buscando la infravaloración de la mujer, la no participación del varón en lo doméstico, el aprovechamiento y abuso de las capacidades femeninas, la manipulación emocional, la intimidación, el control del dinero, el victimismo, el seudo apoyo o el hipercontrol. Este orden simbólico arbitrario se instaura sobre la diferencia sexual.
De esta manera se instituye la violencia simbólica. Esta forma de maltrato impone una coerción que se crea por medio del reconocimiento distorsionado que la parte dominada -las mujeres-, presta a la dominante -los hombres-, al no disponer, para pensarlo y pensarse a sí mismas, más que de instrumentos de conocimiento que tienen incorporada, naturalizada, la relación de dominación.
De tal forma, la violencia simbólica encuentra su eficacia y confirmación en el propio comportamiento de las mujeres mediante el “amor fatal”, que lleva a las víctimas a entregarse y abandonarse al destino al que socialmente están consagradas. En consecuencia, se instaura y la víctima queda atrapada en el ciclo de la violencia que se prolonga en este tipo de relación de pareja. Los daños pueden asociarse a conductas de depresión, miedo, autoagresiones, suicidio y muertes por violencia de género, en su máxima expresión.

¿Qué caminos seguir para la atención y prevención de estas formas de violencia? ¿Por dónde comenzar?
Considero que se ha logrado visibilizar el problema, no quizás como quisiéramos, pero aún debemos ganarle el tiempo a la prevención. Para ello, los medios de comunicación, en particular la televisión y la radio, serían espacios importantísimos para la comprensión, sensibilización y compromiso con el tema.
Debemos crear espacios para el debate, con presencia de expertos en el tema; ofrecer películas, testimonios, documentales, sesiones de derecho y violencia, donde se involucre a los proveedores y decisores de las instituciones educativas, de salud y control social, para que las personas se informen y se orienten en materia de derechos y conocimientos generales sobre estos asuntos. Soy del criterio de que lo vivencial moviliza la conducta y debemos aprovechar la ventaja que ofrecen los medios para ello.

REINO UNIDO: nueva estrategia bélica en el Cono Sur al descubierto.

jueves, diciembre 07, 2017

CUBA: la lesbofobia, una forma de violencia


Los estereotipos son prisiones
para la plenitud humana

Por Sara Más / Foto: SEMlac

A la condición biológica y cultural que se erige sobre el sexo femenino, las mujeres lesbianas agregan otra que les depara múltiples violencias y discriminación: no cumplen muchas veces con los roles y estereotipos que la sociedad y sus imaginarios les asignan. Rompen todos los moldes, transgreden las dinámicas prestablecidas, desdibujan el patriarcado, en ocasiones, con su sola presencia.
La lesbofobia, una forma de discriminación y violencia que viven estas mujeres por el solo hecho de amar a otra mujer, transcurre muchas veces en el silencio, cuando no en el más público rechazo. Los actos violentos que viven las jóvenes lesbianas son “muchísimos”, asegura Teresa de Jesús Fernández, coordinadora de la Red de Mujeres Lesbianas y Bisexuales del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).
¿Qué tipo de violencia viven las mujeres lesbianas jóvenes?
La primera es el rechazo social en general, porque la mujer lesbiana goza de mucho menos aceptación, incluso, que el hombre gay. Quizás porque en el imaginario social se representa al hombre gay agradable, sonriente, y a la mujer lesbiana como que muy concentrada, seria, y esas cosas hasta a lo mejor ni siquiera gustan. Ellas sufren, sobre todo, si son estereotípicamente muy masculinas, aunque sufren también si son muy femeninas, porque tampoco se corresponden con el imaginario de una mujer lesbiana; es como si nunca lograran ubicación. Pero, aparte de eso, sufren rechazo porque se supone que es una mujer que no se ocupa de su casa, que nunca tendrá familia. Se dan por presupuestas tantas cosas que no corresponden a la realidad de la mujer lesbiana, que ya por ahí el prejuicio va caminando solo.

Y cuando se trata de niñas, adolescentes y jóvenes, ¿qué actos violentos marcan sus vidas?
Muchísimos. En la familia marca el rechazo por ser una niña que está creciendo, por ejemplo, sin seguir todos los cánones que se supone debe seguir en la construcción de lo femenino; eso puede ser un problema en la familia. Muchas veces a madres y padres les molesta lo que ellos llaman una niña masculinizada, marimacho; el propio epíteto es una ofensa muy fuerte.
En las escuelas pasa lo mismo. Cuando son niñas que no se unen con las otras niñas para hablar de las mismas inquietudes: que si el novio, que si los zapatos, que si la sayita y los tacones, o el pelo… También se crea un rechazo porque les falta esa parte de conciencia más acorde a lo que se supone que las adolescentes hablan cuando están en grupos; no entran en esos secretos que entran las niñas a esa edad y eso las hace sufrir también Y como los varones no pueden verlas como un objeto de deseo, entonces las agreden. O peor: las persiguen por aquello de que, si es una mujer lesbiana, ellos son los muchachos que las van a corregir y eso también es una violencia muy fuerte.
En los imaginarios de las poblaciones, incluidas la población joven, hay criterios muy conservadores respecto a las mujeres lesbianas y trans. Claro, porque si se sigue pensando que el hombre es el proveedor, el que domina, el que tiene la última palabra, y la mujer está en función del hombre.
Pero la mujer lesbiana escapa todo eso. Ella no espera que el hombre tenga la última palabra, no está a su merced ni espera a que él la autorice… Y ya, ahí mismo cae, digamos, en la falta tremenda de no estar subordinada al hombre y por eso sufre también discriminación.
En algunos aspectos los jóvenes no están avanzando, no están siendo más abiertos ni más inclusivos; no están siendo más comprensivos con la naturaleza humana. Al contrario, se están encasillando en un rol específico: el del hombre y la mujer de un cierto tipo. Y eso es peligroso, porque además de ser un conservadurismo de la peor clase, daña a muchas personas que no quieren seguir unos roles que las aprisionan.

¿Cuál pudiese ser una propuesta que ayudara a cambiar esos imaginarios?
Lo primero es educar en que los seres humanos no tienen por qué estar enmarcados en roles específicos y entender que el género es una construcción artificial, cultural, que responde a una ideología de dominación y de poder, en la cual la mujer está por debajo del dominio patriarcal.

¿Y la mujer lesbiana?
Imagínate, es una rebelde, una disidente, por no acatar el poder del hombre. Entonces se ve como algo más peligroso. Suele ser muy incómoda. Lo primero que hay que enseñarles es que los seres humanos somos seres humanos y hay que empezar a desligar que los seres humanos tenemos que cumplir roles específicos que, al final, crean una cárcel alrededor de la expresión de ese ser humano que somos, en nuestra plenitud.

miércoles, diciembre 06, 2017

MUJERES EN JUJuY

No automatic alt text available.




Por la libertad de lxs presxs políticos, por un estado de derecho contra este estado de excepción, contra la manipulación de la justicia, contra las reformas laboral, previsional y fiscal el 8 y 9 de diciembre marcha y asamblea de mujeres en Jujuy

Muchachas trans: una red para andar

Una red para andar
Por Lirians Gordillo Piña / Foto: SEMlac

Yuris Enriques Delgado es una joven ingeniera informática graduada de la Universidad de Camagüey, en el oriente del país. Actualmente trabaja como programadora en la Dirección Provincial de Cultura. Su historia ejemplifica la importancia de las redes de apoyo para enfrentar la violencia y la discriminación.
“Quiero crecer cada día como profesional y como persona, aportar mi granito de arena para cambiar lo que debe ser cambiado. Tener mi propio espacio y vivir con mi pareja”, afirma Yuris.
¿Qué apoyos han sido fundamentales en tu vida?
Fui una persona afeminada toda mi vida y la sociedad se esfuerza en excluirte. Yo, que no sabía lo que era en aquel momento, me vi etiquetada desde que era un niño.
Desde el principio mi familia se dio cuenta de que me gustaban cosas diferentes, que caminaba diferente, jugaba de manera diferente. Y cuando digo diferente me estoy refiriendo a que me atraía lo que usualmente se le asigna al sexo femenino.
Entonces mi familia se preparó con tiempo, para cuando yo fuera mayor; me familia me apoyó bastante desde el inicio porque no me discriminaba ni sacaba a relucir el tema de mi identidad y orientación sexual, simplemente me dejaban que viviera mi vida y que fuera decidiendo.
Mis amistades fueron muy importantes, sobre todo, en la adolescencia, porque eran las personas con quienes yo compartía mis visiones, mis criterios y quienes dialogaban conmigo. Es muy bueno conversar con otras personas que te ayuden a ver otros puntos de vista, porque a veces estás tan concentrado en los problemas que no encuentras la solución.
Comencé a vestirme de mujer por una casualidad, para una fiesta de disfraces en tercer año de la carrera. Una amiga lo sugirió y lo hice. En la fiesta fui una sensación. Ahí comenzó el proceso. Otras amistades trans me ayudaron mucho y me instruyeron.
Yo les agradezco mucho a mi familia y a mis amistades. Gracias a ellos soy quien soy y he llegado hasta aquí.


¿Cuáles obstáculos tuviste que enfrentar en este camino?
Yo creo que los obstáculos se los pone una misma, pero hay que reconocer que otras personas te hacen difícil el camino. Quizá me demoré un poco en llegar a vestirme de mujer porque la sociedad no lo ve bien.
En las escuelas, el bullying (acoso) es evidente y las personas te rechazan. Pero en las universidades los reglamentos no restringen mucho. Al menos, desde mi experiencia.
Es muy importante educar al profesorado de todos los niveles de enseñanza. Pero en las universidades es fundamental porque de allí salen los futuros profesionales, dirigentes del país, padres y madres. Y si el profesorado no está sensibilizado, tampoco lo estarán las personas que luego, en el espacio laboral, a partir de su desconocimiento, van a generar rechazo y bullying en los centros de trabajo.

¿Qué recomendaciones darías a otras muchachas trans?
Yo les diría: ¡sé tú misma!, porque al final vas a vivir una vida ajena que no te pertenece. Y siempre van a existir dificultades, vistiéndote de hombre o de mujer. Hay otras personas que lo hacen, siguen adelante y tienen una vida. Hay que dar el primer paso porque, si no, no vas a saber si lo que viene es bueno o malo.
Una tiene que trazarse objetivos y reconocer los obstáculos para avanzar, porque una vez superados, la meta está más cerca. La educación es lo más básico, porque en este país necesitas estudiar. El nivel medio es lo mínimo que te exigen para trabajar. Si no estudiaste, ¿cómo vas a buscar un empleo?
En las escuelas es muy complejo, porque son muchos adolescentes y jóvenes reunidos en un mismo lugar, con personalidades y pensamientos muy diferentes. Pero no puedes enfrentar con violencia a alguien que te está violentando, porque generas más violencia y, probablemente, el más perjudicado seas tú mismo. Mi consejo es tener oídos sordos a ciertos comentarios, pues muchas veces la gente no piensa lo que está diciendo y haciendo. También hay que apoyarse en las amistades para la comunicación con otras personas a quienes no tiene que gustarle tu forma de vestir o de ser, pero sí tienen que respetarte.



Por Lirians Gordillo Piña / Foto: SEMlac

Yuris Enriques Delgado es una joven ingeniera informática graduada de la Universidad de Camagüey, en el oriente del país. Actualmente trabaja como programadora en la Dirección Provincial de Cultura. Su historia ejemplifica la importancia de las redes de apoyo para enfrentar la violencia y la discriminación.
“Quiero crecer cada día como profesional y como persona, aportar mi granito de arena para cambiar lo que debe ser cambiado. Tener mi propio espacio y vivir con mi pareja”, afirma Yuris.
¿Qué apoyos han sido fundamentales en tu vida?
Fui una persona afeminada toda mi vida y la sociedad se esfuerza en excluirte. Yo, que no sabía lo que era en aquel momento, me vi etiquetada desde que era un niño.
Desde el principio mi familia se dio cuenta de que me gustaban cosas diferentes, que caminaba diferente, jugaba de manera diferente. Y cuando digo diferente me estoy refiriendo a que me atraía lo que usualmente se le asigna al sexo femenino.
Entonces mi familia se preparó con tiempo, para cuando yo fuera mayor; me familia me apoyó bastante desde el inicio porque no me discriminaba ni sacaba a relucir el tema de mi identidad y orientación sexual, simplemente me dejaban que viviera mi vida y que fuera decidiendo.
Mis amistades fueron muy importantes, sobre todo, en la adolescencia, porque eran las personas con quienes yo compartía mis visiones, mis criterios y quienes dialogaban conmigo. Es muy bueno conversar con otras personas que te ayuden a ver otros puntos de vista, porque a veces estás tan concentrado en los problemas que no encuentras la solución.
Comencé a vestirme de mujer por una casualidad, para una fiesta de disfraces en tercer año de la carrera. Una amiga lo sugirió y lo hice. En la fiesta fui una sensación. Ahí comenzó el proceso. Otras amistades trans me ayudaron mucho y me instruyeron.
Yo les agradezco mucho a mi familia y a mis amistades. Gracias a ellos soy quien soy y he llegado hasta aquí.


¿Cuáles obstáculos tuviste que enfrentar en este camino?
Yo creo que los obstáculos se los pone una misma, pero hay que reconocer que otras personas te hacen difícil el camino. Quizá me demoré un poco en llegar a vestirme de mujer porque la sociedad no lo ve bien.
En las escuelas, el bullying (acoso) es evidente y las personas te rechazan. Pero en las universidades los reglamentos no restringen mucho. Al menos, desde mi experiencia.
Es muy importante educar al profesorado de todos los niveles de enseñanza. Pero en las universidades es fundamental porque de allí salen los futuros profesionales, dirigentes del país, padres y madres. Y si el profesorado no está sensibilizado, tampoco lo estarán las personas que luego, en el espacio laboral, a partir de su desconocimiento, van a generar rechazo y bullying en los centros de trabajo.

¿Qué recomendaciones darías a otras muchachas trans?
Yo les diría: ¡sé tú misma!, porque al final vas a vivir una vida ajena que no te pertenece. Y siempre van a existir dificultades, vistiéndote de hombre o de mujer. Hay otras personas que lo hacen, siguen adelante y tienen una vida. Hay que dar el primer paso porque, si no, no vas a saber si lo que viene es bueno o malo.
Una tiene que trazarse objetivos y reconocer los obstáculos para avanzar, porque una vez superados, la meta está más cerca. La educación es lo más básico, porque en este país necesitas estudiar. El nivel medio es lo mínimo que te exigen para trabajar. Si no estudiaste, ¿cómo vas a buscar un empleo?
En las escuelas es muy complejo, porque son muchos adolescentes y jóvenes reunidos en un mismo lugar, con personalidades y pensamientos muy diferentes. Pero no puedes enfrentar con violencia a alguien que te está violentando, porque generas más violencia y, probablemente, el más perjudicado seas tú mismo. Mi consejo es tener oídos sordos a ciertos comentarios, pues muchas veces la gente no piensa lo que está diciendo y haciendo. También hay que apoyarse en las amistades para la comunicación con otras personas a quienes no tiene que gustarle tu forma de vestir o de ser, pero sí tienen que respetarte.

ARGENTINA: caza de brujas y de niñxs

La hoguera de las machis
“Nuestra cultura es matriarcal ancestralmente. Por eso, el atropello desmesurado y sin control con fuerzas policiales hace que nos lastimen con golpes y balas en nuestra espiritualidad que es sagrada”, denuncia Cristina Marin, werken (mensajera) del Lof Lafkenche (Bariloche),  referente de la mesa Coordinadora Mapuche - Tehuelche, de Río Negro y parte de las mujeres lafkenches que participan, hace 27 años, en los Encuentros Nacionales de Mujeres por sus derechos ancestrales sobre la tierra y el derecho a parir según su cultura.
Rafael Nahuel tenía 22 años y fue baleado el 25 de noviembre, con una bala similar a la que utiliza el grupo Albatros, de Prefectura, que dependen del Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich. En el mismo operativo hubo otras dos personas heridas con balas de plomo. Una de ellas es Micaela Johana Colhuan, soldada voluntaria de la Escuela Militar de Montaña de Bariloche, desde abril del 2016. El Ejército informó que inició un sumario administrativo por las faltas sin causa desde el jueves y personal de la Escuela Militar la fue a buscar a su casa. Johana está herida pero sigue en la montaña.

La represión en el predio lindero al Lago Mascardi, en Bariloche, empezó el jueves 23 de noviembre contra mujeres, adolescentes, niños y niñas que fueron detenidas, incomunicadas y esposadas con cinta para atarles sus manos e, incluso, impedirles alzar a upa, calmar o abrazar a sus hijos e hijas. “En el desalojo del jueves las que más sufrieron la represión han sido las mujeres y los niños. Además como también nos paso a nosotras, en el pu lof que han prescintado a niñas menores de edad tiradas al suelo, en este caso, llevaron detenidas a cinco mujeres y cinco menores, incluso de cinco años, durante horas. Están en la cacería de nuestro pueblo porque no tienen respeto por la vida misma y eso quedó demostrado el sábado con el asesinato de Rafael”, subraya Soraya Maicoño, integrante de la Pu Lof en Resistencia, de Cushamen, un conjunto de comunidades que recuperó tierras que consideraban usurpadas por Luciano Benetton.

La comunicadora especializada en derechos humanos Susana Yappert e integrante de la corriente La Colectiva mira de frente al lago en la Patagonia y, también, a las mujeres mapuches a quienes muchxs en Bariloche solo les dan la espalda. Ella describe como observó la represión y el desprecio de las que fueron víctimas: “El jueves, a las cinco de la mañana, cuando empieza la represión en Lago Mascardi detienen a las mujeres y a los niños y niñas. Los despertaron, los sacaron y les prescintaron las manos a las madres, en medio de gases lacrimógenos. Los niños estaban aterrorizados y llorando y las madres no los podían agarrar porque estaban con las manos inmovilizadas. Durante cinco horas estuvieron en la vera de la ruta y luego las detuvieron y pasaron hasta la noche en un juzgado federal, en un lugar mínimo, sin poder comunicarse con nadie. En la represión del sábado estaban desesperadas ante rumores de muertos y heridos porque no podían acercarse al lugar por una restricción judicial. Las acompañamos a la Catedral porque estaban solas y, aunque sea, poder sostenerles a los nenes. Ellas querían increpar al Obispo porque querían saber quiénes eran los muertos y nadie les decía nada. Pero, en ese momento, hombres de la Iglesia intentaron pegarle a las mujeres y, ante mis ojos, le pegaron a un nene. Ahí empezó la furia”.

Después de los golpes, amenazas, detenciones y los rumores de un muerto sin noticias oficiales, un periodista de Clarín escribió en Twitter que las mujeres hacían sonidos de guerra para demonizarlas y justificar la represión. El ensañamiento mediático llevó a que TN pusiera una foto de Moira Milán para asociarla impunemente al terrorismo de ISIS en pos de justificar un asesinato por represión. La banalización y la comparación con ISIS es sorprendente y peligrosa. Y, por supuesto, falsa. Entre otros temas, no menores, el lugar de las mujeres es inexistente para ISIS (salvo para inmolarse) y es central en los reclamos mapuches.
Yappert  resalta una trama histórica que quemó a las brujas y que extirpo a las referentes originarias a cambio de espejitos de colores que hoy trasmiten en cadena nacional: “La machi (persona elegida por un espíritu superior para asumir la función de médico del cuerpo y del alma) es central en este conflicto. El lago Mascardi es un lugar elegido por la comunidad por la emergencia de la machi después de ciento veinte años. Son las personas que vienen a reestablecer el equilibrio. En la conquista del desierto las machis se exterminaron con saña porque son personas con mucho poder en las comunidades”.

“Nos somos extranjeros. Somos un pueblo preexistente al Estado como muchos otros que habitan lo que hoy es Argentina y estamos recuperando territorio que nos corresponde. Muchas familias han sido despojados para que hoy sea Parque Nacional”, describe Soraya. Bariloche es “detrás de” en mapudungun (mapuche) y el lago Mascardi arco iris. Sin embargo, ahora, la mayoría de los medios de comunicación, reflejan un sólo color y no se cuenta qué pasa con las mapuches ni qué hay detrás del fusilamiento por la espalda de Rafael. “Quiero pedir justicia con lo que pasó con mi hijo. No puedo creer que todavía me lo hayan traído así. Pido que me acompañen para tener algo claro porque ni sé de qué manera me lo mataron. No voy a estar tranquila con lo que pasó, todavía no puedo creer que se nos fue de esta manera”, afirmó Graciela, la mamás de Rafael Nahuel, a las cámaras de A-24, en una cobertura casi sin cámaras, casi sin micrófonos, frente a una represión prepotente y un periodismo inmovilizado o monocorde, salvo excepciones.

El jueves 23 de noviembre Rafael estaba vivo y la fotógrafa Eugenia Neme, integrante del colectivo Al Margen, le tomó una foto tocando la trutruca  y con un niño a upa, en las inmediaciones de la Policía Federal de Bariloche, después de la represión y detención de cinco mujeres con sus hijos de la comunidad Lafken Winkul Mapu ante la orden de desalojo.  Rafael Nahuel es una víctima de la represión a la protesta social y emblemático de un fenómeno de los barrios más pobres de Bariloche y otras zonas del país: el origen que antes parecía licuado por un color tierra neutro ahora es resignificado con orgullo, historia y futuro: Laura Ferman, militante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), de Bariloche, explica: “Muchos pibes jóvenes, como Rafael Nahuel, se empiezan a encontrar con un proceso de identidad”. Y, en esa identidad, las mujeres son un núcleo central de la pelea por la tierra. Ferman relata: “La lucha del pueblo mapuche, como otros espacios de resistencia, son fuertemente promovidas y lideradas por las mujeres. En las recuperaciones territoriales su aporte es enorme porque está vinculado con la lógica del cuidado, la crianza y la tierra. Es una lucha de las mujeres, los jóvenes y donde los niños tienen un rol distinto según su cosmovisión”.

Marin enmarca: “La situación con las mujeres es muy compleja porque ancestralmente vivieron en la zona, pero ahora tienen restricción para acercarse porque fueron amenazadas de que si se acercan al territorio las van a mandar a La Pampa o a Ezeiza. A nuestro pueblo lo amenazan, encarcelan, torturan y nadie habla de lo que hacen las empresas trasnacionales con la tierra para crear un enemigo interno y justificar tantas tropas internacionales que están militarizando la Patagonia”.